opinión

Monetti vs. el Tribunal de Cuentas: "Tiene el rostro cincelado en mármol"

Alberto Monetti, denunciante en el caso de corrupción de los tickets "Vale más" y una fuerte opinión en contra del presidente del Tribunal de Cuentas, un debate abierto.

Corrían los primeros años de la recuperación democrática y Salvador Carlos Farruggia, a pesar de contar con un modestísimo currículum y cero antecedentes en la docencia universitaria, se presentó ante el decano normalizador de la Facultad de Derecho de la UNCuyo y sin inmutarse, exigió la titularidad de la cátedra Derecho Constitucional. Dicen que todavía se puede escuchar la carcajada que le dedicó el Dr. Dimas Agüero.

La anécdota sirve para empezar a pintar al por entonces joven de la Coordinadora Nacional. Rústica verba y deficiente formación doctrinaria son algunas de las características que le asignan los conmilitones de entonces, lejos de ser un cuadro, el tipo era uno del montón. Pero el destino le tenía preparado un promisorio futuro. A mediados de los ochenta y gracias a la influencia de su hermano magistrado, Salvador Carlos es nombrado Presidente del Honorable Tribunal de Cuentas de la Provincia de Mendoza.

El hombre lleva más de 25 años becado y apoltronado en el mullido sillón del citado organismo. Su capacidad para permanecer merece un libro y aquí van algunos renglones que fundamentan su durabilidad.

Bajo la pérfida conducción del susodicho en el ente de control, desaparecieron los Bancos de Mendoza y de Previsión Social sin que el Tribunal de Cuentas haya detectado y mucho menos sancionado maniobras para el desguace de los mismos, el vaciamiento de Giol y La Colina tampoco fue advertido por quienes debían controlar. Farruggia y compañía aprobaron los ejercicios de Ricardo Lilloy en la OSEP, de Jorge Villalón en Irrigación, de Miguel Alonso en Juegos y Casinos, de Ana María Gotusso en el Vale Más, de Montemayor en Godoy Cruz y de Carral en Luján. En el fabuloso escándalo de los Cadillacs el TC salvó la responsabilidad de los cuentadantes asegurando que los papeles cumplían con todas las formalidades. Podríamos seguir citando ejemplos hasta el infinito pero no quiero abusar de la paciencia de los lectores.

El coqueto Farruggia es el principal responsable de haber travestido el organismo, que en teoría es una extraordinaria herramienta para verificar la legalidad de los procedimientos administrativos, en un club familiar en donde los negocios y el tráfico de influencias son la razón para ser y permanecer. Quede claro, el Tribunal de Cuentas no controla, sólo garantiza impunidad y es por ello que cuenta con blindaje político y judicial.

El último gran desatino de quienes conducen el Santo Oficio de las Apariencias, lo constituye el fallo 15.974. Allí se sanciona con cargos millonarios al funcionario que, habiendo asumido en marzo de 2006 la coordinación del programa alimentario “vale más”, fue en pocos meses capaz de: controlar, encontrar delito y denunciarlo penalmente. El mensaje mafioso constituye una severa advertencia para que en el futuro todo funcionario público se inhiba de denunciar ilícito alguno, o que por lo menos antes de hacerlo, tenga la precaución de verificar que el Tribunal de Cuentas no haya sido cómplice, caso contrario, las consecuencias para el probo serán “millonarias”.

Espero que en el corto plazo la Suprema Corte rectifique el indigno comportamiento de los que firmaron la sanción, pero no obstante ello, quiero dejar planteado una serie de interrogantes sobre la estrecha relación del desdibujado organismo de control con la estafa en el programa alimentario.

Monsieur President Farruggia, en lugar de jugar golf en La Vacherie, debería explicarnos ¿por qué durante seis años existió una relación “asimétrica” en el manejo de la información entre el Ministerio de Desarrollo Social y la empresa PROMS S.A. responsable de operar el sistema “Vale Más”, toda vez que la empresa emitía, distribuía, rescataba e informaba al Ministerio cuánto debía abonarse a cada mayorista, sin que la Provincia efectuara los controles correspondientes?

Monsieur President Farruggia, en lugar de hacerse masajear la espalda en el Park Hyatt Mendoza, debería explicarnos ¿por qué su organismo de no control permitió que millones de pesos en tickets fueran distribuidos en forma mensual y durante seis años por organizaciones de “fantasía”, toda vez que EAR organización, como Servi Expréss Servicios Empresarios y por último RG Logística y Distribución eran grupos de personas con deficiente infraestructura, nula experiencia y ausencia total de papeles?

Monsieur President Farruggia, en lugar de tomar té con masitas finas junto a sus vecinas de la Quinta, debería explicarnos ¿por qué nunca sancionó a las autoridades del Ministerio de Desarrollo Social que, a pesar de los permanentes incumplimientos de la empresa proveedora en cuanto a lo pautado en el pliego de licitación, le renovaban el vínculo en forma anual?

Monsieur President Farruggia, en lugar de pasar tardes enteras limpiando su ombligo, debería explicarnos ¿por qué el Honorable Tribunal de Cuentas aprobó los ejercicios del programa vale más correspondientes a los años 2000, 2001, 2002 y 2003, valiéndose para ello de documentación alterada por millones de pesos?

Monsieur President Farruggia, en lugar de comer como un sibarita en los programas de Cacho Bouza, debería explicarnos a los mendocinos ¿por qué la institución que preside avaló la estafa en el programa alimentario durante seis años y ahora sanciona con cargos millonarios a los funcionarios que, habiendo llegado en el 2006, controlaron, encontraron irregularidades y las denunciaron penalmente?

En la página web de este mal conducido organismo reza la siguiente frase: “El Tribunal de Cuentas tiene como visión satisfacer las necesidades de la comunidad en materia de control de la actividad financiera patrimonial del Estado Provincial y Municipal, para asegurar su transparencia y prevenir actos de corrupción”... Buenísimo.

Ya es hora de que los representantes del pueblo empiecen a evaluar el comportamiento de este fósil de la burocracia, por decir lo menos, y se inicie un proceso para reemplazarlo por alguien, que además de solvencia técnica, posea integridad moral.

(*) El Lic. Alberto Monetti, denunció la estafa en el programa Vale Más y solicitó la rescisión del contrato con la empresa Proms sa por sus permanentes incumplimientos a la hora de rendir los tickets emitidos.

Opiniones (14)
13 de diciembre de 2017 | 23:47
15
ERROR
13 de diciembre de 2017 | 23:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. FUERZA ALBERTO!!! Los que conocemos tu honestidad uno de todos los principios que siempre mantenes en alto en esta no te dejaremos solo!!!
    14
  2. Fuera Alberto, toda mi solidaridad con alguien, de los muy pocos, que decidió luchar contra la corrupción.
    13
  3. Fuerza Alberto ya que te enfrentás a una verdadera "corpo". Lamentablemente la democracia ha sido débil para conformar los organismos de control, y tanto la fiscalía de estado como el deshonorable tribunal de cuentas favorecen la corrupción e impunidad de los funcionarios públicos. LO MISMO PASA EN LA JUSTICIA QUE MIRA PARA OTRO LADO. ESTA ES LA REALIDAD DE MENDOZA.
    12
  4. Son todos radicales peleando sangran por la herida me parece, por lo que dice la nota, Salvo pulverizo el arco con un tiro de media cancha que le preparo la nuera del vocal contadora Zafe, ambas radicales, Farruggia no atajo el tiro tambien radical, conclusion a llorar al partido, algun motivo habran tenido los demas miembros para sancionar, hay uno al cual deberias quejarte albertito al cdor de la pcia que no controlo nada, tambien es radical
    11
  5. Bien Betuli, hay que escrachar a los Farruggia, Angelini, Barbazza, Gómez y cia.
    10
  6. Todos los que conocemos a Alberto sabemos de su don de gente y su sentido de la honorabilidad, por donde pasó en la gestión pública siempre ha dejado compromiso y buenos recuerdos, solidaridad con los que menos tienen y siempre de frente. Lo único que espero es que la Suprema Corte haga un poco de justicia en este tema, rectificando el mensaje mafioso que pretendió dar el TC. La gestión de Fanny Salomón y Alberto Monetti durante el 2006 en ese Ministerio merece reconocimiento no sanción.
    9
  7. atacar al juez no lo limpia la posible culpa, no sirve tratar de desautorizar como posible defensa, porque no aclara nada los hechos. desde principios del 2000 era vox populi la estafa de los "vale más", y vos eras funcionarios en ese entonces, aunque no estuvieras a cargo, podrías haberlo denunciado antes
    8
  8. QUE YO SEPA, EL CLAN HACE AÑOS QUE ESTA ATADO A LOS SILLONES DE DIFERENTES ORGANISMOS O PODERES DEL ESTADO... LA VERDAD, TIENEN MAS CINTURA QUE MESSI.- Y POR SUPUESTO, CAUSA INDIGNACIÓN.-
    7
  9. CUANDO LA PALABRA HONORABLE ESTÁ DEMÁS. Digamos que, medianamente informado, pero esa información concreta y veraz, sienta un precedente más de como se mueve la corporación política en nuestra Provincia. Por un lado, al empleado de Vila, aunque cobre como Fiscal de Estado, es un caso patente de como los otros empleados del mismo patrón, corren presurosos en su defensa, teniendo en cuenta que la piezas judiciales, legislativas y ejecutivas, deben funcionar todas al unísono, para que la impunidad siga reinando, bajo el feudo de un señor que se coronó rey ante que Máxima. El famoso caso de los Cadillacs, fue verdaderamente una pieza de terror, en cuanto a la violación de leyes; corrupción generalizada; trámites de ciencia ficción -como hacer abrir el Banco Nación a las 16 horas, para hacer los pagos viciados- mientras el HTC., daba todo como hecho dentro de la legalidad. Una infamia digna de estos apoltronados señores. Y como frutilla del poste, el caso de Alberto Monetti, un funcionario honesto, ocupado y preocupado por la corrupción encontrada en un programa del cual se hace cargo. ¿Que hizo Monetti? Lo que debería hacer cualquier funcionario honesto, o sea denunciar la situación encontrada, aún cuando los funcionarios involucrados eran de su propio Partido. Que se resuelven los apoltronados, pues condenar al denunciante a pesar de las pruebas aportadas. Está bien, en la legislación internacional, uno no está obligado a declarar en contra de uno mismo, con lo cual los integrantes del HTC., no encuentran mejor solución que condenar al funcionario honesto. Quizás las décadas que llevamos de absoluta impunidad -hay que tener mucha memoria para encontrar que un funcionario público fue encontrado culpable- es la medida más corta y brillante que se le ocurrió a los intocables de este organismo. Pero paren la mano. Está bien que en este país, mucha gente cree que se corrupto es una virtud, pero afortunadamente, cada vez son más los que salimos de la categoría de "pelotudos" y pensamos un poco más en que hay que cambiar las viejas mañas de la politiquería barata y empezar a cambiar los corruptos por personas honestas, aunque el patrón se enoje.
    6
  10. fósil de la burocracia...!!!! BUENÍSSSIMOOO!!!! HERENCIA LLAVERIANA...EN CHILE UNO DE ELLOS PANZA EN LA ARENA, PUCHO BACAN EN LA MANO, MIRADA PERDIDA EN EL MAR Y EL HORIZONTE, BRONCEADO TIPO CARIBE, REPOSERA AL SOL... NINGÚN PROBLEMA...40.000 LUQUITAS LIBRES POR MES POR...RASCARSE EL PUPO... Y EL PUEBLO PREGUNTA...¿HASTA CUANDO???????????????
    5
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho