opinión

La política argentina frente al siniestro: un desastre

Mientras unos estaban vacacionando otros se montaron en la impericia de la vacancia para demostrarse mejores.

La política argentina frente al siniestro: un desastre

 Los mendocinos y sanjuaninos conocemos lo que es una catástrofe. Podemos diferenciar entre catástrofe natural y catástrofe generada por el ser humano, para la primera nuestros terremotos mendocinos y sanjuaninos, el volcán en la Patagonia o las inundaciones recientes en Buenos Aires;  para la segunda tenemos lo que ocurrió en el Once, en Cromañón o la bomba en la AMIA.  Podemos igualarlas en, cuando esta ocurre,  lo primero a realizar es un retorno a lo elemental.

Si un médico se encuentra con un hombre que tiene un paro cardíaco, lo inmediato es tratar de revivirlo y no de hacer un diagnóstico diferencial para averiguar donde está el problema. Cualquier intelectual o profesional frente al acontecimiento catastrófico debe renunciar a sus saberes especializados para actuar desde el sentido común o el valor  intuitivo de supervivencia. U otra manera de expresarlo es que cuando ocurren catástrofes se hace imprescindible actuar desde  la necesidad y no desde la demanda cultural.

Los políticos no están exentos de esta regla. Producida la catástrofe lo imperioso es dar respuesta a la inmediatez y mucho después cuando, literal y metafóricamente, las aguas se han calmado realizar los análisis pertinentes que en el caso de ellos será “quién tiene la culpa”, ni siquiera “quién es responsable.”

La política argentina frente al siniestro demostró en su mayoría ser propiamente el desastre. Mientras unos estaban vacacionando otros se montaron en la impericia de la vacancia para demostrarse mejores. El periodismo, a la misma hora que se dedicaba a demostrar lo inútil de Macri y sus equipos de lujo, en La Plata ocurría un desastre similar, lugar gobernado por un gobernador del Frente para la Victoria. Mientras había un regodeo de 6 muertos en un lugar,  en el otro la suma llegaría a 51.

Que se pueden realizar obras para atemperar una catástrofe natural es cierto pero la catástrofe natural es impredecible. Los mendocinos sabemos de ello. Que el gobierno provincial debe pedir el auxilio de la nación es cierto, pero que la nación no debe esperar ningún llamado y participar de inmediato cuando hay una catástrofe que afecta a cualquier región del país también es cierto. Que el peronismo no le tiene miedo a la calle y da la cara es cierto, que el macrismo no sabe lo que es la calle también. Pero ninguna de estas diferencias y deficiencias justifican un accionar cínico frente a la desgracia.

La justicia indemniza con más dinero a los mutilados que a los fallecidos en accidentes porque considera el dolor del vivo. Del mismo modo, se trata de apiadarse por aquellos que murieron pero mucho más por aquellos que sin morir vieron muertas muchas de sus aspiraciones, logros y conquistas. Pregúntense los políticos si a algún afiliado del Pro en Nuñez le importa hoy si recibe ayuda del F.P.V o del propio PRO. Pregúntese el político si a algún evacuado de La Plata afiliado al F.P.V. le importa hoy recibir ayuda del Frente o del Pro.  El desahucio, la congoja, la pérdida, el dolor no son instrumentos políticos a la hora de la necesidad, es allí donde se pone en juego el valor de la argentinidad, de la solidaridad, del valor del prójimo.

Muchos militantes y no militantes asumieron este compromiso, pero desde el lugar dirigencial, con poquísimas excepciones, y guste o no Cristina entre ellas, inmediatamente comenzaron a elaborar discursos para salvarse a costa del otro o para observar pasivamente el derrumbe del enemigo, cuando el derrumbe era de nuestros compatriotas.

Mi opinión se dirige específicamente a los sectores que se dicen progresistas, a alguno de sus miembros, particularmente a los dirigentes o a aquellos que tienen aspiraciones a dirigentes. Lenin lo enseñó hace tiempo, un paso atrás dos adelante, a la hora de la catástrofe todos nos unimos como se pueda, la crítica y la reflexión llegará luego, cuando hasta el último de nuestros hermanos se haya recompuesto.   

Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 13:17
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 13:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia