opinión

Reinas del rock

Leandro Mattanó es nuestro historiador del rock y esta vez trae otra historia espectacular.

Reinas del rock

 

Desde que comenzó se ha considerado al rock como un movimiento de hombres. Guste o no, históricamente fue así. Con sólo pasar revista a los rockers tradicionales de los años 50, y a las grandes bandas y solistas de los 60 y comienzos de los 70, nos damos cuenta de ello.

Las mujeres en el rock, participaron aisladamente, con unas pocas excepciones como The Velvet Underground que tuvo una mujer baterista y otra como cantante (Nico), el grupo Jefferson Airplane con Grace Slick como vocal y compositora, y la gran Janis Joplin, que deslumbró a todos con sus potentes interpretaciones de blues. Y en nuestros pagos resaltó Gabriela (la primer mujer rocker argentina), esposa de Edelmiro Molinari. Seguramente olvido alguna.

Pero la presencia femenina en el rock apareció con una revolución estética, cultural y musical, que germinó a mediados de la década del 70, que les abrió la puerta a las mujeres e igualó  la forma de pertenecer al movimiento  poniendo en su manos un protagonismo igual al de los hombres: me refiero al movimiento punk.

El origen de esta presencia femenina en el rock,  que si bien explotó en Londres, se encuentra en Nueva York. Lugares como el CBGB y el Max´s Kansas City fueron los primeros en presentar grupos con mujeres al frente. Históricamente, la mujer cantaba pero no componía, y en esa época  todo eso empezó a cambiar. La industria musical no fomentaba el virtuosismo instrumental de las mujeres, y directamente, nadie les enseñaba a tocar porque no formaban parte del movimiento. Y la filosofía del punk,  que de virtuosismo musical en sus comienzos no tenía nada, facilitó las cosas con su con su lema “do it yourserlf”, que alentaba a que cualquiera pueda hacer lo que quisiera, sin necesidad de conocimientos y estudios previos. De hecho está claro que  Sid Vicius no sabía tocar el bajo, y que Johnny Ramone no fue, ni por asomo, un gran guitarrista, ni hubo virtuosos instrumentalmente hablando en el movimiento punk. Esto, para desterrar a priori cualquier interpretación discriminatoria. Entonces, era fácil y accesible que tanto un hombre como una mujer, tomaran una guitarra, y hagan lo que quieran sin preocuparse de prejuzgamiento alguno, ya que en el movimiento punk, la espontaneidad (de hombres o de mujeres)  era mejor bienvenida que cualquier virtuosismo. Tambien durante el movimiento punk, se “corrieron” los límites de la femeneidad, si se puede decir de alguna manera, y las mujeres fueron mas libres para vestirse, afearse, “lockearse” de formas raras y no convencionales,  y para no estar pendientes de su impecable imagen todo el tiempo y en definitiva, ello ayudó a que se animen a agarrar una guitarra y rockear como les salía y  como lo hacían los hombres. Y así fue.

Estoy obligado a nombrar primero a Patti Smith, quien formó parte del movimiento punk, pero su obra superó todas las fronteras, porque es cultura pura. No solo por la admiración que su obra y figura me provocan, sino porque fue la pionera. Primero con sus poemas, después con sus recitados rockeros con Lenny Kaye, y luego al frente de su mítico “Patti Smith Group”. Para destacar, su álbum debut, “Horses”, y la versión de Gloria que abre la opera prima de Smith, con sus famosos versos “Jesus murió por los pecados de alguien pero no por los míos”,  que se constituyeron en una piedra basal del rock que siguió en los ochenta.  

Ya sin un orden, la ficha me cae en Tina Weymouth (no se crean que los Talking Heads fue sólo David Byrne). No sólo fue “la bajista” de los Talking, sino que también fue parte de su alma. Sin ella no había Talking Heads,  como lo demostraron sus constantes peleas con Byrne, que hicieron que el grupo desaparezca y aparezca conforme se amigaban y peleaban. Fue fundadora del grupo y también compositora.

Otra ilustre mujer del rock fue Chrissie Hynde, líder de “The Pretenders”, un gran grupo en el cual la presencia femenina fue  fundamental, incluso por encima de los restantes hombres miembros del grupo. Fue fundadora del grupo, compositora, guitarrista y vocalista.

Y no se puede escapar de esta reseña la blonda Debbie Harry, líder y vocalista de “Blondie”, uno de los mejores grupos de la escena neoyorquina de la New Wave, que tanto nos ha deleitado a fines de los 70 y en los 80 con temas como “Heart Of Glass” del álbum “Parallel Lines”.

En Inglaterra, el punk fue más revolucionario, y la presencia femenina en el movimiento aumentó también considerablemente, y por supuesto, también fue más provocativa.  Siouxsie Sioux y su grupo “Siouxie & The Banshees”, es otro ejemplo. Fue líder de su banda, y su primer disco “The Scream”, abrió nuevas vías sonoras que desembocaron en el rock gótico y su  estética llamativa y siniestra se convirtió en un ìcono de la cultura rock. Para destacar del álbum, el tema “Pure”, “Swicht”, y por supuesto, la versión de “Helter Skelter” de los Beatles.

Ya instalada la “New Wave”, cientos de bandas, tanto en Inglaterra, como en EEUU, se presentaron con integrantes femeninos en iguales condiciones que masculinos: B-52´s, The Bangles, Blue Angel (con una joven Cindy Lauper), The Tourists (con Dave Stewart y Anny Lennox, futuros Eurythmics),  y otros totalmente femeninos como The Slits.

Y otros, formaron, con una fuerte presencia femenina, corrientes musicales nuevas como “Sonic Youth”, cuya bajista, Kim Gordon, fue pieza clave del grupo.

Todo esto provocó que adolescentes mujeres que en esta época eran  universitarias y crecieron viendo por primera vez mujeres rockeras, exploten en los 90 con un sinfín de movimientos y bandas compuestas por mujeres en su totalidad. Si bien en extremos opuestos, Alanis Morisette, Bjork (con su álbum “Debut” de 1993), y PJ Harvey son grandes ejemplos de mujeres rockers de esta época.

Y el movimiento del rock alternativo, con Nirvana rompiendo todas las fronteras naturales, también ayudo a que bandas de mujeres se escuchen con mayor fuerza, por el sólo hecho de que eran alternativas. Y una de las bandas que se destacó  fue “Hole” el grupo de Courtney Love. Muchos la odian, pocos la quieren, pero Courtney Love no fue sólo la novia problemática de Kurt Cobain. Su primer disco “Pretty on the Inside”, tuvo una crudeza instrumental y una agudez de textos única. Luego su carrera se mezcló con la de Kurt Cobain y todos sabemos como terminó.

Y apareció en los noventa, el primer movimiento netamente femenino dentro del rock denominado “riot grrrl”,  que estuvo conformado por varias bandas, pero representado por el grupo “Bikini Kill”, liderado por la carismática Kathleen Hanna.

A mediados de los 90, la mujer se integra totalmente al rock como movimiento y la discusión si el rock es o nó materia de hombres, ha quedado atrás.  Argumentos a favor y en contra de “ellas” como rockeras siguen existiendo, aunque creo personalmente que el agua divisoria no pasa por el sexo, sino por la capacidad de conmover, que es una de las razones de todo el movimiento.

¿Quién le puede negar a Patti Smith dicho atributo?

Opiniones (3)
19 de noviembre de 2017 | 04:14
4
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 04:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Janis Joplin.....sin palabras....cuantas mas que fueron musas inspiradoras del mejor rock!!!!!
    3
  2. Pensé que la nota era sobre Alicia Zangheri, Nancy Sabatini o la turna Nalldi.
    2
  3. Muy Buena Nota. Si nombras a Alanis como rocker, en lo cual disiento, deberías no olvidarte de Carole King, cantante, tecladista, compositora, etc (desde los '70 a los '90), cuyos temas fueron cantados nada menos que por Los Beatles (Chains) y otros memorables como "You've Got a Friend" versionada increiblemente por James Taylor , o "It's Too Late", por la propia Carole King
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia