opinión

La economía de los zonzos

Discutir economía no es sólo exponer datos numéricos de resultados de un hecho puntual.

La economía de los zonzos

Zonzo: 1. adj. Soso, insulso, insípido. Apl. a pers., u. t. c. s. 2. adj. Tonto, simple, mentecato. Real Academia Española. (Diccionario de la Lengua Española).

La Sra. Presidenta solicito recientemente que de forma similar a la creación de un botón para situación de pánico, se creara un botón antizonzo, haciendo referencia a todos aquellos que adoptan una postura de rechazo a la gestión de gobierno en base a la realidad planteada desde el arco político opositor o simplemente con una mirada de interés individual.

La economía es una ciencia social y su parametrizacion, originalmente asociada a la búsqueda de un esquema de interpretación más abarcativo de hechos económicos complejo, derivó en el uso intensivo y el sobredimensionamiento de sus conclusiones, que produjo una desviación conceptual del objetivo primario del estudio de la economía.

Discutir economía no es solamente exponer datos numéricos como un listado de resultados de observaciones de la ocurrencia de un hecho puntual, los problemas de la sociedad no son un dado con seis resultados posibles, su complejidad nos pone a las puertas de opciones múltiples y con dispar impacto.

Hoy no se discute de política económica, se discute de resultados económicos, y evidentemente en ese debate participan quienes integran el selecto grupo cuyas decisiones tienen efecto en el contexto socio-económico. Los estados han resignado parte de su poder institucional en favor de los grandes players de las finanzas mundiales. La realidad de EEUU y la de los países de la Eurozona no es el resultado de una errática implementación de política económica, los negocios globales de las multinacionales han primado en todas las mesas de negociación.

El acceso a información en tiempo real trajo aparejado la modelización de nuevas opciones de inversión, y la utilización de terminología como swap, subprime, bullet bond (bono cero cupón) dio al ciudadano común la certeza de que las decisiones en economía eran cosa de erudición y que sólo esa distinguida asociación de hombres y mujeres conocía las herramientas para lograr una mejora de la situación económica.

Evidentemente, los hechos han demostrado que la economía real no se asemeja a los esquemas implementados desde ese núcleo de economía virtual y del que solamente se  han beneficiado las empresas con presencia global.

El consumidor promedio ha sido orientado al consumo de bienes tan disímiles como tecnología y plazas vacacionales; la diferenciación es el nudo de la estrategia. La pertenencia a un determinado grupo de consumidores trae aparejado un  sentimiento de “felicidad” inducida por acceder a un bien o un servicio. Es natural la búsqueda de un ámbito que proporcione esa sensación de integración grupal, el hombre debe reconocerse en el otro para compartir un grupo, independientemente de la situación que lo circunda.

La maximización del beneficio de parte de las empresas y la maximización de la utilidad de parte de los consumidores fue la premisa de los estrategas económicos. Esta conjunción de postulados se transformaría en una especie de círculo vicioso (mayor renta de la firmas es equivalente a mejor situación laboral y salarial, que deriva en mayor “felicidad” de los consumidores).  La situación actual deja en claro que alguna de las variables de esa ecuación está defeccionando y es necesaria la búsqueda de condiciones más realistas.

Keynes adjudicaba las fallas del mercado a las propensiones psicológicas (como el consumo) y a las irracionalidades (como la especulación en el mercado de valores); la injerencia de factores psicológicos y sociológicos estaba íntimamente ligada al comportamiento de grupo y el estatus social.

Actualmente, la información asimétrica es el primer eslabón de una cadena de acontecimientos que explican conductas económicas y permite discutir a la ciencia económica desde otra plataforma conceptual.

Seguramente, el pedido de la Sra. Presidenta está más integrado a la idea de que es de tontos pensar en la posibilidad de acceder al pedido de personajes con una clara identificación ideológica y que de forma simulada proponen medidas asociadas a viejas recetas.

Es innegable que Argentina, al estar fuera del esquema macroglobal, incurre en una falta grave para quienes consideran al mundo en su conjunto como un tablero de control desde el cual los objetivos de unos pocos prevalecen por sobre los de la sociedad en su conjunto.

Opiniones (1)
23 de noviembre de 2017 | 07:20
2
ERROR
23 de noviembre de 2017 | 07:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Otro que no entiende la hora en la que vivimos. ¿De qué lado estás hermano? Los tibios no son necesarios en esta etapa del país y el que no le gusta esto está fuera de zona, no sirve, no es funcional al progreso del país, pertenece a la franja de los "pecho frío-me voy en helicóptero".
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia