opinión

Matemos a todos los trapitos

Es increíble cómo los prejuicios y el desconocimiento generan imaginarios que discriminan.

- 5.800.

- ¿5.800? Es una bocha, culiao.

- Sí, culiao, pero está buenísimo. Además, juntamos mucha guita en los semáforos.

- ¿Cuánto juntaron?

- No sé, pero es un montón. Un día juntamos como 400 pesos.

- ¿400 pesos? ¡Qué culiao! Imaginate lo que ganan los guachis que están todo el día haciendo güevadas, culiao.

- Y sí, y encima les dan guita del Gobierno. Yo me voy a poner a chotear con pelotitas en la esquina, culiao, ganás más plata que trabajando.

(Diálogo escuchado en un micro a propósito del financiamiento del viaje de egresados de alumnos secundarios.)

 

  Personalmente, me molesta mucho cuando escucho expresiones despectivas y discriminatorias de cualquier tipo, porque la mayoría (si no todas) no son más que producto del desconocimiento y del prejuicio, de la clasificación por portación de cara.

Pero más me molesta cuando escucho frases similares a las que se usan como epígrafe de este texto, porque pareciera que ya no alcanza con marginar, con prejuzgar, con discriminar, sino que hay que darles a esos marginados, prejuzgados, discriminados una situación por la que también puedan pasar a ser perversos.

Detengámonos un segundo en esto que refleja el epígrafe y que no es la primera vez que escucho. Al contrario, es como una suerte de mito urbano: los que trabajan (sí, uso la palabra trabajan con pleno uso de razón) haciendo malabares en una esquina o limpiando parabrisas levantan a paladas la guita.

Me ha tocado escuchar hasta improbables cálculos al respecto. Cosas como “si pueden reunir hasta 150 pesos por día, entonces hacen unos 4.500 pesos al mes”. ¿En serio alguien puede creer en semejante cálculo?

Pero usemos esta improbable suma como ejemplo. Suponiendo que, en el mejor de los casos, uno de los pibes que trabajan en las esquinas juntan cuatro lucas y media al mes trabajando en una esquina, también habría que tener en cuenta: que, en todo caso, esa suma se logra trabajando los 30 días del mes, es decir, sin francos, sin feriados; que 4.500 pesos no representan un monto como para vivir cómodamente un mes, porque no se come con menos de siete pesos por día; que no se trata de un sueldo neto, sino del bruto, es decir, quien se dedica a ganar dinero en una esquina no hace aportes para obra social ni se le descuenta para la jubilación, así que no cuenta con protección médica y no contará con jubilación, y un último punto en esta enumeración absolutamente incompleta tiene que ver con que es muy probable que nadie nunca le haya enseñado a ahorrar y mucho menos a gastar a ese laburante de la esquina.

Después de esto, ¿alguien puede seguir pensando que es muy conveniente trabajar en una esquina haciendo malabares? ¡Por favor! Hay que ser verdaderamente perverso para sostener algo así.

Pero ahí está el prejuicio, sigue presente, y en esta semana hemos sido testigos de una avanzada contra los trapitos, que, según el imaginario que prima, son todos ladrones, todos vendedores de merca, todos delincuentes. Habría que matarlos a todos.

Paremos un segundo y hagamos una aclaración: no se sostiene desde aquí una visión romántica de la pobreza ni de quienes trabajan en las calles; no se puede negar que entre los trapitos hay quienes delinquen, pero quién puede decir que no los hay en todas las clases sociales, ¿o acaso es exclusividad de los trapitos relacionarse con el delito?

Seguramente hay entre los trapitos algunos que aprovechan su situación para cometer algún delito, ¿pero esto quiere decir que hay que sacar a los trapitos de la calle? No. Por favor. Lo que hay que hacer, en todo caso, es generar sistemas de prevención para que esto no suceda, porque esos mismos que en esta semana han estado reclamando que se saque a los trapitos de la calle son los que no piensan en que eso generaría que hubiera más de ellos que se inclinen hacia el delito, justamente, por no tener un trabajo.

La solución no pasa por restringir la posibilidad de trabajo.

Ni tampoco pasa por prejuzgar y meter a todos en la misma bolsa.

Opiniones (13)
13 de diciembre de 2017 | 18:45
14
ERROR
13 de diciembre de 2017 | 18:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Si la nota pide "igualdad y equidad en el trato" debería ser mas seria con los axiomas que propone: 1) Que una persona limpie parabrisas no genera ninguna garantía de que también robe ( o no lo haga ), son dos acciones que no se complementan. 2) Que están ejerciendo una tarea ilegal y en algunos casos cohercitiva ( calle arístides ) es algo que no resiste ningún análisis. Si vamos a convalidad lo ilegal ante la falta de recursos ya arrancamos muy mal. 3) Que no poseen soporte ni por parte del estado ni por parte de la educación es totalmente cierto, y que debe ser solucionado por quienes fueron votados para hacerlo ( o renuncien y dejen el espacio para otros mas aptos ) 4) Que como sociedad estamos acostumbrados al facilismo de "limpiar en la esquina" en vez del sacrificio de trabajar, estudiar y capacitarme es una verdad completa. 5) Cada uno es responsable de sus decisiones y actos, a la par de cada trapito con seguridad tuvo una persona que se sacrificó, y logró avanzar, el camino no es fácil, pero se puede. No veo porque como sociedad tenemos que absorber en gran parte las consecuencias de las decisiones individuales.
    13
  2. Imagino que si consideras trabajadores a los trapitos, en desmedro del que se gana el dinero honestamente trabajando, también considerarás trabajador al barra brava y al piquetero.-
    12
  3. Los trapitos ejercen una tarea ilegial, que ni trabajo es porque estar chupando cerveza en la vereda y salir caminando cuando un auto se va para pedirle plata no es un trabajo. Por supuesto que deberian haber posibilidades de trabajo, pero antes que eso se deberian capacitar en algo, es dificil contratar a alguien si no sabe otra cosa que tirar pelotitas al aire. Igual me parece que la defensa de esta tarea ilegal por parte del periodista me parece patetica.
    11
  4. coincido con Hubert, Tomasv, Riqui..., los otros dan asco. Es verdad que varios te coaccionan y al final, optas por ir taxi u omnibus para no tener que pensar en la destrucción o el robo de algo que que te costo conseguir (Arist Villanueva es un ejemplo de esto). Pero la respuesta no pasa por exterminar a nadie, sino por prevenir para que no se piense en esto como "la solución" a las maneras de obtener dinero informal, dentro de un país y sistema idem. Llamenle autoridades, gobierno, estado (somos todos). Desde lso '90 que alevosamente se ha fomentado el no hacer nada, y q
    10
  5. ES UN GRAN PROBLEMA SOCIAL EL QUE SE PLANTEA EN EL ARTÍCULO; LA SOLUCIÓN LA DEBERÍA TENER EL ESTADO MEDIANTE SUS REDES DE CONTENCIÓN. ESTOS CHICOS PUEDEN TENER PADRES Y ABUELOS QUE NUNCA TRABAJARON Y ESO PARA EL PAÍS ES PEOR QUE HABER TENIDO UNA GUERRA. LA ÚNICA SOLUCIÓN A LARGO PLAZO ES LA EDUCACIÓN Y CONTENCIÓN SOCIAL QUE PUEDA DAR UN ESTADO VERDADERAMENTE REPUBLICANO Y NO EL POPULISMO DE IZQUIERDA O DERECHA QUE NOS HA GOBERNADO DURANTE SETENTA AÑOS
    9
  6. No es un trabajo....para cuidar el auto está la policía que se financia con los impuestos que pagamos entre todos. Mi auto se cuida solo.....no se vá por ahí, ni pierde el stereo, ni rompe sus propios vidrios. Los trapitos de las esquinas, coaccionan a la gente. Si quiero limpiar mi parabrisas, voy a un lavadero o lo hago yo mismo. Esto no es mendigar tampoco. Es un diario atropello a los que vamos a un trabajo en serio conforme a las leyes que reglamentan su ejercicio. Basta de lacras y de gobiernos que las fomentan. Coincido con felipe: con balas sería muy caro....poniéndolos en fila, tal vez con una mataríamos a dos......"sintonía fina"....
    8
  7. Tienen razón, no se puede generalizar. Yo conozco casos en que el tipo que te cuida el auto es un laburante que lo hace para llevar comida a su casa. Que andan la mayoría fumando porro a las 10 de la mañana... y si, es verdad. Que varios de ellos sirven como proveedores de datos (horarios, frecuencias de salidas, etc.) para los ladrones que después roban... y si, también es cierto. Que la gran mayoría trabaja con base en la amenaza de daños en caso de no pagar lo que te piden... también es cierto. Pero no hay que generalizar. Yo de todas maneras, para que no haya margen de error, los mataría a todos... por las dudas digo.
    7
  8. Digamos que probablemente el escritor no le molesta regalar $30 cuando estaciona, en buena hora, a mi si!!! Por que me cuestan!!!!! Las circunstancias de la vida no dan pie a tener "laburos" ilegales, para eso el ministerio de trabajo debería preocuparse, por eso los elegimos y por eso pagamos impuestos.
    6
  9. ¿por qué no sacás la cuenta de cuánto gana un trapito cuidando autos una noche en las cercanías de la calle Arístides o en la zona de boliches? Ahí te cobran hasta 20 pesos por auto y es como dice en el comentario anterior, les pagamos para que no nos rompan el auto
    5
  10. Comparto totalmente la opinión de hubert: Hay que destacar la actitud de laburo de unos, de la vocación de cafishios de otros. Y destacar también la demagogia y el aprovechamiento que hacen del tema varios funcionarios, punteros y "periodistas", que los usan de forros:
    4
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho