opinión

Emergencia por violencia de género

Un repaso de la situación a cuatro años de la sanción de la Ley de Prevención, Sanción y Erradicación de la Violencia hacia las Mujeres.

Emergencia por violencia de género

Las mujeres no hemos dejado nunca de luchar por nuestras condiciones. Hoy es una fecha donde todo eso que hacemos en silencio, desde la periferia, en nuestras vidas cotidianas, toma estado público, pero la nuestra es la revolución más larga de todas.

El 8 de marzo sirve para preguntarnos: ¿Qué derechos nos faltan conquistar? ¿Por qué nuestros cuerpos son objeto de violencia, de consumo, de explotación? Y la verdad es que la democracia aún tiene muchas deudas con nosotras.

Por empezar, en Mendoza no se respeta el último fallo de la Corte Suprema de Justicia respecto de los abortos no punibles, cuando una mujer solicita que se practique un aborto por alguna de las razones contempladas en el Código Penal, el caso se sigue judicializando, la Iglesia sigue interviniendo, las mujeres siguen muriendo sin poder ejercer la soberanía sobre sus cuerpos.

A 4 años de la sanción de la Ley 26.485 de prevención, sanción y erradicación de la violencia hacia las mujeres, nos encontramos con un nuevo informe del observatorio de femicidios Marisel Zambrano que da cuenta de que el año pasado 255 mujeres han sido asesinadas por hombres de su círculo íntimo. Además, 7 mujeres que tenían antecedentes de sufrir violencia de género de parte de sus ex parejas permanecen desaparecidas desde el año 2004. Las cifras de femicidios son cada vez más escalofriantes (en los últimos 5 años se registraron 1.236 asesinatos de mujeres cometidos por hombres de su círculo íntimo) y el Estado se presenta muy ineficaz en la prevención y sanción de estos delitos. Es urgente y necesario verdaderas políticas públicas que garanticen nuestros derechos, no son necesarios extensos discursos como los dados por la presidenta, quien nuevamente ha omitido hablar de las carencias en materia de género, y lo demuestra el presupuesto asignado al Consejo de las Mujeres: 0,00027 por ciento del presupuesto nacional.

En Mendoza, las medidas que se toman son de carácter de caridad (como rematar joyas para conseguir fondos) o de entrega de subsidios míseros para cada localidad para comprar computadoras.

A esto debemos sumarle el flagelo de la trata de personas. Existen organizaciones delictivas que se llevan a nuestras mujeres y niñas, poniendo en evidencia una vez más las falencias del Estado, débil frente a la mafia dedicada a la  explotación sexual.

Mientras no tengamos políticas públicas que se tomen en serio nuestras problemáticas, la seguridad de las mujeres quedará librada al azar.

Las mujeres queremos elegir con libertad cómo vivir nuestra sexualidad, nuestra maternidad sin ser criminalizadas por ello, tenemos derecho a una vida libre de violencia, tenemos derecho a ejercer real soberanía sobre nuestros cuerpos, y por eso el 8 de marzo nos encuentra, una vez  más, impulsando debates y acciones para que la sociedad avance hacia mejores condiciones de vida para la ciudadanía en general y las mujeres en particular.

Lic. Silvina Anfuso

Opiniones (1)
21 de noviembre de 2017 | 11:09
2
ERROR
21 de noviembre de 2017 | 11:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Conosco el trabajo que desarrollan Silvina Anfuso y el colectivo de mujeres MuMaLa, la verdad es que son un ejemplo de la lucha por los derechos de las mujeres!
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia