opinión

Petróleo: vía libre para negociar

EMESA negociará, sin licitación, todas las áreas petroleras. Riesgos y oportunidades.

No tiene oficinas, sus directores no cobran sueldo y casi no tiene capital para iniciar sus actividades. Pero tiene una llave dorada; de oro negro para ser más precisos. EMESA, la flamante empresa de energía estatal, tendrá vía libre para negociar el petróleo del futuro de Mendoza.

El gobernador Francisco Pérez ayer dio las pautas para la gestión energética del futuro. No hubo detalles sobre algunas estrategias que se están llevando en silencio, pero sí brindó un fuerte respaldo a EMESA y las funciones que tendrá. En ese sentido blanqueó que al empresa será la encargada de negociar directamente con las petroleras privadas los permisos de exploración y explotación ¿Qué significa eso? Que no habrá más licitaciones públicas para concesionar las áreas y que la responsabilidad será directamente de Emesa y la habilidad que tenga su director, Alejandro Neme, para negociar.

La primera experiencia será con las áreas que se habían concursado en la tercera ronda de licitación. El Gobernador hizo caer esa licitación y ahora desmembrarán las áreas en zonas más chicas. Pero no se licitarán, sino que le transferirán directamente los derechos a EMESA. Obviamente la empresa estatal no tiene capital para explorar por sí sola y entonces negociará con las petroleras. Una de las opciones es realizar un concurso privado. En ese sentido hay un actor privilegiado, que es la estatal YPF. Claro que la petrolera conducida por Miguel Galuccio también tiene problemas para afrontar grandes inversiones y por eso por su cuenta también se está asociando con otras firmas extranjeras.

Pérez anunció que habrá rondas de negocios para ofrecer las nuevas áreas petroleras y así darle a “la Empresa de Energía de la Provincia la oportunidad de generar un espacio real dentro del ámbito petrolero provincial. Es decir que se podrán generar alianzas, inversiones directas y direccionamiento de las mismas sobre el desarrollo del petróleo y gas no convencional en los yacimientos de Vaca Muerta en Cuenca Neuquina y también en Cuenca Cuyana”, dijo Pérez ayer.

La estrategia de alianzas propuesta en los últimos años en torno a las áreas petroleras de Mendoza se han manejado como un gran negocio inmobiliario, donde los derechos se negociaron como escrituras de inmuebles. Tanto, que algunos de los adjudicatarios de las principales áreas nunca invirtieron en exploración, sino que negociaron sus permisos para que terceras empresas pusieran “los fierros” y los dólares. Los principales movimientos tuvieron a YPF como nueva socia y a las empresas del grupo Vila Manzano como las beneficiadas por las adjudicaciones y las negociaciones (hoy todas nucleadas en Andes Energía luego del traspaso de derechos y venta de acciones).

EMESA tendrá vía libre para negociar con una de las fuentes de recursos más importantes de la provincia. Internamente en el Gobierno confían en la experiencia empresaria de Neme, a quien le reconocen la virtud de saber generar negocios. “En Distrocuyo encontró la forma de ampliar la empresa aprovechando lo que tenía a mano. Sabe adecuarse”, aseguran en el Ejecutivo.

Para promocionar el nuevo formato de negociación explican que la idea es lograr un beneficio extra para el Estado más allá de las regalías, pues EMESA participaría de los ingresos que tengan los adjudicatarios de los permisos. Así, la licitación trunca indicaba que la empresa iba a tener una participación del 10 por ciento en cada proyecto.

Pero no se trata de ecuaciones matemáticas, sino de relaciones y también de políticas. Por eso cabe preguntarse cómo funcionarán en el nuevo esquema, por ejemplo, los controles ambientales; las auditorías de inversión; la transparencia, entre otras cosas.

Opiniones (0)
24 de noviembre de 2017 | 03:02
1
ERROR
24 de noviembre de 2017 | 03:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia