opinión

Sin cepo al dólar ¿habemus sal de potasio?

En el entramado de la minera Vale aún se negocia furiosamente. La pista de De Mendiguren a MDZ. Hay que rezar por Francisco (Pérez) para salir de la encrucijada.

Cosecha propia
"Desde nuestra provincia adherimos y aceptamos seguir en un canal de diálogo y negociación, vamos a avanzar con las medidas administrativas y legales que correspondan desde un punto de vista que nos interesa muchísimo que es el ambiental. Vamos a avanzar con distintas alternativas que estamos evaluando" (Paco Pérez el viernes 15 en el Ministerio de Trabajo de la Nación).

La semana que pasó dejó una estela de bendiciones papales para Argentina de parte del sorprendente Jorge Bergoglio, hoy el papa Francisco. Aunque los malestares económicos para Francisco (Pérez) siguieron y ni siquiera el papa los calmó. Por eso vimos otra vez a los trabajadores de la construcción manifestarse en las calles del centro mendocino por el freno ya indefinido del avance de la obra del megapolo minero de la minera Vale en Malargüe.

Simbólicos cascos de la construcción protestando en Casa de Gobierno.

La secuencia de las situaciones parecieron formar parte de un libreto ya escrito e irreversible. La cumbre de las presidentas Cristina Fernández y Dilma Rouseff, que estaba prevista el 7 de marzo y que se frustró a causa de que las mandatarias alteraron sus agendas por la muerte de Hugo Chávez, fue la antesala para la mala noticia que se precipitó como granizo en seco. Fue el lunes 11 con la presentación de las alternativas que el presidente de la minera en Brasil, Murilo Ferreira haría frente al Consejo de dirección de la empresa.

Aquella oferta insuficiente

De aquel encuentro interno empresario en Vale Brasil, salió la resolución de la suspensión por tiempo indefinido. Lo que significó que la oferta argentina con mejora de condiciones que se envió a Brasil el 27 de febrero no fue suficiente para los cálculos de los financistas de Vale.

Claro que para el gobierno argentino fue el mejor ofrecimiento que pudo haber hecho que incluía una baja en la exigencia de la responsabilidad empresaria. Por ejemplo: el país desistió de una línea férrea con un tren de pasajeros en Neuquén.

También hizo bajar las pretensiones de los superficiarios en los precios de los cánones por las lonjas de terreno por donde pasaría el tren minero.

Además en esa propuesta, adecuó un adelanto del reintegro del IVA antes de comenzar a producir el cloruro de potasio.

Cada una de estas instancias fue acompañada con una creciente tensión entre los funcionarios nacionales y los ejecutivos de Vale que han contado con el apoyo del ministro de Desarrollo e Industria de Brasil, Fernando Pimentel como delegado de Dilma en este asunto. En tanto del lado de Argentina las acciones las ha comandado el influyente ministro de Planificación, Julio De Vido.

Los hechos se decantaron luego del anuncio oficial de la paralización de la obra por parte de Vale. Fue como una caída de fichas de dominó.

1- A la confirmación de la suspensión, le sucedió la reacción del gobernador y del mismo De Vido quienes criticaron duramente la medida pero se cuidaron de no castigar a Brasil y a su gobierno aunque implícitamente se entendió que el palo también.

2- Luego sobrevinieron las notificaciones a las empresas contratistas de la "desmovilización" de los equipamientos que permanecían parados desde diciembre pasado. Ese movimiento de grandes dimensiones fue interpretado desde fuera –por los medios en especial- como un "desmantelamiento" de la obra, algo que molestó al mismo mandatario que se preocupó en aclarar que eso era imposible de realizar.

En realidad se trató de una discusión semántica. Las crónicas mostraban como salían los camiones cargados con implementos de gran porte y Paco se preocupaba por decir que Vale no se había ido.

3- Simultáneamente a este desplazamiento de maquinarias -el jueves 14- comenzaron a llegar los domicilios de los empleados de las empresas contratistas los telegramas de despidos que aceleró la acción del gobierno nacional con la conciliación obligatoria para asegurar los sueldos de los trabajadores por lo menos un mes más y así ganar tiempo para seguir buscando una salida al conflicto.

Las dos versiones de Paco

Con Vale entre ceja y ceja: ¿a quién mira Paco? completan De Vido y Tomada.
 

Llamó la atención del discurso caliente del gobernador desde Buenos Aires contra Vale donde de sus palabras se podía preanunciar la próxima caída de la concesión de la mina. Señaló Paco en distintos momentos que se estaban estudiando varias alternativas y más allá del espíritu conciliador que mantenía el Gobierno argentino, él estudiaba salidas al conflicto "con o sin Vale" y en esa consideración evaluaba el comportamiento de la empresa minera en distintos aspectos legales y en particular desde el punto de vista ambiental. Tópicos que debía analizar más allá del contrato de concesión que está protegido por el Código Minero.

Fue un discurso oficial avalado por la Nación con un sesgo muy parecido al preludio de la caída del contrato de la petrolera YPF y dejó fuera de pista a la española Repsol.

Escuchá el audio de la conferencia de prensa en el Ministerio de Trabajo donde hablaron Pérez, De Vido y Tomada.

Pero de pronto cuando el Paco regresó a Mendoza y se dirigió a Malargüe para constatar las tareas de retiro de las maquinarias de los contratistas en la obra, su mensaje giró hacia la conservación de los puestos de empleo (algo entendible) pero también se preocupó en expresar que Vale no se había ido y que la infraestructura ya instalada no se podía desmantelar ¿Por qué el mandatario hizo estas salvedades? Durante la semana se esbozaron dos teorías.

Por un lado, el gobierno intentará convencer a Vale a que revise su postura y acepte la oferta argentina más la inclusión de un tercer socio que financie el desfasaje financiero (unos 3 mil millones de dólares por encima de los 6 mil proyectados) acusado por la minera.

Por otro lado, si Vale no afloja su rígida posición entonces convencer a sus ejecutivos a que "vendan" el proyecto para encontrar un nuevo inversor. El gobernador insiste que todavía mantiene los contactos con el fondo árabe interesado en invertir en el proyecto Potasio Río Colorado.

El problema es que los brasileños no están dispuestos a renunciar al proyecto definitivamente y si consideran la entrada de un nuevo inversor ni piensan en ceder el control del emprendimiento.

Si el gobierno provincial decide hacer caer la concesión entonces comenzaría un proceso largo de litigio con la empresa que reclamaría ante la Corte local y el proyecto entraría en punto muerto definitivamente.

La mirada leguleya sobre los empleos y los subsidiarios

Abogados laboralistas miran con atención el proceso del conflicto minero y varios de ellos han coincidido que el mismo Código Minero avala la medida extrema de caída de contrato.

"En ningún caso de caducidad, el concesionario podrá reclamar indemnización alguna por las obras que hubiere ejecutado en la mina, pero tendrá derecho a retirar con intervención de la autoridad minera, los equipos, máquinas, herramientas y demás bienes destinados a la explotación y al tratamiento y beneficio de los productos, que pudieren separarse sin perjudicar a la mina, así como también el mineral ya extraído que se encontrare en depósito. No podrá usarse de este derecho si existieren acreedores hipotecarios o privilegiados", dice el artículo legal que Carolina Jacky, abogada laboralista, observa ante esta situación.

La letrada entiende que los trabajadores directos o indirectos del emprendimiento minero junto con las empresas subsidiarias deberían plantear medidas cautelares para preservar sus derechos y sus bienes respectivamente

La negociación silenciosa

Para espiar el futuro del novelón brasileño convulsionado hay que volver a los orígenes del problema planteado de manera velada por la empresa brasileña.

"Vale S.A.  informa que le comunicó hoy (por el lunes 11) al Gobierno de la República Argentina que está suspendiendo la construcción del proyecto Potasio Rio Colorado, teniendo en cuenta que, en el actual contexto macroeconómico, los fundamentos económicos del proyecto no están en línea con el compromiso de Vale con la disciplina en la inversión de su capital y con la creación de valor". Este fue el texto oficial de la minera hizo llegar a los medios ese día.

Los analistas y los periodistas especializados leyeron inmediatamente una razón "macro": la caída del precio internacional del mineral de hierro del cual Vale es el principal productor en el mundo. Las ganancias de Vale cayeron un 19 por ciento.

Además el rendimiento de sus minas también cayeron. Y en términos de política empresaria, el freno a la mina de cloruro de potasio en Malargüe es parte de una sucesión de otras medidas similares que Vale adoptó en 2012 con otros dos emprendimientos en Canadá y en el mismo Brasil respectivamente.

De Mendiguren y su visión optimista del caso

Pero hay una razón local no develada por la empresa de origen brasileño y que parece ser uno de los puntos que todavía se negocia con fiereza con el gobierno argentino pero entre bambalinas. Concretamente es el atraso cambiario, o mejor dicho una de las causas de ese efecto que es el cepo al dólar impuesto por el gobierno de Cristina Fernández.

Se sabe que Vale quería acceder a un dólar más competitivo por el desequilibrio que se produce en las cotizaciones entre los dólares que entran al país y el dólar oficial que se mantiene quieto mientras la inflación no para. Insisto, este es uno de los puntos en los que todavía se discute. Los que tienen acceso a estos círculos lo aseguran.

José Ignacio de Mendiguren dio pistas de lo que pasa entre Vale y Argentina.

Veamos. Para eso hay que prestar atención a los comentarios de Ignacio de Mendiguren el titular de la Unión Industrial Argentina que desde ese espacio ratificó a MDZ Online que "aún se está negociando, de una manera dura, pero se sigue negociando para que Vale se quede".

Ayer De Mendiguren explicó más a MDZ: "Tengo la certeza que se está negociando y que va haber arreglo. Ellos (Vale) me han mostrado el proyecto que es a 50 años. Nadie desiste de un proyecto así porque circunstancialmente el precio del potasio bajo. Es cierto que los costos, en términos de dólares le han aumentado en los últimos años. Pero reitero se está negociando".

Consultado el dirigente desarrollista sobre si el cepo al dólar entraba en esta discusión dijo escueto pero contundentemente: "Es uno de los puntos de la negociación".

De Mendiguren dio la pista firme sobre este escenario reservado y exclusivo sólo para algunos donde la definición la tiene la misma presidenta. Por lo que se desprende que, si a Vale se le libera el cepo cambiario, de manera excepcional, entonces podría volver a abrirse el camino de la reactivación del proyecto.

El antecedente de Bridas      

Algunos avispados mendocinos que también habían escuchado entrelíneas a De Mendiguren recordaron inmediatamente un acuerdo entre la YPF nacionalizada y la petrolera Bridas. Fue el 28 de diciembre pasado cuando se firmó el contrato para que la empresa de la familia Bulgheroni pudiera adquirir dólares sin ninguna restricción.

La agencia de noticias económicas Bloomberg dio a conocer aquel convenio confidencial con el que Bridas conseguirá los dólares que necesite accediendo al "Mercado Único y Libre de Cambios (BCRA)". Con esto, concluyeron los expertos, la petrolera podrá hacer frente al "pago de importaciones, deuda, repago de intereses y dividendos para satisfacción de Bridas" según informó Clarín el 10 de enero pasado.

Con esto, se puede inferir que se entiende por qué YPF ahora ha tomado el rol de consultora para el gobierno nacional en el conflicto con Vale. Durante esta semana MDZ informó que la petrolera argentina estaba aportando el conocimiento de sus técnicos financieros y jurídicos para diseñar algunas alternativas de salida "con o sin Vale" tal como dijeron De Vido y Paco con gestos adustos.

El interés de Miguel Galuccio el CEO de YPF en este asunto tiene que ver que hay todavía en espera un acuerdo de la petrolera con la minera de explotar un reservorio de gas no convencional en Neunquén, del cual se abastecería al centro minero que ha quedado a medio hacer en la lejanda localidad malargüina de Pata Mora.

Mientras Francisco, el papa argentino, sigue dando señales de austeridad en el Vaticano convulsionado por distintas calamidades terrenales, el otro Francisco (Pérez), espera en Mendoza el milagro minero. Recemos por los dos.     

Opiniones (2)
16 de diciembre de 2017 | 12:23
3
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 12:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. MIENTRAS AQUI EN MENDOZA SE PIERDEN 7000 EMPLEOS, NUESTRO GOBERNADOR SE VA A ENTRE RIOS A OCUPAR UN LUGAR EN LA TRIBUNA DE APLAUDIDORES Y CANTORES DE LA MARCHITA. EL 18 DE ABRIL PXMO, SALIMOS A LA CALLE PARA DECIRLE ?NO? A LA RE RE, Y AL GOBERNADOR ?PONETE LOS PANTALONES?
    2
  2. Muy buen análisis, Jorge. Se agradece la exposición clara de los puntos de conflicto, en medio de tanta "basura mediática" que más que ayudarte a entender, te la complican mucho. Esto del "periochotismo" en el que vos mostrás que no es necesario caer, ¿es casual o intencional? Es difícil pensar que haya tantos periodistas "mermos"...
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho