opinión

Súper quincho de Vendimia

Un regreso estruendoso al Multigrupo. “Estrellas” políticas en la Vendimia Solidaria. La dieta recuperadora de Fayad.Peronismo vendimial. Turismo “a la pobre”. Un discurso que sorprendió. Por qué nuestra Vendimia se ha ido poniendo de cabotaje.

El gordo lucía tranquilo porque sus amigos estaban pasando una Vendimia pacífica. (Un poco chata, lo único…) pensó para sí, mientras iba preparando el salmón a la sal. Al gordo le encantaba este plato. Le parecía mágico que el pescado tomase de la preparación sólo la sal que necesitaba para estar sabroso. (Al revés que varios de los que conozco…) pensó otra vez. Cada vez más seguido, su mente le traicionaba con pensamientos torvos. Trató de silenciar la conciencia mientras preparaba una pasta de sal gruesa, entrefina y fina con un poco de agua, para envolver el salmón del Atlántico al que no le había quitado la cabeza ni la cola. Simplemente lo había limpiado como hacían los mapuches en la cordillera, por la panza. El Ruso llegó apurado porque le habían encargado más bebidas a San Isidro, por las visitas de la Vendimia Solidaria del Daniel y el Freddy. –He andado como loco… encima con la llegada de Boudou…- pensó evocando al vicepresidente mientras cortaba el bonarda con un chorro de soda. El gordo le miró servirse y se le ocurrieron algunas asociaciones pero no dijo nada.

-¿Ah sí? ¿Va mucha gente a lo de los Muchachos además de Massa y buena parte de la política local?- preguntó Julián. -¿A la festichola? Sumalo a Daniel Scioli. El propio Daniel Eduardo lo confirmaba a cualquiera que se lo preguntase en las terrazas del Hyatt. El tipo es un presidenciable, no viene a la Vendimia oficial como sí lo hizo Urtubey y aparece a rendir homenajes con el Multigrupo. Otro que está “alineado…”- dijo el hombre de los negocios "non-sanctos" del grupete. En el cuadro que adorna la pared norte del quincho, Evita y el General se preparaban para el Acto Central. Bin Laden, compungido, le preparaba la bienvenida al Comandante con la ayuda de una milicia de querubines. Todo estaba en orden. Como en los clásicos de la Vendimia.

Julián espiaba por la ventanita del horno. Las llamas acariciaban el envoltorio de sal y pescado. El truco de la receta es que se retira del fuego cuando la capa que recubre el salmón ya está de color marrón oscuro. Para acompañar, había salteado verduras de bulbo y pimientos con almendras y pistachos en aceite de oliva. –Esto ya va a estar listo…- murmuró. El Omar, el radical-radical-radical que habla con todos menos con uno lo cazó al vuelo. –El que está “listo” es Ariel Roberts, el “comisario” político del Multi, el que retitula todo para cumplir el relato. Al Daniel se le ocurrió repatriar a un gerente histórico de esos que meten miedo.

-¿A quién?- preguntó el Chito, que venía bastante amoscado por una desventura que tuvo con amigos extranjeros y que contaría más tarde.

-No me van a creer… pero vuelve el “Milli”, el terror de los periodistas y los políticos… Luis María Casero, aquel sobrino de Elvira Calle de Antequeda que casi manda presa a su tía por los desaguisados financieros del centenario matutino, con tal de entregárselo a los muchachos del Multigrupo o a Raúl Juan Pedro Moneta. ¿No se acuerdan del “Milli”? Un tipo terrible que se peleaba por negocios con algún político y lo “borraba” del diario. Prohibía a la gente, hacía listas negras, metía negocios turbios en las páginas del diario… y a los periodistas que no cumplían con su mandato los torturaba hasta que se iban, o los sancionaban… Era un clima tremendo… Un tipo difícil el “Milli”. Hacía negocios con Ricardo Cavallo, el represor… ¿se acuerdan? Se fue de Los Andes en medio de un escándalo que incluyó hasta espionaje y recaló con los Vila. Allí reprodujo sus prácticas y después en alguno de esos cambios que se mandan los muchachos quedó primero en Rosario y después afuera. Pero ahora volvió. El Ariel Roberts anda barriendo las acequias con la cara de la bronca que tiene. Se lo han puesto arriba. Yo les anticipo que veremos escenas de espanto. Al “Milli” le encantan las operaciones y es experto en esto de vincular los medios periodísticos a los negocios. Es un tipo inescrupuloso. Habrá que ver si los años lo reblandecieron o lo empeoraron… pero les garantizo que en su época de oro casi choca Los Andes que entonces era una vaca lechera. Cuando La Nación y Clarín lo compraron en 1997, Elvira estaba por ir presa por cuestiones fiscales…

-Jejejejeeeee cambiaron un comisario político por un “comisario mayor” (RE)- bromeó el Ruso.

-Algo así. Pero si algunos de los periodistas del Multigrupo trataban de mantener algo de dignidad y libertad aunque sea simulando apariencias por las operaciones que les enchufaban, se acabó. El “Milli” hace negocios y política hasta con las sociales. Y los funcionarios de Paco que se agarren. Se van a comer unas apretadas de órdago…- dijo el gordo mientras terminaba de saltear las verduras a la espera del salmón. El “Nosotros” de Susana Balbo ya respiraba sobre la mesa.

-Hablando del “centenario” les cuento que aunque pertenece a “la corpo” están reconstruyendo relaciones…- dijo Ludovico, que había caído al quincho con una remera que decía “¿Y dónde está la Vendimia?”

-¿Ah sí? ¿En qué andan?- quiso saber el Ruso.

-Y… alguno de sus directivos ahora cafetea en el gobierno….- contó el ganso arqueológico del quincho. Sus amigos le preguntaron por la remera.

-Saben qué… está todo bien con la Vendimia. Pero ha ido perdiendo brillo. Los emprendedores más importantes de Mendoza, en el rubro que fuere, ni aparecieron por los eventos. Está bien que Cristina no pudo venir… pero mandó al tipo más desprestigiado de su gobierno. Hubiese mandado a los ministros solos y estaba bien. Eso no es lo único. En lo político fue pobretona la Vendimia… pero peor en lo empresario, en los negocios importantes, y en el pensamiento estratégico. Años atrás, la semana de la Vendimia era cuando nos juntábamos todos a pensar Mendoza. Y ahora, y que me perdonen porque no le quiero faltar el respeto a nadie, el Agasajo de la Vendimia parece un cumple de 15 gigante o un casamiento muy familiero. Estamos los mismos de siempre en todos lados. Lo mismo en el desayuno de la Coviar. ¿Dónde están los tipos realmente importantes de Mendoza? Al único que vi del top five fue al Robert Zaldívar en el acto central. Hacía ocho años que no iba… Fijate cómo sería todo… que en el medio del “cabotaje” los tipos más importantes de las terrazas del Hyatt, en el carrusel, eran Daniel y Freddy Vila… Y la misma gente se da cuenta. Muchos de los que iban a los eventos, la mayoría relacionados a la industria, gerentes medios, técnicos, algunos influyentes, entraban, daban un par de vueltas y decían “no vino nadie…” Qué se yo… hemos perdido brillo… y no es por conservadores… lo perdimos como Mendoza perdió el liderazgo hace muchos años… Ojalá las generaciones más jóvenes, los nietos o bisnietos de los tipos que arrancaron e hicieron las cosas, se den cuenta a tiempo…- reflexionó. Con un poco de tristeza, empinó la copa hasta verla vacía. El salmón estaba listo y el gordo se dedicó a partir la coraza de sal y a servirlo.

 

El vapor que salió de la preparación inundó la cuadra y convocó a los ocupas de la cuadra. Julián nunca se quedaba sin enterarse de algo.


-Chito… ¿qué te pasó con tus amigos turistas?

-Ni me hablen… ustedes saben lo que pienso de la Vendimia desde hace muchos años. Pero como soy mendocino la quiero igual. Es una época hermosa. El turismo es muy importante… viene mucha gente acá… Y traje a unos amigos franceses que conocí en unos negocios con la bodega hace unos años. El asunto es que me los llevé a comer a uno de esos lugares lindos de la zona de Avenida Sarmiento… Uno de esos de precios internacionales. Fue a mitad de semana en una noche hermosa. Lo primero fue el olor nauseabundo y la mugre de las acequias… pero ponele que hubiese sido lo pintoresco de la salida. Y después empezaron las visitas. Primero vino un señor ciego acompañado por un chico que a los gritos pedía el óbolo… Enseguida, antes de que pidiésemos la comida, llegó otro señor sordomudo con un letrero colgando para hacerse entender… pedía lo que uno pudiera dar. No había llegado el mozo cuando apareció una madre muy joven y muy obesa con un chico de unos tres o cuatro años colgando. Andaba con un vasito de plástico para juntar la plata. Enseguida llegó otra madre, muy flaquita muy mal alimentada, llevando al bebé en un cochecito andrajoso. Inmediatamente aparecieron el de las estampitas y el de los DVD truchos. Cuando intentábamos ponernos a cenar y conversar llegó el turno de los shows callejeros. Un grupo de murgueros mendocinos, después el que te canta “Lunita Tucumana” a los gritos con la guitarra… y dos bolivianos interpretando música del altiplano. Mis amigos pusieron plata al principio y después nos miraban como diciendo “qué es esto…” pero como son educados no dijeron nada. Al tercer “show” nos levantamos sin terminar y nos fuimos. ¿Esto es la Mendoza turística de hoy? ¡Mirá lo que pasa en la vereda! Yo no te digo de esconder la pobreza pero lo que vimos es un reflejo del Gran Mendoza. Ah… y además… están los “trapitos” a los que hay que atender con generosidad, porque si no te rayan el auto o te lo marcan con pintura… Es un acoso insoportable…- resumió el Chito. Julián se quedó preocupado pensando en los índices que te muestran y en la vida real. Partió el pescado y lo separó en porciones. La mesa cambió de tema.

LA DIETA MILAGROSA

Los muchachos estaban en medio de la cena y el Ruso se acordó del Viti.

-¿Qué es de la vida de Fayad? ¿Cómo va con su recuperación?

-Muy bien… - dijo el Omar. –Anda fenómeno y se cuida del aire libre. Viste que no hay que joder mucho cuando te operan de un pulmón y menos cuando te extirpan una parte. Por eso no se lo vio en las vendimias, ni en la de Capital, ni en el baile de las reinas… anda guardado… Eso sí… hace un par de sábados, el 23 de febrero, estuvo en el casamiento de una familia importante, herederos de Crédito Mágico. Los mozos no podían creer… tuvo una ingesta más que interesante acompañada de algo espirituoso… Le entró a todo… era el comentario de la noche… No se privó de nada…

-Y… debe ser la ansiedad… no es fácil dejar el cigarrillo… a él casi se lo llevó al otro barrio… Si se entera la Presidenta, lo mata…- comentó Ludovico.

-¿Por? ¿Qué tiene que ver Cristina?

-Son muy amigos y ella se interesó personalmente en el caso. Cuando el Viti estaba internado, ella misma habló por teléfono con los familiares para poner el gobierno a disposición del alcalde… Yo no sé si un gobernador peronista tiene un temita de salud y lo llama la señora… Si Scioli se resfría, seguro que le abre la ventana de la pieza de noche…- contó.

-Y bueno… son antiguas lealtades… compartieron muchas cosas… amigos muy amigos en común en los años en que ella era legisladora… hay que ser comprensivo…- dijo el Omar, antes de servirse la segunda ración del salmón a la sal, una verdadera debilidad de los “cenadores”.

Por cuenta de sus amigos, Julián quiso testear un poco el discurso de la presidenta en la apertura de sesiones ordinarias y preguntó, inocente, qué les parecía eso de “democratizar” la justicia. Y el Chito le saltó al cuello. -¿Democratización, de qué? Lo que hace falta es tener jueces con conocimientos jurídicos y experiencia de vida, que no vivan en un frasco o en una montaña de expedientes. Tipos que sean autónomos, valientes, no corporativos de la misma Justicia, que no sean temerosos del poder político, ni empleados de inescrupulosos ni mafiosos. Sí estaría bien que revalidasen sus capacidades cada cinco años y con remuneraciones que los dignifiquen y los alejen de la tentación. Pero el plan que andan mostrando es más de lo mismo pero institucionalizado: subordinación de la justicia a la política y control remoto de los jueces por cooptación, billetera o extorsión… Ni que hablar de lo que quieren hacer con el Consejo de la Magistratura. Es inconstitucional. Los integrantes del Consejo deben ser elegidos por sus pares que deben ser tipos probos y no domesticados... Si fuera por el voto popular... va a quedar todo a merced de la corporación política y su ejército de punteros...- Después del parlamento, el resto ni abrió la boca. Los muchachos se dieron a terminar la cena. Todos estaban apurados por los eventos de la Vendimia. Después del café y los postres, se hicieron humo. El quincho quedó desordenado. Estaban en quite de colaboración y paritaria por el trabajo esclavo después de cada juntada.

-Gordo… ¿Qué me contás de la decisión del Paco de cerrar los 21 pozos de riego que se dieron entre gallos y medianoche en la gestión anterior?

-Que hizo bien, pero un poco tarde. Pasaron 15 meses desde que asumieron y te recuerdo que el Paco heredó ese lío aún antes de sentarse en el sillón. Cegar esos pozos, por los que parece que algunos pusieron “incentivos” interesantes, es una admisión de culpabilidad del Estado, aunque haya sido Irrigación. El DGI estaba manejado por un sector del peronismo, te recuerdo… Pero bueno… peor era vivir con la sospecha permanente. La justicia no podía avanzar porque todos negaban todo. Parecían funcionarios iraníes con el atentado a la AMIA…

-Ni me hables de jueces y justicia… qué lío hay con lo de “democratizar” el Poder Judicial… ¿no?

-Sí, y hay mucho revuelo por lo que dijo el Mario Adaro, que no está de acuerdo con la elección directa de los consejeros de la Magistratura como quiere La Jefa. Dice que es institucionalizar con el voto de la gente lo que ya ocurre, es decir, el manejo de la corporación política, y propuso otras formas de democratizar. Sus amigos peronistas lo quieren colgar del Cerro Arco y entre los jueces ahora es Gardel. Que no te extrañe que al final de esta pelea sea candidato a presidir la Corte…

-Gordo… está bien que estamos en Vendimia… pero está muy complicada la cosa… si no se tuerce el rumbo de la economía esto va a ir mal incluso para las bodegas. Los tipos que exportan tienen que pagar costos internos cada vez más altos… y ellos no tienen inflación en dólares en el extranjero. No pueden remarcar… qué se yo… 25 % por aumentos de salarios…

-Decimelo a mí… estuve en la inauguración de Atamisque ahí en Tupungato, en la Ruta 86. Tienen un emprendimiento tremendo… bodega… restó… golf… turismo… Algo de mucho nivel. En el discurso, el dueño, que se llama John Du Monceau, dijo justamente eso. El tipo estuvo muy duro y puso el foco en que la cosa está mal y en que nos vamos a estrolar. Es lógico si seguimos con el tren contra la pared. Y te hablo de alguien que vino de afuera a poner la “papota” en Mendoza. Los que estábamos ahí escuchamos azorados… imaginate… nadie inaugura instalaciones con un discurso duro sobre la economía…

-Sí, claro. ¿Habrá conseguido Jorge Rial los vinos de Susana Balbo que andaba rastreando en Twitter?

-Seguro… ¿por qué no?

-Qué se yo… ¿qué sabés de Alí Gagá?

-Uuuuuuhhhh tuvo una Vendimia complicada. Parece que tiene un amigo muy amigo que es funcionario y con mala fama a la hora de tratar a la gente… Andan juntos por ahí… comparten gustos… esas cosas de amigos… Bueno, parece que tuvo que interceder por el tipo porque un marido ofendido lo cagó a trompadas al amigo de Alí… Un escándalo…

-Ché… qué cosa… no descansan ni para la Vendimia…

-No… ¿para qué? Los que andan de descanso son los peronistas…

-¿Por?

- Porque han calmado la interna un poco, a punto que el Emir los llama a los funcionarios en Gobierno para advertirles que a su hermano, el Omar, lo sacan de contexto cuando abre la boca para despegarse de alguna cosa. Viste que el Emir es más “embajador” que el diputado. Pero bueno… en la Vendimia se los vio a todos muy juntos… especialmente al Ale Bermejo, que en el Carrusel andaba llevando casi de la manito al Fabián Miranda, que quiere ser el sucesor del Rubén y heredar el municipio de Las Heras… Después del lío del Concejo de Alvear se esforzaron todos en mostrarse pacíficos, e incluso el “pelado” Abraham volvió al ruedo. Andaba guardado pero dicen que fue por consejo del Paco. La verdad, no entiendo nada…

-Y eso que sos peronista…

-Todos somos peronistas… aunque no lo sepas… ¿No te lo dijeron cuando sacaste el DNI?

-No…

-Bueno… entérate…

Dicho lo último, desparecimos en el sentido estricto de la palabra. Hay nueva Reina de la Vendimia. Una que vino del sur. De la tierra del Pozo de las Ánimas y la caverna embrujada… del lío de la Vale y los petroleros ajustados…

-Y de Celso, no te olvides…

-Tenés… razón… ¿Qué será de su vida?

Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 15:13
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 15:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia