opinión

Godoy Cruz, su mejor momento y sin magia

El Tomba ofreció su mejor cara futbolística y sin el Mago Ramírez.

Son las cosas del fútbol. Esas inexplicables, las que hacen que este deporte sea el más hermoso del mundo. Lo impredecible.

Godoy Cruz mostró su mejor versión el sábado en el Malvinas Argentinas, ante un rival de jerarquía, de los mejores del fútbol argentino, aunque golpeado por la eliminación en la Copa Libertadores de América a manos de Newell’s.

Impredecible, porque el Tomba expuso los mejores momentos del campeonato y sin su hombre más talentoso, desequilibrante por momentos: David Ramírez.

El Mago se encuentra lesionado, un pequeño desgarro que lo tendrá fuera de las canchas por un tiempo más.

Se necesitó de la mejor versión de José Luis Fernández, un más juicioso Alexis Castro y la templanza de  Gonzalo Castellani para suplantar esos momentos generosos de fútbol que el conjunto de Martín Palermo desplegó por efímeros instantes a lo largo del Torneo Final.

El medio campo fue, sin dudas, la carta ganadora, más un Federico Lértora que cada día se hace más patrón del círculo mayor (ahora jugando como único volante central).

Sin embargo, sigue existiendo una materia pendiente. La falta de gol de los delanteros, una constante por lo general en la mayoría de los equipos del fútbol vernáculo.  Entre Facundo Castillón y Mauro Óbolo sólo sacudieron las redes en ocho oportunidades en las 14 fechas disputadas. Esto refleja un coeficiente de 0,57 goles por partido de promedio por pareja. Parece escaso el número si se pretende luchar por un título. Por ahora esta escasez es suplantada por la eficacia plasmada por la línea media.

El objetivo trazado por el cuerpo técnico fue el de alcanzar los 30 puntos, y eso parece más que accesible, y más aún si el momento deportivo se mantiene.

Difícil es pensar en algo más. Si bien el Tomba se encuentra a pocas unidades de la cima, uno cree que esa diferencia, especialmente con Newell’s y Lanús, será difícil de alcanzar, cuando quedan 15 puntos en juego. La irregularidad del torneo siempre hace ilusionar, aunque el conjunto mendocino, lamentablemente, tampoco le escapa a esa inconstante.

Seguir sumando sin pensar en algo más, por ahora, puede sonar a poco, pero luego de junio será necesario para no penar en los últimos lugares del promedio del descenso. Al Tomba se le va la mejor campaña de los últimos años y no estará holgado. Es más, se verá enredado entre los coleros de esa tabla tortuosa. Para salir, este parece ser el camino correcto.

Opiniones (0)
22 de noviembre de 2017 | 05:21
1
ERROR
22 de noviembre de 2017 | 05:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia