opinión

Inversión pública: con el freno de mano

La ejecución de recursos en obras están por debajo de lo presupuestado. Igual, hay quienes son optimistas.

En el Gobierno guardan con celo la información fina sobre los números provinciales. Los datos que pueden ser favorables en cuanto a la recaudación o ingresos, no los quieren difundir para no alentar a los gremios en medio de las paritarias. Más bien buscan que cunda la idea de crisis para bajar el nivel de expectativas en ese sentido. Pero los datos oficiales también son negativos en algunas áreas que en el fondo les gustaría mostrar otra cara, como es el caso de las obras públicas o la inversión en capital.

A pesar del optimismo que hay en el sector empresario y en el propio Estado respecto a lo que creen que pueden hacer este año, en los primeros meses del año la inversión en esos rubros ha sido aún más baja que el año pasado. Y el ritmo de ejecución del gasto es lento. El argumento clásico para justificar ese lento comienzo es que a principio de año las obras se licitan y adjudican, y los pagos se acentúan luego de la primera mitad del año. Pero en Mendoza hay otro factor fundamental: la falta de financiamiento. A pesar de las promesas, la provincia aún no recibe el dinero fresco del endeudamiento acordado (la Nación ya lo autorizó); recursos que en parte irían a financiar obras.

Subejecutado

El presupuesto provincial es una pauta establecida donde el Gobierno pone lo que quiere hacer. No es una estructura rígida, pero sí el plan maestro. Bueno, hasta ahora la ejecución de ese plan no va según lo previsto.

Según la última información disponible, en los dos primeros meses del año se ejecutaron 23,36 millones de pesos en “trabajos públicos”, de los 1.686 millones presupuestados. El ritmo de erogaciones está lejos del promedio ideal. Incluso se ha ejecutado menos dinero que en los dos primeros meses del año pasado, cuando se habían invertido en el mismo período 45,2 millones de pesos, es decir casi el doble.

La clave para que las obras avancen está en el financiamiento. En ese sentido, aseguran los optimistas del Gobierno que con la autorización de Casa Rosada para emitir deuda el panorama cambiará. También esperan que las ansias de los intendentes, los que más reclaman por las obras, se calmen con el plan nacional de obras al que adhirieron y que tiene previsto una inversión de unos 80 millones para este año, antes de las elecciones.

Los empresarios de la construcción estaban nerviosos a principio de año. Los atrasos en los pagos a los proveedores los afectó y aseguran que hubo atrasos en el reconocimiento de certificados de obras.
Sin embargo aseguran que el panorama comenzó a cambiar, al menos en teoría. Es que comenzaron a terminar los procesos de licitación de muchas obras y ya se firman los contratos. Coincidencia o no, justo la mayoría estarán en plena ejecución y algunas inauguradas sobre el límite previo a las elecciones de octubre.

En la mayoría de los casos son obras públicas pequeñas y medianas que, aseguran, puede absorber la mano de obra desocupada que hay hoy en el sector de la construcción, que ronda los 1500 obreros y que se acentúa con la caída de la construcción del proyecto minero Potasio Río Colorado. En la lista hay obras de cloacas, otras más visibles como centros comunitarios, asfalto y trabajos decorativos. La gran apuesta son las casas: a los planes que están en ejecución le esperan sumar otras 1000 casas iniciadas antes de octubre.

“Somos optimistas. Creemos que a mediados de año va a faltar mano de obra. Se va a absorber todo lo que va a dejar Vale y va a haber más demanda de trabajo. Están arrancando muchas obras que esperamos que se ejecuten bien y hay muchos barrios”, explicó un empresario de la construcción. En ese aumento del empleo en el sector, suman el impacto del plan de construcción de viviendas Procrear, financiado por la Nación y el banco Hipotecario.

Claro que habrá que esperar, pues según las planillas se han ejecutado apenas poco más del 1 por ciento de las obras.

Algo parecido pasa con el Fondo de Infraestructura Provincial. Según las planillas del Ministerio de Hacienda, en los dos primeros meses del año se ejecutaron 5,86 millones de pesos en total (de los 140 millones presupuestados), pero sólo 1,94 millones en obras públicas, de los más de 120 millones presupuestados.

Opiniones (0)
18 de diciembre de 2017 | 03:54
1
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 03:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho