opinión

Brasil: cuando la trama no soporta el peso

El vecino país está en una encrucijada. ¿Contagiará a la Argentina?

Brasil: cuando la trama no soporta el peso

El vecino país ante la encrucijada de expandir su poderío global o profundizar un modelo de inclusión que revierta las necesidades estructurales de su pueblo fragmentado. ¿Contagio en Argentina?

Lic. Alberto C. Molina [1]

Señalar a la República Federativa del Brasil como una de las nuevas potencias emergentes mundiales  -junto con Rusia, India, China y Sudafrica- no es nada novedoso. Menos aún destacar su rol fundamental en el Cono Sur y en la formación de los bloques como MERCOSUR, UNASUR y CELAC.

Lo que si es una incógnita, es saber cómo ésta nación ira atravesando el proceso de posicionamiento global, en el marco de sus propios desafíos internos.

Las protestas llevadas a cabo éstas semanas  por el aumento del boleto en el transporte público no son nuevas. En Porto Alegre comenzaron ya en marzo de éste año, continuando en ciudades como Navidad, Salvador, Río, Goiânia, São Paulo, Noterói, Brasilia, Belén, Minas Gherais, Belo Horizonte, Maceio, Curitiba, Aracajú . El 17 de junio se construyó una manifestación simultánea en doce estados con más de doscientos cuarenta mil ciudadanos en las calles. Y  el 20 de junio más de un millón de ciudadanos avanzaron sobre las calles de casi 80 ciudades brasileñas.

Las movilizaciones ha sido mayoritariamente pacíficas y los excesos fueron estrictamente puntuales y localizados. Pero la respuesta de las fuerzas de seguridad fue de inucitada violencia en muchos Estados.

Ya el reclamo se ha complejizado, desentrañando una queja histórica  de los sectores críticos de Brasil: la segregación social aún culturalmente vigente, la corrupción gubernamental, los excesivos gastos estatales ante la Copa Mundial, la carencia de nuevos canales de representación política. Además se critica la Propuesta de enmienda constitucional 37 (PEC 37) que saca del Ministerio Público el derecho de acusar a personas por crímenes y realizar investigaciones, dando este poder a la fuerza policial civil y militar, lo que puede agravar mucho la corrupción y el control social.

Aunque con un sector gubernamental lento para responder a ésta situación, la presidenta Dilma Rousseff ha recogido el guante "La calle debe ser escuchada". Y ya se visualizan cambios en el gabinete federal y el llamado a una reforma constitucional.

Los sectores movilizados perciben que los mega eventos internacionales –Copa Confederación, Mundial de Fútbol, Olimpiadas- responden a la necesidad geopolítica de Itamaratí y a los intereses de la burguesía paulista. Pero están muy lejos de las necesidades cotidianas de los sectores populares. Éstos hasta hoy sólo visualizan mayores controles a la libertad de los ciudadanos, una económica con un leve sesgo inflacionario y una desaceleración en las políticas de inclusión social.

Los esfuerzo de las gestiones Lula y Rousseff para revertir los índices sociales negativos heredados son emblemáticos para la región y el mundo. Programas como Bolsa Familia, Brasil Cariñoso, Proyecto Alvorada, son ejemplo de ello.

Sin embargo aún las grandes diferencias no están desarraigadas. Hay un tejido social aún frágil que se ve resentido ante las acciones "sub imperiales" del establishment brasileño que deriva grandes partes del presupuesto publico en su juego estratégico global, sin aun remediar las situaciones sociales estructurales.

El intelectual Boaventura de Sousa Santos registra un notable aceleramiento de las pretensiones globales de Brasil en iniciativas como la conferencia de la ONU sobre medioambiente, Río+20 (2012), el campeonato mundial de fútbol en 2014, los Juegos Olímpicos en 2016, la lucha por un puesto permanente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, la nominación de José Graziano da Silva para director general de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en 2012, y la de Roberto Azevedo para director general de la Organización Mundial de Comercio, en 2013.

Pero no ha sido coherente dicho avance con la perdida de iniciativa en políticas de inclusión social, la política agresiva de explotación de los recursos naturales;  el impulso de la gran agroindustria, sobre todo para la producción de soja, agrocombustibles y ganado, que afecta a los puebos originarios y las  promesas de reforma agraria del Partido de los Trabajadores.

Cierto es que  el MPL (Movimiento Passe Livre) está constituido en su mayoría por jóvenes universitarios de sectores medios y medio-altos, pero ello no descarta que el reclamo involucra directamente a los sectores que aun quedan bajo la línea de pobreza.

Toda ésta situación real no exime considerar el fogoneo de los grandes grupos mediáticos concentrados brasileños. Cabe recordar que el Gobierno Federal avanza dede hace unos meses en una reforma y democratización de la comunicación de su país  –una de las mas concentradas del mundo-

¿Posibles efectos criollos?

¿Impactará ésta situación en nuestra política interna? Es demasiado prematuro para respondérselo. Aunque si observamos el caso de Chile con las manifestaciones por la ampliación del derecho a una educación gratuita, no habría porqué considerar un efecto contagio en nuestro país; con uno de los sistemas de educación pública y gratuita mas expandido del mundo.

Pero el caso de Brasil es más complejo. Nuestras relaciones comerciales y la interdependencia política en el contexto multipolar mundial, pueden hacer vislumbrar ciertos “efectos crillos”. Además podría ser aprovechado por ciertos actores locales para fogonear una critica al  modelo económico nacional, imbricado fuertemente con la alianza latinoamericana, contrapuesto a los países mas liberales del Arco del Pacifico Latinoamericano (EEUU, Chile, Colombia, Costa Rica).

Es importante estar atentos a estas crisis, aprender de ella, fortalecer las políticas de integración regional mas que nunca y evitar que  la violencia en el país hermano sea tomada por actores internos para propulsar su propio rédito político en Argentina.

Ante la próxima cumbre de MERCOSUR, a celebrarse el 12 de julio en Montevideo y donde Venezuela asumirá por primera vez la presidencia pro tempore del bloque, es necesario que nuestros gobiernos continúen privilegiando la reconstitución de la trama social de modo continuo, quitando el peso de las exigencias que el mercado capitalista global pretende imponernos. La integración a favor de las mayorías populares es el principal desafío  que los modelos políticos latinoamericanos no deben abandonar. -



[1] Docente de la Cátedra Virtual para la Integración Latinoamericana, UNCuyo. Autor del libro “Como una gran pecera”, EDIUNC, (2013). Miembro del Instituto de Integración Latinoamericana.

Opiniones (6)
22 de noviembre de 2017 | 18:23
7
ERROR
22 de noviembre de 2017 | 18:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Se les hace muy dificil traducir a la política estas reivindicaciones, pues son tan puntuales a veces y tan genéricos en otras ocasiones (aunque en ocasiones son ambas cosas) que no pueden prosperar mucho ya que la mayoría del pueblo no los entiende. Por caso, en Brasil, se quejan por la subida del precio de los pasajes y tienen quienes se prenden porque eso los afecta en el día a día, pero cuando se deja sin efecto ese aumento se quedan sin argumento para seguir reclamando, no obstante se ponen a protestar por el transporte en general. Pasan de lo puntual a lo genérico y ahí se quedan sin discurso ya que sólo reclaman y no proponen, lo cual es traducir a la política tu reclamo, porque sino es como ser un niño mimado que sólo reclama y no tiene ningún argumento válido para indicar cómo satisfacer ese reclamo. O sea, da lo mismo pedirle seguridad, justicia, basta de corrupción, mejora del transporte, de la educación y de las condiciones de vida a cualquier gobernante en cualquier país, ya que siempre hay quien necesite esto. El tema está en decir cómo lograrlo en cada caso en particular. No me quedo con la superficie del reclamo brasileño porque es el mismo del que hacen los sectores caceroleros argentinos, son mera espuma sin consistencia y no tienen aspectos serios de análisis políticos ni económicos. Son berrinches de adolescentes que no se pueden tener en cuenta. Cualquier que asuma al gobierno de Brasil o de Argentina va tener a estos reclamos como referencia ya que si pueden hacerlo durante gobiernos que ponen mucho dinero en subsidios populares, mucho más van a aparecer cuando las políticas económicas sean ortodoxas y se apliquen teorías liberales ya que SIEMPRE HAY UN SECTOR QUE PIERDE EN EL CAPITALISMO y eso todos lo saben, entonces SIEMPRE HABRÁ UN SECTOR QUE SE QUEJE. El tema está en saber dotar de contenido político a la queja y darle una vía de solución a los conflictos que sin duda surgen, sea cual sea el proyecto político o económico que se aplique. ¿O acaso creen los liberales y conservadores que nadie les saldrá a protestar cuando apliquen sus políticas? Tengan por seguro que hoy, en el contexto de interconexión social que tenemos, sólo tienen un par de meses para satisfacer necesidades o sino se quedan sin base de apoyo electoral y ahí van a tener 2 opciones: REPRIMEN ó SE VAN. Si reprimen, también se van a ir. Se creen muy vivos los conservas, caceroleros y liberales, pero no se han puesto a analizar que están alimentando un monstruo que les está indicando que ya no podrán gobernar más ¿o no se han dado cuenta? Si no se han enterado será cuestión de sentarse y verlos gobernar porque no creo que duren 2 años en el gobierno. Claro que siempre habrá un peronismo a quien hecharle la culpa, sobre todo cuando no se quiere hacer un análisis en serio del contexto social en el que plantean sus ideas.
    6
  2. No, es que CFK la pasa mejor reprimiendo a los qom. Y alla, reprimieron cuando rompieron negocios, que acá para tu disgusto no se rompió nada. De todas maneras, de inmediato sacó una ley para combatir o castigar la corrupción, en cambio la bipolar premia como jefe del ejército a un genocida mas.
    5
  3. Si, la verdad es que CFK tendría que haber hecho lo que DIlma, fijate como el gobierno de Brasil no vaciló en reprimir la manifestación. Evidentemente no hubiera estado mal llenarles un caceroleo de gases a ver si tienen algo en serio por lo que llorar.
    4
  4. Si lavispita, es todo un complot ideado por Obama y Magnetto. Ahora fijate la manera de contestar de la presidenta de Brasil. Se endurecieron todas las penas por corrupción. ¿eso es malo?. Es malo acá, porque tenés que mandar en cana a todo el gobierno.
    3
  5. Es importante resaltar la política yanky que se desenvuelve a través del libreto de las revoluciones de colores (que sintentizó Gene Sharp), que han logrado derrocar gobiernos en medio oriente, lo que ha permitido más que esos pueblos conquisten libertad y derechos, que el gobierno de Obama se apodere de recursos naturales estratégicos. Es evidente, que no iba a pasar mucho tiempo para que la insaciable bestia imperialista, volviera sus ojos a latinoamerica, que se encuentra en un proceso de renovación política continental generando condiciones de igualdad y oportunidad a sus pueblos como nunca antes, y que demuestra que ante la crisis económica mundial las recetas del FMI y de los grupos poderosos del mundo fracasan para los pueblos pero no para los bolsillos de los banqueros, y siguen sin resolver la crisis. No se da cuenta de la reactivación de la cuarta flota, cuyo comandante en jefe destacó la posibilidad de desplegarse en aguas marrones, es decir a través de los ríos de nuestra latinoamerica para llevar adelante las "acciones humanitarias" del imperio, que ya sabemos en que terminan. Tampoco se brindan datos relevantes como los de la reunión en Brasil, precisamente, de Yamil Santoro, Maximiliano Mai y Luciano Bugallo, cabeza de los cacerolos y desestabilizadores profesionales con miembros de fondos buitres que ofrecían su gentil ayuda al movimiento cacerolero local. http://www.infonews.com/2013/05/20/politica-76799-los-insolitos-argumentos-de-caceroleros-tras-su-reunion-con-fondos-buitre.php El mismo Bugallo desde su cuenta en twitter y su página El Cipayo (a confesión de parte, relevo de prueba) habla de una #primaveralatinoamericana, en obvia referencia a las revoluciones de colores antes citadas y con el exacto deseo de generar ese clima desestabilizador en el continente. Será necesario abundar más para descubrir que alguien que reivindica para sí, una identidad como la de Cipayo, no lo hace ingenuamente, será menester informarse para no ser fashion victim de las redes sociales y los deseos imperiales, siempre contrarios a los intereses de las grandes mayorías populares, por aquello de la casualidad permanente, tal vez.
    2
  6. Muy buena nota Alberto. Me permito 2 reflexiones, creo que las manifestaciones de Brasil le dejaron al pueblo argentino una enseñanza, si queres que tu presidenta te escuche realmente y haga cambios de fondo hay que prender fuego todo. Sino mientras vos estas protestando ella ve Game of Thrones en HBO. Y la segunda reflexion, es acerca del peor error cometido por el Mercosur, el cual fue la inclusión de Venezuela, error promovido por nuestro gobierno. El ingreso de Venezuela y las restricciones comerciales a las importaciones de Argentina marcaron el principio del fin del Mercosur, rematada por el exito de la Alianza del Pacífico que crece día a día y que es envidia de los que tenemos nuestras costas en el Atlántico.
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia