opinión

AMIA: por qué Cristina cree que Irán no es culpable

El memorándum firmado con Irán sigue siendo eje de polémica y debate. Sin embargo, el trago más amargo no está refrendado en ese papel, sino en las declaraciones privadas de Cristina Kirchner, quien asegura que los iraníes no son culpables del atentado a la AMIA. Una trama tan escandalosa como real.

Cristina Kirchner lo admite a pocos y puntuales funcionarios de su mayor cercanía. Se trata de uno de sus secretos más incómodos en estas horas, y tiene que ver con el atentado a la AMIA.

“No existen pruebas contra Irán”, le ha dicho a más de un interlocutor de confianza. Uno de ellos, ex jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, lo admitió a MDZ Online hace apenas unos días. Ello lleva a una inevitable pregunta: si la presidenta no cree en la culpabilidad iraní, ¿cuál fue el sentido de firmar un acuerdo con ese país? Peor aún: ¿Quién sería entonces el responsable del mayor atentado de la historia argentina?

La respuesta puede llegar a incomodar a más de uno, y para conocerla hay que remontarse a fines de los años 90, cuando la hoy mandataria era presidenta de la comisión que supo investigar la explosión ocurrida en 1994 en la sede de la AMIA.

En esos días, Cristina aseguraba públicamente que, para entender la lógica del atentado en Buenos Aires, había que apuntar a la “pista siria”. Quien escribe estas líneas fue testigo directo de esas declaraciones en el año 1999.

“No existen pruebas contra Irán”, le ha dicho Cristina Kirchner a más de un interlocutor de confianza.

Cuatro años más tarde, la hoy jefa de Estado refrendaría esas palabras frente al tribunal oral que llevó adelante la indagación de ese mismo hecho. Para justificarse, dejó una frase que quedaría registrada para siempre en los micrófonos judiciales: “Yo no era la única que pensaba en la pista siria”.

Pocos meses después, antes de que culminara el año 2003, llegaría la conversión presidencial y la adhesión a la “pista iraní”. Un oportuno viaje a Estados Unidos junto a su esposo, flamante presidente de la Nación, ofició el inesperado milagro.


Los sospechosos de siempre

¿Por qué Cristina viró repentinamente en sus sospechas sobre los sirios? ¿Lo hizo realmente convencida o fue apenas un gesto para agradar a Estados Unidos?

Hay quienes aseguran que lo de Irán fue una suerte de “sobreactuación” para lograr el beneplácito norteamericano, algo que finalmente resultó un estrepitoso fracaso.  ¿Sirvió acaso para que ese país diera el visto bueno a la adulteración de estadísticas argentinas o se aceitaran préstamos provenientes de organismos internacionales? La respuesta es clara: no.

A pesar del avance de la “pista iraní” en el expediente que llevó adelante el juez Rodolfo Canicoba Corral, Cristina jamás dejó de creer en la trama siria, vinculada a una venganza contra el entonces presidente Carlos Menem por acuerdos no cumplidos con su par Haffez Al Assad. Monzer Al Kassar, Nassif Hadad, Alberto Kanoore Edul y hasta Alfredo Yabrán son algunos de los sirios que aparecen en la voluminosa causa judicial que hoy provoca una de las mayores polémicas vernáculas. Sin embargo, la Justicia no se ha animado a avanzar contra ellos.

Mal que le pese a más de uno, el mismo expediente carece de evidencias contra ciudadanos iraníes, lo cual lleva a preguntarse: ¿En qué se basan los pedidos del fiscal especial Alberto Nisman para detener a esos sospechosos?

La respuesta es tragicómica pero real: la única evidencia contra Irán reposa en documentos secretos de la CIA y el Mossad, respectivos servicios de inteligencia de Estados Unidos e Israel. En buen romance: ningún funcionario argentino —judicial o político— vio jamás una sola prueba contra iraníes. Todo es un inmenso dogma de fe.

Cristina no desconoce esta realidad y por eso desconfía de Nisman, principal propulsor de la pista iraní. Ello explica por qué este último no participó ni participará en las negociaciones que en estos días se llevan adelante con ese país.


La confirmación de Wikileaks

Quien albergue dudas respecto de la intención de Estados Unidos por instalar la “pista iraní” sólo debe retrotraerse a los documentos secretos que oportunamente liberó el sitio Wikileaks.

AMIA y las mentiras oficiales: Wikileaks refrenda la investigación de TribunaAllí aparece clara la obsesión norteamericana por culpar a Irán por el atentado a la AMIA y se revela que hubo un intento de presión para que la Justicia no investigara a Carlos Menen, el ex juez Juan José Galeano y el ex comisario, Jorge Fino Palacios, entre otros funcionarios.

El cable está firmado el 22 de mayo de 2008 por el ex embajador norteamericano Earl Anthony Wayne y deja a la vista la preocupación de Estados Unidos para que “no quede posibilidad de duda” sobre las acusaciones contra Irán planteadas en el expediente de marras.

 “La preocupación fundamental de la embajada, reflejada todo a lo largo del cable, era que no se abriera la más mínima posibilidad de duda sobre las acusaciones contra Irán planteadas desde el inicio mismo de la investigación. Desde su óptica, cualquier cuestionamiento sobre si hubo un desvío intencional de la investigación o sobre la posible existencia de otra pista que no fuera la iraní sólo serviría para complicar el avance de la causa. Lejos de las minucias tribunalicias, como la necesaria investigación del encubrimiento, la piedra angular de la postura de Estados Unidos era no moverse de lo que sirviera para acusar a Irán”, aseguró oportunamente Página/12, medio que publicó la primicia.

En el mismo cable queda de manifiesto cómo Estados Unidos presionó a Nisman para que se enfocara en la pista iraní y descartara la siria. También se refleja cómo el fiscal especial del tema AMIA les pidió disculpas a los funcionarios norteamericanos por haber avanzado contra funcionarios del menemismo sin haber avisado a la embajada foránea con antelación.

Para excusarse, utilizó una frase polémica: “Nisman explicó que tenía a los familiares de las víctimas presionándolo para que se investiguen los desvíos en la primera investigación”.


Conclusiones y algo más

Los festejos anticipados de Irán por la firma del memorándum con Argentina tienen una lógica motivación: jamás se encontrará evidencia alguna contra ese país por lo ocurrido en la AMIA.

No sólo eso: es probable que a futuro haya que indemnizar a los hoy imputados por haberlos involucrado en esa sinuosa trama. Es parte del acuerdo que se firmó con los iraníes.

Cuando ello ocurra, se abrirá un nuevo debate en torno a la responsabilidad política del tema AMIA. Se volverá a hablar de encubrimiento y desvío de responsabilidades oficiales, sólo que esta vez no serán funcionarios menemistas los que se sentarán en el banquillo, sino referentes del kirchnerismo.

En fin, serán días complicados para Cristina.

Opiniones (1)
17 de diciembre de 2017 | 00:40
2
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 00:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Brillante como siempre señor Christian Sanz. Seré honesta . Me encontraba investigando y buscando la foto que grabaron mis retinas de José Luis ( Chupete ) Manzano, caminando sobre los escombros de la Embajada de Israel y que fuera tapa por 1992 no recuerdo de que revista de gran tirada nacional . Se lo veía a "Cototo" en primer plano , con rostro compungido, pues era el flamante Ministro del Interior de nuestro bendito pais. Voy entendiendo como pasó de ser un muy humilde medico recién recibido, a rimbombante millonario y excéntrico magnate en Miami. También estaba intentando encontrar la explicación que quedó en aguas de borrajas , con respecto a la autoridad nacional de Migraciones que desde Mendoza, alegremente nacionalizó en un santiamén a Monzer Al Kassar.. Se acuerda o era muy joven usted ? Mire Christian, en esta nota, de link que adjunto, esta todo CLARISIMO . Solo falta decir a quien piloteaba el azul Becerra para ejecutar esa operación. http://www.plazademayo.com/2012/11/el-espectro-de-monzer-al-kassar-resucita-en-mendoza/ Sabe porqué busco explicaciones señor Sanz ?, porque el hermano de esa funcionaria fue designado hace poco, poquito, ahora , siiiiii ahora, con los K !! , con un cargo algo así como encargado de las relaciones comerciales con los sirios... Como dice el personaje del Chavo, la Chilindrina : fíjese, fíjese, fíjese, ( Justamente Chilindrina suele llamarle un dilecto amigo ) . Casualmente estos hermanos tienen descendencia directísima de ese mismo país, ( tienen portación de rostro y apellido ) aunque un amigo mío asegure que es de origen austriaca... Mi amigo le da ese figurado sentido a cuando alguien muy similar ( en un todo ) osó decir : " Que coman pasteles " («Qu?ils mangent de la brioche») y ello le costara la vida el 16 de octubre de 1793. Y usted se preguntará señor Sanz: Y esto que tiene que ver con mi nota ?. Para mi mucho. Soy una estudiosa de estas cosas y andaba buscando hilos perdidos , que al igual que usted los encontró antes y con meridiana claridad, por su sagacidad. Yo lamento que los archivos digitales de esos medios, a los que hacia referencia, arranquen la mayoría desde el año 2001 en adelante. Pero conseguiré esa revista , lo juro. "En esta lucha, no me preocupará para nada la represión del Estado , sino el silencio de nuestro pueblo", pero con la lucha o con la vida debemos dejarle otros horizontes a nuestros hijos. Prefiero que sea "con los dirigentes a la cabeza y sino será con la cabeza de nuestros dirigentes" Tania
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho