opinión

Una historia conocida (o de cómo llegaron al control de precios)

Un repaso de cómo durante diez años se fue preparando un papel para la juventud.

Una historia conocida (o de cómo llegaron al control de precios)

El clima era lúgubre. La crisis económica había golpeado muy duro al país y había un porcentaje  altísimo de desocupados. El caos de unos años antes generó las condiciones propicias para el surgimiento de un nuevo líder y su partido. Un orador potente y cautivador que atraía a un gran séquito desesperados por un cambio. Les prometió a los desencantados una mejor vida y una nueva y gloriosa patria. Apelaban especialmente a los desempleados, a los jóvenes y a las personas de la clase media baja.[i]

El ascenso al poder del partido fue rápido. En poco menos de una década pasaron de unos pocos votos a obtener una fuerte mayoría.

Ellos sabían que la propaganda política no sólo es un medio de ganar el poder, sino que también debía ser un medio para ampliar y mantenerse en el poder.

Por ello, desarrollaron la propaganda en varias direcciones a través de la totalidad de la sociedad y vida pública. Utilizaron no sólo a los medios de comunicación masivos, sino además libros, periódicos y afiches que los engrandecían como los salvadores y líderes de la patria. Adicionalmente, organizaron grandes actos públicos, manifestaciones y desfiles que glorificaban y fortalecían el relato. Difundieron políticas de bienestar, como las vacaciones, pensiones… todo sugiriendo una nación de habitantes liberados por un héroe seleccionado e inspirado por el destino, envueltos en una lucha a muerte por su supervivencia y la del modelo, contra las miserables oposiciones que, motivadas por la envidia y la malevolencia, sólo sabían destruir. En este camino surgieron dos relatos, dos ideas, dos modelos que de ninguna forma iban a convivir… Indefectiblemente, uno se comería al otro, uno borraría al otro, siempre en nombre del pueblo y de la Nación.

Además, extendieron la propaganda a eventos culturales y deportivos, sabiendo que son elementos inocuos, con una excelente disponibilidad para ser utilizados en la extinción de fuegos o en su generación, según convenga a quien convenga.[ii]

Se eligió a la juventud como una audiencia especial para sus mensajes de propaganda y se la incorporo al poder, siempre desde el poder. Estos mensajes resaltaban que eran un movimiento de jóvenes dinámico, fuerte, progresista y esperanzado.

Y fue así que, controlando todo el aspecto social, fueron por lo económico; o fue el comienzo de la historia…

Si había algo que tenían en claro, era que una de las principales características de la inflación es su "benéfico efecto" en el corto plazo. El papel moneda creado y utilizado para demandar producción adicional sirvió al principio para poner en marcha la economía. Es sólo más adelante cuando aparecen los perniciosos efectos en forma de aumentos de los precios.

Ellos tenían claro que, tras la experiencia de la hiperinflación de aquellos tiempos, con la gente especialmente sensibilizada a los incrementos de precios, estas prácticas inflacionistas podían significar una creciente impopularidad. Es por ello que decidieron establecer sucesivamente precios máximos sobre aquellos artículos que fueron viéndose afectados por la inflación.[iii]

Una vez que el Gobierno se embarca en controlar precios, el proceso de compulsión ya no se detiene, y apelaron a los jóvenes adoctrinados para realizar el control directo, y estos, como los adolescentes alemanes que juraban lealtad a Hitler y prometían servir a la Nación y a su líder como futuros soldados, no dudaron en cumplir lo solicitado.[iv]


[i] William Shirer: Auge y caída del Tercer Reich (Nueva York: Simon & Schuster, 1960), capítulos 3, 5-7, y Hitler de Alan Bullock: A Study in Tyranny, edición abreviada, (New York: HarperCollins, 1962) , capítulos 3-5. Una fuente menor de este ensayo, pero que sigue fielmente las cuentas mencionadas, es la historia Lugar: El ascenso de Adolf Hitler, de desconocido a dictador de Alemania.

[ii] Joseph Goebbels "principios de la propaganda. Joseph Goebbels: Discurso sobre la propaganda -1934 fuente Der Kongress zur Nürnberg 1934 (Munich: Zentralverlag der NSDAP., Frz. Eher Nachf., 1934), pp. 130-141.

[iii] Hitler, citado porción Hans-Joachim Braun, "La economía alemana en el siglo XX", Routledge, 1990, p. 78

[iv] Kollmeier Kathrin: el orden y la exclusión. La política disciplinaria de la Juventud Hitleriana. Göttingen 2007, ISBN 978-3-525-35158-1 , pp 199-200.

Opiniones (0)
20 de noviembre de 2017 | 22:55
1
ERROR
20 de noviembre de 2017 | 22:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia