opinión

Lo dejo a tu criterio

Preguntas de Karina Olga: ¿Qué es el kirchnerismo? ¿Quiénes son Lázaro y Cristóbal? ¿Quiénes son mi marido y Elaskar? Y para los mendocinos: ¿Quién es Rodríguez?

Cosecha propia

Jorge Guinzburg: Dijiste que te gusta ser domada. ¿Es verdad?
Karina Jelinek:
 Así es. // Guinzburg: ¿Qué es ser domada? ¿Qué quiere decir? Jelinek: Lo dejo a tu criterio.

Aquella histórica entrevista del genial Guinzburg a la incalificable Karina Jelinek de la cual se recuerda la frase inspiradora "lo dejo a tu criterio" parece ser la síntesis de lo que produjo el programa de Jorge Lanata del domingo a la noche.

El conductor demostró que sigue siendo un gran productor de shows televisivos sobre la base de material periodístico. Periodismo para todos, el producto lanatesco para Canal 13 (dato no menor) produjo una gran conmoción en el ámbito político y dentro de la farándula al mostrar cómo se hacían las operaciones de lavado de dinero proveniente de los sobreprecios de las licitaciones públicas en Santa Cruz.

El devenir de los sucesos a esta altura de la semana me obligó a observar dos situaciones, el informe de Lanata y el atentado en la maratón de la ciudad norteamericana de Boston. En la apariencia ambos hechos no tienen punto de contacto, pero sí por las actitudes de esta época -evidenciadas por la televisión- donde el oportunismo, lo efímero y el acceso al dinero rápido con el menor esfuerzo (es decir menor contracción al trabajo honesto) es una práctica que gana terreno. Veamos.

El lanatazo 

Todo lo contado por el particular empresario y marido de Jelinek, Leonardo Fariña quedó registrado en el informe de Lanata. También allí quedó ratificado lo dicho por Fariña por otro ignoto financista Federico Elaskar. Ambos están enfrentados porque alguien se quedó con un vuelto de Lázaro Báez, el amigo y socio de negocios de Néstor Kirchner. En el camino, el informe se llevó puesto al marido de Iliana Calabró como uno de los nexos para sacar el dinero de las licitaciones de obras públicas a un paraíso fiscal como parece que lo es Panamá (el otro destino del dinero, según el informe era Belice).

El informe periodístico de Lanata puso en relieve cómo dos operadores de la maniobra de desvío de millones de dólares o euros se pelearon. También muestra cómo uno de ellos (Fariña) amagó con desnudar todo (o parte) de lo que sabía y hacía para Lázaro pero aún no se sabe por qué Fariña quería salir del closet de Baez; se supone que temía que lo mataran o estaba presionado por la situación del "faltante".

De todos modos Lanata con su equipo lo terminó "cazando" con una cámara oculta –más allá que ese registro no tenga validez judicial, sí lo tiene como documento periodístico-.  

Y por último el informe televisivo muestra cómo el otro joven en pugna (Elaskar) delata a su ex cliente que operaba para Báez. El motivo que impulsó a Elaskar lo dejó claro él mismo: emisarios de Báez lo presionaron, lo amenazaron de muerte sino transfería su empresa a nombre de otros testaferros de Báez.

Todo está claro hasta aquí, los actores de esta historia están identificados. El punto ahora es observar qué hará la justicia con todo esto. Especialmente con Báez que es el verdadero protagonista de este relato de los dos enfrentados empresarios juniors.

El kirchnerismo ha guardado un silencio respetuoso -la sorpresa ha sido mayúscula- esto ha jugado a favor de que el Estado reaccione para averiguar la ruta del dinero que muestra el informe.

Un detalle de las puntillosas descripciones de Elaskar me quedó grabado. El chico memorioso puntualizó que su financiera SGI tenía una sucursal en Mendoza. Pero consultando por acá nadie supo dar pistas de ese dato y la página web de la empresa "no funciona" advirtió un curioso abogado local.

Las explosiones de Boston

Otra arista que anoté es de la manera temeraria que Fariña, el pibe millonario y ostentoso comparó a los dos empresarios K más reconocidos. Habló de Cristóbal López el dueño del Grupo Indalo y el apuntado Báez tratando de dejar bien parado a su "jefe" en detrimento de López.

Horas después del impactante informe de Canal 13, ocurrió el salvaje ataque en la maratón de Boston, la carrera pedestre más antigua del planeta que aún se corre y por ende es una de las más exigentes. Apenas se conoció el hecho violento nos enteramos que un mendocino estaba corriendo esa prueba junto con su esposa. La sorpresa  fue que se trataba de Alejandro Rodríguez a quien se lo escuchó como testigo directo de la tragedia por C5N, el canal de noticias de Cristóbal López.

Rodríguez es el ex subsecretario de Hidrocarburos del gobierno de Julio Cobos. También fue funcionario nacional en la Secretaría de Hidrocarburos como responsable de Combustibles cuando Cobos se convirtió en vicepresidente de Cristina en su primer mandato. El runner y abogado fue la primera víctima de la pelea entre Cobos y la presidenta por la crisis del campo en 2008. Rodríguez salió eyectado del área que maneja Julio De Vido. Pero no se fue conforme, por su salida se peleó con Cobos y se pasó a las filas K como un converso del oficialismo.

Esa expresión de fidelidad K parece haberle redituado a Rodríguez porque aseguran que hoy es el síndico del Grupo Indalo y es el principal impulsor del programa Argentina Corre desde ese mismo grupo empresario.  

Se trata de un proyecto deportivo financiado por el mismo Cristóbal López. Es un programa de carreras pedestres urbanas que tiene como objetivo promover el running a nivel nacional. Rodríguez lo presentó en público por C5N en febrero de este año.   

Está claro que el kirchnerismo en su máxima expresión es una gran esponja que absorbe oportunismos más que convicciones. Son los costos del modelo que pagamos todos. Es la otra cara de la alardeada militancia K. En fin… lo dejo a vuestro criterio.

Opiniones (0)
20 de noviembre de 2017 | 09:04
1
ERROR
20 de noviembre de 2017 | 09:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia