opinión

El papa y los pulgones del todopoderoso

El desagrado es grande con eso de “no jodan más con el pasado de Bergoglio, porque de aquí en adelante es Francisco”.

El papa y los pulgones del todopoderoso

Comentario va, comentario viene, se le ocurrió cierta vez a mi padre (esas noches de verano en la finca, los cinco de la flia y algunos más, luego del buen vino y el jamón). Dejó la armónica al lado de la copa y dijo: “Si pensamos en la edad del universo, Cristo podría considerarse como un contemporáneo nuestro. Lo que no sé es cómo se las arreglaron antes sin usarlo a él”.

Pasados ya muchos años desde esta frase, que en ese momento nos pareció hilarante, la recordé leyendo y releyendo notas y artículos esquizoides. Viendo día a día fotos y más fotos, lágrimas, emociones y etcéteras, mientras trato de entender algo de todo esto que se ha producido por la asunción de un papa (o Papa, disculpas) que, si bien tiene trascendencia, por tal no es jubilosa ni de buen augurio, por lo menos si atentos a la historia estamos. La historia vieja y la que se viene, quiero decir.

Es claro que tantos se van a encargar de hacer hincapié (a los Incas también los destruyó en parte la Iglesia) en que el señor Bergoglio no ha estado involucrado en distintos horrores durante la Dictadura (el silencio también es horror, en todo caso, si más no vemos); que tratarán de ocultar las declaraciones de algunas personas que dan fe de su complicidad, que cerrarán la capacidad de análisis y ocultarán la duda, aunque más no sea, como antes se han cerrado y ocultado archivos. Porque, se dice vulgarmente: “Entre bomberos no nos vamos a pisar la manguera”, supongo. Como todos responden al mismo jefe, Dios o el Papa o el poder, por más oscuridades que haya, se hace ver que hay luz.

Leí, por ejemplo, esta declaración de José Pablo Feinmann: "Cristina marca una línea: este Papa tiene que ser nuestro, el que se gane este Papa va a ganar mucho, así que, muchachos, no jodan más con el pasado de Bergoglio, porque de aquí en adelante Bergoglio es Francisco y la derecha no nos lo puede sacar'", interpretó el filósofo que la Presidenta le dijo a sus funcionarios”. (Los Andes, 21 de marzo de 2013) ¿De qué derecha o izquierda hablaba el filósofo?...  ¡Ta’ bien,  ya sé, ya sé! Me van a decir que ese diario, como otros… Bué, pero pregunto: ¿creen que no lo dijo Feinmann? Yo sí. No soy nadie, está bien, pero sí lo creo.

Y lo creo por todo lo que he leído y he visto en todos los medios: lágrimas de emoción o conmoción de parte de  presidentes latinoamericanos. Triunfalismo comparable a un mundial de fútbol en los ciudadanos. Besos y abrazos en lugar de reclamos. Fiesta, en lugar de solidaridad con quienes sí se sienten afectados y preocupados por este nuevo cargo del señor Bergoglio y lo que tiene reservado de silencio.

Aunque Feinmann lo haya dicho hipotéticamente, eso de “no jodan más con el pasado de Bergoglio, porque de aquí en adelante Bergoglio es Francisco”, el desagrado es grande. Si el señor Bergoglio ya no es Bergoglio, ¿quién es? Ha decidido llamarse como el santo de Asís, es tradición eso, pero no deja de ser quien es, quien fue y quien será.

Por ejemplo, en el primer juicio a genocidas, en la provincia, en la ciudad de San Rafael, Mendoza, entre los imputados se hallaba José Martín Mússere. No llegó a ser condenado, pues falleció durante el proceso. Pero fue reconocido por testigos, fue acusado, fue.

Cuando murió, durante un juicio justo y con todas las prerrogativas de la ley, supimos que José Martín Mússere ya no era tal, sino que era “Hermano Guardián José”, y que de allí, en donde trabajaba, oraban por él: “El Servicio Sacerdotal Nocturno ruega por el alma de su Hermano Guardián José y por la paz de su familia” (En Avisos fúnebres).

Por lo visto, cambiarse el nombre lo dejó sin pasado, sin oscuridades, sin cuentas por saldar, sin verdades por develar, sin compromisos con la sociedad que él contribuyó a dañar tras golpear y hacer un silencio cómplice, cruel y deshumanizado.

Por otro lado, si una vez asumido el cargo por el señor Bergoglio, los genocidas que se hallaban en juicio en ese momento aparecieron ostentando la escarapela (o como se llame) papal, ¿no da que pensar? ¿No se nos pone la piel de pollo un poquito, aunque más no sea? ¿No percibimos que “algo huele mal en Dinamarca”?

Me cacho…

Una tardecita, mi padre volvía de revisar los montes frutales de la finca, bastante enojado por la invasión de pulgones en las hojas. Agarró una birome y descargó su bronca: “Día llegará en que el todopoderoso pedirá rendición de cuentas al pulgón que succiona la savia de la alfalfa de tu cerebro”.

También nos reímos mucho. Mucho más que hoy.

Opiniones (8)
14 de diciembre de 2017 | 16:40
9
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 16:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Pero qué caritativos los catoliquitos que opinan sobre la autora y no rebaten ningún párrafo!! Alvarez, y vos quién sos? Ah, ya sé, del Opus Dei seguro. No hay que ningunear a las personas.
    8
  2. la nota no tiene ni valor científico, ni mucho menos literario. Como la autora misma lo reconoce en el párrafo 4to., "no es nadie".
    7
  3. Sra escribiente: me parece perfecto indagar en el pasado de todos, no solo de Bergoglio. Por ejemplo ¿de Alicia Kirchner? ¿de la abogada exitosa? ¿de la circular 1050? y también de varios presentes como el de Hebe, Anibal, D`Elía, la misma abogada exitosa, Boudou, la misma Alicia, Verbitsky, Víctor Hugo Morales, y paremos, porque no va a salir publicado.
    6
  4. Sra. Ud ha tratado de vincular al Papa con los militares del proceso, mintiendo, inventando historias y difamando no lo logro Verbitsky, ni toda la muy bien paga orquesta de opinion K antes que CFK los hiciera quedar en off side, pero como no puede reprimir sus resentimientos y prejuicios contra la Iglesia Catolica, insinua sin acusar, ofende sin concretar hechos, difama sin ser clara, mantiene la ambiguedad que es indicio de cobardia. Sin embargo ha fracaso, sus torpes intenciones se notan a la legua. Su actitud es proterva y deleznable. Su padre no estaria orgullosa de Ud. por que seguramente seria un hombre de bien, nadie -ni por error- pensaria lo mismo de Ud.
    5
  5. Excelente, saludo las buenas conclusiones (¿ácidas?) que dejó tu padre. Incluiré/copio entre las mías, que, sin ser diferentes, no son tan bien sintetizadas.
    4
  6. ¿Y...? Escribir por escribir desde una perspectiva absolutamente individualista no le sirve a nadie. Absolutamente descartable.
    3
  7. No deja de ser una curiosidad que la misma gente que recomienda "mano dura" para el delito recomienda para los casos de delitos de lesa humanidad que "hay que olvidar y no revolver más en el pasado" y no dejan de condenar a los judíos por la crucificción de Cristo (castigo romano, dicho sea de paso) hace más de 2000 años...
    2
  8. La nota es muy mala como documento periodístico en sí. La argumentación carece de valor documental, al no tener ni un solo hecho probable que lo ligue al entonces Bergoglio con la dictadura. Al contrario si están documentados y hay testimonio vivo de muchos que "guardó" en el convento jesuita para que no se los llevaran a pasear y luego les consiguió la forma de salir del país. Con respecto al supuesto genocida de San Rafael debo comentarle que guardián en el servicio sacerdotal se le llama a los hombres que hacen de chofer de los sacerdotes durante la noche para visitar a los enfermos en peligro de muerte. Y digo "supuesto" porque no hubo condena, por lo que nunca lo sabremos con certeza. Pero veo Sra. que le molesta que el Francisco sea argentino, y yo le pregunto: Qué le teme a un hombre que no tiene más poder que el de su palabra?
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho