opinión

¿Quién le tocó la corona a mi reina?

No hay crímenes perfectos, sólo investigaciones imperfectas.

¿Quién le tocó la corona a mi reina?

Un capítulo de la novela del momento estruja nuestras inteligencias, afina nuestros sentidos y provoca que nuestras neuronas se despojen de toda confianza por las instituciones, organizaciones y empresas que de uno u otro modo se han visto involucradas en lo que parece ser la simiente de un culebrón. Pero no todo está perdido.

Edward De Bono recurre a la técnica de los sombreros para pensar; así describe formas de enfocar las cuestiones desde lo objetivo (no es la primera vez que un hecho de esta magnitud sucede), desde lo negativo (siempre pasa lo mismo y nunca se descubre quién es el autor), desde lo emocional (son hechos gravísimos que afectan nuestros valores y la confianza en nuestras instituciones), desde lo creativo (hay que aplicar otras técnicas de patrullaje y vigilancia urbana para evitarlo), desde lo reglamentario (el Abogado Ríos hace legítimo ejercicio del secreto y su “cliente” es, por derecho constitucional, inocente hasta que se demuestre lo contrario) y desde lo optimista (confío en la Justicia, confío en nuestros investigadores, confío en la sagacidad de los científicos y el rigor metodológico de la ciencia).

Lamentablemente, De Bono no explica los caracteres del pensamiento para el investigador forense; así es que, en adelante, intentaremos un breve análisis.

¿Qué cosas no pudieron evitarse?

Los autores del intrigante robo no pudieron evitar tocarla ni dejar de sudar junto a ella, con certeza hasta respiraron frente a ella. Tampoco pudieron evitar que se deposite polvo ambiental sobre ella ni impedir que el polen de una planta cercana se pose entre sus engarces. Pudo pasar desapercibido que una fibra de sus prendas, de algún bolso o valija se encajara en el exquisito diseño de la joya. Hasta se puede pensar que no hayan previsto que fibras de la alfombra de algún vehículo pudieran incrustarse. No es descabellado imaginar que alguien del grupo –jugando a la reina- se la “probara” y hasta le transfiera un pelo, caspa o bacterias de su especial fauna microbiana. Y en este tren de razonamientos, por qué no imaginar que hasta consumieron estupefacientes a su lado, cuyas volátiles partículas se mantienen en algún pequeño intersticio.

Y aunque parezca fruto de una profusa imaginación, lo cierto es que hemos de partir de un principio fundamental: toda interacción humana deja su huella, por lo que, en teoría, no existen crímenes perfectos; serán insuficientes nuestros recursos (materiales o intelectuales), serán  imperfectas nuestras investigaciones... pero me abrazo a la convicción de que no existe el crimen perfecto. De creerlo así, no tendría ningún sentido reincidir en cada investigación.

¿Qué sucesos debieron generar indicios criminalísticos?

En terreno forense es posible que cada una de las circunstancias anteriores se materialice como un elemento físico de prueba, como una partícula de existencia material, algo que si bien tal vez no se pueda tocar, al menos se puede ver bajo el auxilio de una potente lupa.

Será muy fácil de interpretar para cualquier lector (no olvide colocarse el sombrero optimista, por favor) que no todo está perdido y que, en la medida en que se haya concretado el hallazgo de estos signos forenses, se incrementaron las probabilidades de forjar la gran red de asociaciones y determinaciones necesarias para conocer la oscura trama. Estos microdescubrimientos podrán reconstruir en el expediente judicial los sucesos que tuvieron lugar instantes antes, durante y después de que la simbólica joya fuera retirada de su sitial, transportada con el mayor disimulo, ocultada por algunas horas hasta que, después de pasar (vaya a saber por cuántas manos y sometida a los más variados ultrajes), llegar a dominio del abogado que gestiona en persona su legítima restitución al Estado.

Para cada uno de estos indicios, una especialidad criminalística tiene técnicas diseñadas, nuestras instituciones oficiales tienen equipos instalados y, como ciudadanos, depositamos fe en el saber científico de sus operadores.

De cada uno de estos signos se puede extraer certidumbre científica que, adecuadamente interpretada, permite, por vía de la inducción científica, responder los interrogantes esenciales a toda investigación. Estos harán posible, con una concienzuda asociación, reconstruir los sucesos que tanto nos afligen.

¿Cómo se resolverá este desgraciado suceso?

Por definición, estamos en presencia de un delito especial (suponemos que por eso tiene jurisdicción un Fiscal "especial"); lógicamente, requiere una investigación singular y un abordaje en extremo particular.

El secreto profesional impide al abogado Ríos despejar muchas dudas, y no hay nada de malo en ello, aunque nuestras pulsiones emotivas no encuentren descanso.

Pese a todo, nada impide que nuestros investigadores enfrenten a la corona (sí, a ella) y hagan que declare sus más oscuros secretos. No tengan dudas: sobre la corona no rige el secreto profesional ni creo que se deje llevar por el "síndrome de Estocolmo". Es un hecho paradigmático y quedará en nuestra memoria como el caso en el que la misma "víctima" (insisto, la corona) nos permita conocer cuántas oscuras maldades tuvo que soportar en esos aciagos momentos.

Lógicamente, se cuestionarán cómo hacerlo si la corona es muda. A no desesperar, la criminalística conoce el intrincado lenguaje de señas con el que se comunica. Y como se dice de los niños... los mudos indicios nunca mienten. Un oportuno y adecuado tratamiento nos permitirá conocer sus secretos, tan sólo hay que hacerlo a tiempo. Pero esto no termina allí, también hay que saber valorarlos para echar por tierra cualquier testimonio armado. Ese es el valor de la prueba pericial, ese es el aporte que puede brindar la criminalística.

Seguramente, todas las ideas anteriores estuvieron en mente de nuestros representantes, obviamente antes de que Enzo Vendemmia la examinara para certificar su autenticidad e integridad, mucho antes de que nuestras autoridades se inmortalizaran portándola y, naturalmente, antes de que felizmente llegara a las profesionales manos de su nuevo custodio. ¿Será por eso que la tomaron sin guantes?

Vuelvo a esta idea: no hay crímenes perfectos, sólo investigaciones imperfectas. Esperemos que esta no sea una de ellas.  

Opiniones (4)
21 de noviembre de 2017 | 19:02
5
ERROR
21 de noviembre de 2017 | 19:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Estimado Karma: lástima que no uses tu nombre y apellido para escribir, eso dibuja a las claras todo lo que tienes para esconder. Pero puedo EXPLICARTE con real convicción que en la Investigación (cualquiera fuera ella) es necesario el TRABAJO DE EQUIPO, del cual el Fiscal es quien dirige la investigación. Ser Abogado, Médico, o profesional en cualquier materia NO TE HACE AUTOSUFICIENTE, NI TODO PODEROSO, NI MUCHO MENOS MÁS INTELIGENTE QUE CUALQUIER OTRO PROFESIONAL; muy por el contrario te hace cada vez más responsable de tus actos, palabra y obra. Evidentemente te molestan las personas "inteligentes" tal y como tu las refieres, será porque ¿careces de ella? o porque tal vez porque ¿tu soberbia es tan grande que no te permite valorar a todos los que son diferentes a ti? Para pensar, reflexionar y tal vez plantearte un cambio de actitud y valorar a todos los profesionales por igual ¿no?.
    4
  2. Yo me pregunto? porque los que escriben aca no se hacen fiscales y listo, ya que son taaaaaaaaaaaaaaannnnnnnnn inteligentes. Primero hay que estudiar abogacìa, despues recibirse y rendir para fiscal y listo. Esta gente que escribe en los diarios resolverìan todos los casos de mendoza, no serìa necesario mas nada ¡¡ ¡¡
    3
  3. DEMÁS ESTÁ DECIR.... DEDICADA AL MEJOR MAESTRO EN CRIMINALISTICA QUE HE TENIDO!!!! https://www.facebook.com/jose.escuderogordillo?hc_location=stream
    2
  4. RIOS ES UNO MAS DEL ROBO, POR ESO SE AMPARA EN EL SECRETO PROFESIONAL, QUE DIGA SI SU CLIENTE NO VIO LAS OTRAS COSAS ROBADAS EN UNA DE ESAS SE OLVIDO DE ENTREGAR O A LO MEJOR LAS TIENE RIOS
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia