opinión

Éramos pocos y llegó el dólar papa

Ahora crearon el Papa-Tour, dólares contantes y sonantes.

Éramos pocos y llegó el dólar papa

Así es, amiguitos: ya teníamos “Dólar oficial” (un verdadero fantasma), “Dólar Blue” (o paralelo, ilegal, negro, verdadero... llamalo como quieras), “Dólar ladrillo” (híbrido entre los dos anteriores usado para las pocas operaciones inmobiliarias que siguen su curso), “Dólar turista” (el que acuerdan los viajeros con las agencias de turismo y no es ni blanco ni negro, sino “gris”), Dólar “Contado con liqui” (o algo parecido, que es producto de una sofisticada manganeta consistente en comprar bonos argentinos de los que se comercializan en el exterior para luego revenderlos obteniendo dólares billete a precio oficial que se venderán en el mercado informal... creo que era así...), Dólar-Soja (el que le queda a los exportadores de granos luego de vender, cobrar y liquidar lo suyo) y otras   especies más cuyo nombre y finalidad no recuerdo pero que por ahí andan haciendo un alegre aporte a la confusión general. Dicen los que saben que ya son como una docena, andá a saber.

No nos engañemos: quienes peinamos alguna cana hemos visto situaciones muy parecidas más de cuatro veces. Siempre la cosa terminó mal, lo que no quiere decir que ahora el final vaya a ser idéntico. No es el mismo país, tenemos un gobierno que no se deja “arrear con un palito” (Anibal F. dixit) y que, por el contrario, está todo el tiempo provocando para pelearse con alguna “corpo”, la que venga, tenga motivos o no, y el nivel de reservas del Banco Central (aún bastante mermado) le permite correr a billetazos verdes a todo especulador que muestre las garras. Que la administración central vaya a hacer esto último o no son dos mangos (o dólares) aparte. Tiene con qué, pero se verá si lo decide o no, y qué motivos esgrime en cada caso. Apenas ha presionado a operadores amigos para que vendan dólares y le bajen el precio, además de escupir las órdenes verbales nunca desmentidas de Guillermo Moreno, quien no quiere que se transe un solo billete norteamericano más hasta después de Semana Santa, dando lugar a que se hable de “Dólar merluza” (en referencia al pescadito preferido por los argentos para comer en tal fecha, no a otra cosa, ojo...)

Pero esto no acaba aquí ni mucho menos: A partir de la consagración de nuestro ex Cardenal Primado de Argentina como Papa, varios despabilados porteños organizaron un verdadero “Papa-Tour” por distintos puntos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para mostrarles a los extranjeros que acuden en bandada dónde y cómo vivía el ahora Sumo Pontífice, Jorge Mario “Mirá-que-humilde-soy” Bergoglio, que incluye visitas a su sencilla casa natal y a la otra un poco menos sencilla donde vivió últimamente (ambas en el sencillo barrio de Flores), a las austeras oficinas donde atendía a su feligresía, a los modestos barrios que conocieron su tarea pastoral y, por supuesto, algún recorrido en el nada ostentoso pese a sus recientes cambios Subte línea A. Entre paréntesis: por fin he descubierto por qué en Mendoza hay mucho garca dando vuelta, como decía Pergolini en la tele: ¡Acá no tenemos subtes! Es que si le vas a hacer caso a los medios y su furibunda “papisación”, viajar en ese medio de transporte te vuelve automáticamente humilde, sensible, solidario y más humano que la hostia, valga la analogía. Debe ser por eso...

Pero volviendo a lo nuestro, les decía que algunos de esos que de tan rápidos  pueden ponerle supositorios a una liebre en las curvas organizaron recorridos guiados por lugares muy “papizados” de la Capital Federal, y como los usuarios naturales de tal servicio son extranjeros, el precio se pacta en dólar billete contante y sonante (o al menos en euros), y de ese modo los vivarachos se quedan con el anhelado verde que traen los turistas, sabedores estos de que con esa moneda acá son Gardel, Lepera y los guitarristas. Y todos contentos. Para analizar este fenómeno económico/religioso/cultural le encargamos a nuestro corresponsal allá donde atiende Dios (pero Bergoglio ya no) que se entrevistara con alguno de los piolas que inventaron tal piadoso curro para analizar cómo piensan emplear la “lechuga” norteamericana así obtenida y de paso ver si en una de esas se nos pega un poco de tanta viveza y salimos de perdedores de una buena vez. A continuación, un breve extracto de la charla sostenida con uno de ellos, que pidió mantener el anonimato porque no piensa pagar un mango de impuestos y no va a soltar los dólares aunque vengan degollando.

OPERADOR PAPATURÍSTICO: En efecto; nosotros organizamos el primer y auténtico “PapaTour” argentino, porque aunque ya hay otros, podrán imitarnos pero nunca superarnos. ¡Y así será, por voluntad divina y para mayor gloria de Dios! Amén.

CORRESPONSAL: Bueno, parece que usted está muy convencido de su misión...

OPERADOR PAPATURÍSTICO: ¡Por supuesto! Le mostramos al mundo cómo vivía nuestro Papa, que ahora es el Papa del mundo, porque de Flores salió el nuevo campeón. Debo decir que esto es un éxito espectacular. No damos abasto, ni Recoleta ni Monserrat ni Retiro, porque los gringos nos sacan los tickets de la mano y se matan por ver dónde vivió Su Santidad Francisco, a quien Dios guarde muchos años así podemos seguir currando con esto.

CORRESPONSAL: ¿No le parece que es un aprovechamiento espurio de una circunstancia que debería llamarnos a la cristiana reflexión y no a buscar el lucro materialista y sacrílego?

OPERADOR PAPATURÍSTICO: ¡¿Lo qué?! Mirá, loco... ante todos nosotros somos argentinos y porteños (además de católicos recientes), por lo cual estamos genéticamente predestinados a hacer lo que hacemos: sacar oro de la nada y transformar el agua en vino multiplicando panes y peces para que todos comamos y bebamos de él, por él y en él. ¡Aleluya! ¿Eso está mal?

CORRESPONSAL: Es que me batieron que están usando como guías para las visitas a estudiantes de la licenciatura en Turismo que les laburan en negro y por monedas, y apenas hacen una diferencia con las propinas de los turistas, que para colmo tienen que compartir al 50 por ciento con ustedes, los organizadores...

OPERADOR PAPATURÍSTICO: ¡Calumnias e infamias de los enemigos de la fe! En esta ciudad pecadora lo que abunda es la envidia y la difamación. Además, nosotros ofrecemos un servicio integral, que no se agota en un city-tour temático.

CORRESPONSAL: ¿Qué más hay?

OPERADOR PAPATURÍSTICO: A cada uno de los que contratan nuestra excursión le   obsequiamos una remera que dice “Yo viajé en el subte del Papa”, una estampita con la verdadera imagen de Bergo... perdón... de Su Santidad, y un relicario con efecto 3-D que reproduce el frente de la pizzería en la que el hoy Papa Francisco solía clavarse una de muzza con fainá. Y todo bendecido por el mismísimo Pontífice con certificado de autenticidad expedido por el famoso canillita que le vendía los diarios. Opcional por 100 verdes más: cambiarle el agua a las aceitunas en el baño de la Villa 31 en que lo hacia Bergoglio cuando se metía por ahí.

CORRESPONSAL: Suena a chantada. Pero vamos a lo más importante: ¿Qué van a hacer con los dólares frescos que reciben por esto?

OPERADOR PAPATURÍSTICO: Lo único posible: meterlos en un santísimo colchón y desensillar hasta que aclare, o bien venderlos en la próxima corrida histérica. Según nuestros cálculos, quedan dos más como esta antes de las elecciones de octubre, pero ya veremos.  Igual, vos me caíste simpático, pibe... si querés comprar, te lo dejo a 8,40...

En ese momento nuestro sufrido corresponsal le partió el labio inferior de una trompada al operador papaturístico y huyó despavorido porque se le venían cinco grandotes encima. Pero le alcanzó para obtener este invalorable testimonio (porque no vale un catzo), con el cual llenamos nuestra columna de esta semana. Hay más, pero por ahora que les alcance con esto. ¡Benditos sean ustedes, los que me leen y los que no también! Hasta el martes.

Opiniones (0)
10 de diciembre de 2017 | 23:28
1
ERROR
10 de diciembre de 2017 | 23:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California