opinión

A matar o morir: la Justicia va a la guerra

Claves del fallo de Servini de Cubría sobre la inconstitucionalidad de elecciones para la Magistratura.

Hay demasiados indicadores de que la jueza María Romilda Servini de Cubría no actúa por sí sola, sino que representa a una avanzada de todo el Poder Judicial que decide ponerla al frente del batallón de defensa de una independencia que creen vulnerada por el proyecto reformista oficial.

El fallo de medianoche determinó (aunque no es definitivo porque puede ser apelado):

- Declara inconstitucional la nueva composición del Consejo de la Magistratura, con 19 integrantes, que es lo que votó el Congreso.

- Declara inconstitucional la forma de elección por el voto directo de los ciudadanos.

- Anula el decreto de convocatoria de las elecciones en la categoría consejeros.

Las paradojas de la historia hacen que sea la magistrada que durante el menemato fue ridiculizada como la “Buruburubudía” por Tato Bores, tras prohibirle nombrarla en su show de humor político cuando tenía en sus manos el “Yomagate”, denunciado por el diario (por entonces opositor) Página/12. En aquel momento, Mariano Grondona, Susana Giménez y Magdalena Ruiz Guiñazú, entre otros, se pusieron en contra de la jueza. Hoy, están de su lado y es el diario porteño el que la ridiculiza, considerándola, este miércoles, como “Rápida para los mandatos”, en una columna de Mario Wainfeld.

Su bandera de guerra fue izada casi a la medianoche, obligando a más de un político a encender el celular para poder tuitear su festejo o crítica. Descolocó a los medios, al punto de que los programas televisivos del martes por la noche quedaron desactualizados y “rengos” a la hora de informar detalles de la determinación. Algunos diarios impresos hoy demuestran lo perimido que resulta el formato para este tipo de situaciones: ni mencionan lo que hoy compite junto con un caso policial porteño como “la” noticia.

Con el nuevo día moviendo ya las agujas del reloj, las llamadas cruzadas entre los dirigentes políticos nacionales fueron sólo motivadas por dos cuestiones:

1-      Confirmar la noticia.

2-      Confirmar que Servini había hablado con la Corte.

Y todo indica que así fue.

El Poder Ejecutivo quedó entrampado entre su solitaria defensa del proyecto de “democratización judicial”, criticado por derecha y por izquierda, por “avasallador de las libertades” y por “tímido e insuficiente”, respectivamente. Y también por el inicio formal, justamente hoy, de la carrera electoral rumbo a las Primarias Abiertas de agosto y las elecciones de término medio de octubre, ya que cierra hoy la conformación de alianzas.

El argumento judicial tiene un fuerte contenido doctrinario y la jueza lo sintetizó así:  “El hecho de que jueces figuren en las listas de partidos políticos les quita a esos jueces todo atisbo de independencia e imparcialidad en todos los casos en que esa entidad política o sus integrantes puedan tener intereses”.

Lo que le queda es un camino sinuoso con dos opciones: apelar o pedir el per saltum para que la Corte decida. Pero esto último podría ser una trampa definitivamente mortal para el proyecto, si es que, como se intuyó a lo largo de la madrugada en los corrillos políticos, es la Corte la que está detrás del fallo de Servini de Cubría.

Si hay algo definitivo, en todo caso, es que con el inicio de este miércoles todo un poder del Estado comenzó un contraataque que muchos de sus miembros considera, además, como “la madre de las batallas” de la democracia republicana.

Opiniones (0)
13 de diciembre de 2017 | 03:14
1
ERROR
13 de diciembre de 2017 | 03:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California