opinión

"La primera vez", no "la primer vez"

Un error común: el mal uso de los adjetivos numerales femeninos.

La primera vez, no la primer vez

Los discursos oficiales y los opositores suelen tener un denominador común: el desconocimiento de qué sucede con los adjetivos numerales femeninos ‘primera’ y ‘tercera’, cuando preceden a un sustantivo, también de género femenino.

Escuchábamos recientemente, en un discurso muy difundido, la reiteración de este error: *’la primer vez’, *‘la primer reforma’, *’la primer novedad’. ¿Por qué está mal la supresión de la vocal ‘a’, cuando en cambio se considera correcto decir ‘el primer caso’, ‘el primer artículo’ o ‘el primer hombre’?

Nuestra fuente permanente de consulta, el Panhispánico de dudas y nuestro Diccionario argentino de dudas idiomáticas, recogen la teoría morfológica, muy claramente: se apocopa la forma primer cuando precede a un sustantivo masculino singular, aunque entre ambos se interponga otra palabra: el primer ministro, mi primer gran amor. La apócope es opcional si primero aparece antepuesto y coordinado con otro adjetivo: Hoy di clase como siempre, como si fuera el primero y el último día de mi carrera profesional. Este fue el primer y único amor de su vida.

Pero no es correcta la apócope ante sustantivos femeninos, pues se considera hoy un arcaísmo que debe evitarse en el habla culta actual: *’la primer vez’, *’la primer reforma’, *’la primer novedad’. Debe decirse, entonces, ‘la primera vez’, ‘la primera reforma’, ‘la primera novedad’. Ocurrirá lo mismo con el numeral ‘tercera’: la tercera oportunidad, la tercera candidata, la tercera vuelta.

¿Puede un ordinal formar el grado superlativo? En el caso del adjetivo ‘primero’, cuando significa “principal, más importante”, sí puede formar, con valor enfático, el superlativo ‘primerísimo’: Habrá figuras de primerísimo nivel.

¿Qué sucede al tener que designar el primer día de cada mes? No son iguales las soluciones en América y en España: en América, se admite decir ‘primero’, para indicar esa fecha: Le depositan puntualmente sus haberes el primero de cada mes. En cambio, en España se prefiere el uso del cardinal ‘uno’: Viaja a su tierra el uno de febrero y, luego, el uno de junio.

Es usual también la utilización de ‘primero’ con el valor adverbial de “en primer lugar”: Primero me referiré a su personalidad, luego, a su obra. También, en correlación con ‘que’ sirve para dar idea de preferencia: Primero guardo silencio que delatar el nombre de un amigo.

Finalmente, en el lenguaje oral, es admitido el uso de ‘primero que nada’, con el valor de “antes de nada” o “antes que nada”: Debemos aclarar el malentendido, primero que nada.

* Nené Ramallo es la directora del Departamento de Letras, de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCuyo; es lingüista, especialista en dialectología.

Opiniones (1)
17 de diciembre de 2017 | 00:38
2
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 00:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ¿Tan mal estaremos, que llegue a ser necesario aclarar en un diario nociones de escuela primaria?
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho