opinión

La hora de las masas

La fragilidad estructural del sistema. Las “cualidades” del intendente de Tigre y los problemas para CFK y De Narváez.

La hora de las masas

Por Julio Villalonga (@villalongaj)*

La debilidad del sistema político argentino, su vulnerabilidad, queda en evidencia con el hecho de que el intendente de un partido del conurbano pueda convertirse casi en árbitro de la inminente disputa electoral, de cuyo resultado depende en buena medida hacia adónde derive el proceso político.

Quienes verdaderamente están cerca de Sergio Massa, por ejemplo, el concejal tigrense Julio Zamora, han estado enviando mensajes inequívocos de que el ex jefe de Gabinete se presentará como primer candidato a diputado nacional en el distrito bonaerense en una lista propia de un supuesto Frente Renovador Peronista. El Grupo Clarín, en tanto, desde todas sus tribunas ha advertido que Massa ya no puede volverse atrás, que no tiene margen, y que si desistiera de competir con el kirchnerismo, sepultaría su última -y única- oportunidad de llegar a la presidencia.

Pero el propio Massa duda de esta “verdad”. Desde su entorno han deslizado una alternativa que no le desagrada: que su esposa, Malena, lidere una lista de aquel Frente con el diputado nacional Felipe Solá como segundo. Las ventajas para Massa serían varias: en primer lugar, se trataría de “su” lista, sin ninguna duda, pero él podría seguir mostrando su gestión, el fuerte desde el que, más allá de la coyuntura política de enfrentamiento sin cuartel entre el Gobierno y Clarín y del inusual desierto de candidatos, permitió que se instalara como la nueva “esperanza blanca” del antikirchnerismo. Por otra parte, evitaría romper ya con el Gobierno nacional y hasta podría sostener la ficción de que él no encarna literalmente al antikirchnerismo sino al poskirchnerismo, una postura que permite que no renuncie al caudal electoral del oficialismo a la vez que va por el resto del peronismo e, incluso, por sectores medios no peronistas. ¿Es posible esta alquimia? El peronismo es una galera de la que se puede sacar casi cualquier cosa. Están los que dicen que esta opción es una manera de sacarse presión mientras atrasa todo lo posible una decisión, pero la alternativa de los massistas enfrenta menos riesgos que lo que le piden los que necesitan que “juegue” a fondo contra Cristina Kirchner y ahora, provengan de la política o de los grupos concentrados de medios.

La contra principal es que no existen antecedentes de que un intendente haya “saltado” a una candidatura presidencial, al menos no en la transición democrática. No es la única observación. Se abre el juego a una serie de preguntas sin respuesta clara: ¿Cómo reaccionarían los poderes que se alinean hoy detrás de su “salvadora” candidatura? ¿Serían capaces de tolerar una maniobra semejante? ¿Genera confianza Massa como para hacerlo?

Como candidato anti-K el alcalde de Tigre reúne varias “cualidades”. Se fue del Gobierno y, aún hoy, lo rozan muy pocas acusaciones de corrupción, a pesar de que quienes lo vieron actuar saben que no se caracterizó por su prolijidad. Mucho tuvo que ver su aterrizaje en el distrito del norte del conurbano, que lo alejó por un tiempo de las luces del centro y del foco de los grandes medios nacionales. Por otra parte, Tigre es absolutamente más manejable que la provincia de Buenos Aires, como bien sabe Daniel Scioli, que por estas horas luce preocupado por el ascenso de Massa. Cerca del gobernador hasta surgen quienes se preguntan si tienen algún destino político, si no habrá pasado para ellos el tren de la historia. Con sólo un par de centenar de cámaras y millonarios acuerdos publicitarios se creó la ilusión de que en Tigre no existe inseguridad o que es un distrito más seguro que el promedio de los partidos bonaerenses. Cierto es que la incapacidad del sciolismo para gestionar la Provincia quedó patente en el rubro seguridad, más aún que en otros departamentos, pero el decorado del Delta es eso, casi todo cartapesta.

Ahora bien, sea con una lista propia y abiertamente anti-K o con otra “camuflada”, lo cierto es que todo indica que las posibilidades de evitar una jugada en este comicio de mitad de mandato, para Massa, son escasas.

El impacto de esa decisión alteraría los planes del Ejecutivo nacional, pero también de Francisco de Narváez, que busca capitalizar el hastío de los sectores medios, sean peronistas o no, con el “modelo” económico. Si Massa va por ese andarivel, la única salvación para el empresario colombiano sería un acuerdo de último momento con él, pero sólo podría aspirar a un lugar expectante en la lista y a ser el candidato del “massismo” a la gobernación en 2015. Es difícil pero no imposible, porque, en ese caso, en el de su candidatura anti-K, el jefe comunal de Tigre no podría desechar ningún aporte. La variante “ligth” obligaría a De Narváez a forzar la disputa con Massa de parte de su base electoral con un resultado incierto, aunque quizás parecido al tan previsible de su alianza con Ricardo Alfonsín, en 2011. Otro fracaso lo dejaría casi fuera de combate, sin importar la voluntad –y el resto– para invertir en campañas que tenga.

Para el oficialismo se abre un abismo. Florencio Randazzo se abre paso como el candidato con mayor conocimiento en el principal distrito electoral del país. A la vez, el ministro de Transporte renunció hace poco a ejercer como titular de Interior, y quien verdaderamente maneja su cartera, sin fotos y más allá de la imagen instalada, es Alejandro Ramos, que dejó en su lugar al mismo funcionario que manejó los millonarios subsidios del área en la última década. Gatopardismo puro. En suma, Randazzo tiene pocas opciones: o conduce la lista bonaerense como paso previo a ser el candidato K a la gobernación en 2015 o se queda nominalmente al frente del ministerio pero apostando a convertirse en “Mister Tren”, el hombre que le cambió la cara (auque sea eso) al deteriorado sistema ferroviario argentino.

*Director de gacetamercantil.com

Opiniones (0)
20 de noviembre de 2017 | 08:59
1
ERROR
20 de noviembre de 2017 | 08:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia