opinión

Políticas de Estado sí, reelección no

Al no existir la reelección de la primera autoridad provincial, se fortalecen las políticas de Estado

Políticas de Estado sí, reelección no

Mendoza, en parte gracias a su Constitución, se distingue por su institucionalidad. La Carta Magna provincial moldea una forma de ejercer la política, obligando a planificar a largo plazo, a encarar políticas de estado.  Al no permitir la reelección de gobernador y vice, los que ocupan esos cargos sólo tiene cuatro años para dejar su impronta personal a políticas anteriores -que deben continuar- y a proyectar políticas que excedan ese tiempo. Esta particularidad, da estabilidad, continuidad y previsibilidad.
 
Al contrario de lo que algunos piensan, al no existir la reelección de la primera autoridad provincial, se fortalecen las políticas de Estado. Ese límite constitucional, además de aportar a la alternancia, colabora con la institucionalidad y modificarlo, como pretende el oficialismo, es un claro error.
 
Existen varios ejemplos de políticas de estado en Mendoza. Su tradición  exportadora, la visión de relación público-privado a través del Plan Estratégico Vitivinícola y la COVIAR, la defensa de los productos regionales con las barreras fitosanitarias, obras importantes como la construcción de la represa Potrerillos, para nombrar algunas de ellas.
 
Lamentablemente, no ha sucedido lo mismo con una obra de vital importancia para la región: Portezuelo del Viento. Resulta muy difícil de explicar por qué una obra que cuenta con el financiamiento y la factibilidad técnica, aún no se inicia y ya lleva seis años de retraso.
 
Dada la particular situación en la que se encuentra el sur provincial por el retiro de la Minera Vale del proyecto Potasio Río Colorado, bueno sería recordar la importancia de la construcción de Portezuelo del Viento para esa región.
 
·        Generación de empleo por mano de obra directa e indirecta en los seis años de plazo previsto para la ejecución de la obra.
·        Incremento de las áreas bajo riego en los departamentos de San Rafael, General Alvear y Malargüe, en 60 mil nuevas hectáreas.
·        Generación hidroeléctrica en la nueva Central de Portezuelo del Viento de 880GWh,  como fuente de energía renovable no contaminante.
·        Posibilidad de exportar remanente de energía a Chile a través del Paso Pehuenche.
·        Mayor generación hidroeléctrica para los Nihuiles por el aumento del caudal.
·        Mejora de la calidad de agua de riego en General Alvear y San Rafael.
·        Abastecimiento de agua para uso humano e industrial.
·        Incremento de la actividad turística.
·        Regulación de los caudales de los Ríos Grande y Colorado.
 
Portezuelo del Viento: Una política de Estado interrumpida. Si bien los antecedentes del proyecto de se remontan a principios del siglo XX, la primer década de este siglo fue fundamental para dar impulso a la obra.  Aunque de unos años a esta parte, ese impulso se paralizó.
 
En el año 1976, se adjudicó a nuestra provincia un caudal medio anual de 34 m3/s del Río Grande para derivar al Río Atuel, esto hace factible –y necesario- la construcción de Portezuelo del Viento.  Desde el año 1999 al 2007, se realizaron diferentes acciones en forma sostenida, para avanzar con la concreción de esta obra: presentación del proyecto a los departamentos del sur, autorización de las provincias ribereñas del río colorado, estudio para realizar el trasvase a nivel de prefactibilidad, elaboración de pliegos para el llamado a licitación del estudio de factibilidad, etc. 
 
Finalmente, en agosto del 2006, se suscribió un acta acuerdo entre la Nación y la Provincia, donde se establece que la Nación toma a su cargo el financiamiento de la obra (Presa, Central Hidroeléctrica y línea de transmisión de energía), quedando la ejecución a cargo de la provincia.
 
Lamentablemente, nunca se efectivizó el cumplimiento del convenio por parte de la Nación. Han paso casi seis años, la obra debería estar terminada.
 
El gobierno provincial, en lugar de pensar sólo en reelecciones nacionales y provinciales, inclusive buscando atajos ilegítimos como la convocatoria a constituyentes aprobada en el senado provincial; debería pensar en acciones de gobierno, más aún aquellas que benefician a generaciones futuras.
 
Por tal razón debería instrumentar los mecanismos para iniciar Portezuelo del Viento,  obra crucial para nuestra provincia, por el momento que atravesamos y por los beneficios que la misma conlleva.
 
Debemos darle continuidad a las políticas, no a las personas. Portezuelo del Viento sí. Políticas de estado sí. Reelección no.

Opiniones (3)
19 de enero de 2018 | 05:22
4
ERROR
19 de enero de 2018 | 05:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Grande ingeniero!!! Me parece perfecto este punto de vista, cosa que Abraham y otros justicialistas no entienden... solo piensan en su partido, no ven los intereses de Mendoza, ni que hablar de Paco, subdito leal de Cristina. Aqui las politicas de estado se basan en consentir a la presidenta, quien piensa distinto es traidor a la patria. Lo sigo apoyando ingeniero, al igual que muchos que piensan coherentemente. Sds.-
    3
  2. Cobos, tengo una duda? Te pagaron lo que te prometieron los ruralistas o hicieron lo mismo que hacen con el país, no pagar nada? Que raro que no te hayan propuesto alguna alianza no? O será que tomaron nota de tu actuación en la última que integraste?
    2
  3. Andate Kobos no le hagas más daño a la U. C. R.
    1
En Imágenes
El ciclón que congela a los Estados Unidos
4 de Enero de 2018
El ciclón que congela a los Estados Unidos