opinión

De buitres y caranchos

De buitres y caranchos

En otra nota exclusiva gestionada por la división “El estómago nos da para todo” de esta columna “Cosa Seria-MDZ”, nos entrevistamos con el titular de uno de esos “Fondos Buitres” que están acechando bienes de nuestro Estado Nacional que andan por el mundo para resarcirse del garrón que se comieron con bonos argentinos prolijamente defaulteados. “Tuvieron su oportunidad de entrar en el canje que hicimos, pero prefirieron quedarse cascoteando desde afuera. Ahora que se jodan”, afirman los oficialistas. “¡Minga! Las deudas hay que honrarlas; si no, hacemos papelones internacionales como este de la Fragata. ¿Qué esperan, que un día nos embarguen a Messi?”, braman los contreras. El asunto es que, inflamados  por el sacrosanto espíritu periodístico que nos impulsa a escuchar siempre a todas las campanas, hablamos con John Garkintong, titular de la compañía inversora FuFiVu (“Fucking Financial Vultures”) con acreencias gordas y peludas contra Argentina. Veamos un extracto de lo que nos dijo.

JOHN GARKINTONG: Es así, friends; no vamos a perdonarles ninguna deuda chica que sin querer se las haya olvidado. No hay ninguna cuenta del otario donde anotarla. Seguimos el pensamiento del filósofo brasileño Albert Olmedo cuando decía: “¡Poniendo estaba la gansa!”

NOSOTROS: Pero mire, Don Garkintong, que todos en el mundo financiero internacional sabían que esos bonos valían menos que el papel donde estaban impresos. Eran emitidos por gobiernos que no se merecían ni un insulto, no ya confianza. El truco era esperar los vencimientos cobrando burradas por intereses en cada renovación, alquilarlos mientras, y luego aguantarlos hasta el default para reclamar el pago total. Se le ven los piolines, maestro...

JOHN GARKINTONG: ¡Bullshit! Nuestras operatorias son transparentes y honestas...casi siempre; bueno, a veces...o sea...¡Bah, que importa eso ahora! Van a pagar el ciento por ciento del valor nominal de los bonos más todos los intereses que corresponda, o mejor piénsenlo dos veces antes de mandar al exterior a su equipo de Copa Davis, por ejemplo.

NOSOTROS: ¿No se irán a meter con eso, pedazo de rapiñeros?

JOHN GARKINTONG: ¿Why not? ¡Nadie se burla de nosotros! Los últimos que intentaron pasarse de listos fueron los japoneses, y miren el pedazo de terremoto con tsunami incorporado se comieron hace dos años...

NOSOTROS: ¿Usted insinúa que eso fue provocado? No me tome por idiota...

JOHN GARKINTONG: No, ni a palos; pero no me niegue que sonó impresionante. En cualquier caso, la venganza será terrible, como dice el pensador mexicano Alexander Dolina. Y parecerá un accidente, se lo garantizo.

NOSOTROS: Esto confirma la creencia que todos tenemos sobre ustedes. ¡Son lo peor del sistema financiero mundial, y eso es mucho decir!

JOHN GARKINTONG: ¡Ah, good...! Ahora somos nosotros los bads de la película. No me hagas reír, que se me arruga el traje de Versace. La única diferencia que tenemos con los grandes grosos tipo Citicorp o Chase Manhattan es que ellos tienen edificios más bonitos y mejor prensa, pero les aseguro que somos todos el mismo dog con diferente collar. Mejor piensen en lo que hacen ustedes, que emiten bonos de deuda como quien tira shit al río, total los pagará el gobierno que venga, o bien Mister Cadorna, ¡Y dale que va con the party, que la vida son dos días!

NOSOTROS: En realidad, los gobiernos sudamericanos que han emitido ese tipo de bonos lo hicieron bajo presión de ustedes, hay que reconocerlo...

JOHN GARKINTONG: ¿Presión de who?

NOSOTROS: De...digamos...las corporaciones financieras internacionales, de los países más desarrollados en general y Estados Unidos en particular, de algunos medios manejados por ustedes, y...

JOHN GARKINTONG: ¡Pamplinas! Lo que ocurre es que Argentina es un país generoso  como dice el estadista chileno George Rial. Si han elegido a semejantes nabos para gobernar después no se quejen. La culpa no es del pig, sino del que le da de comer. ¡Se envician con la money fresca y fácil, y después se quejan! ¡Cool! Si todos hicieran lo mismo, todavía estaríamos en la época del trueque.

NOSOTROS: Justamente al trueque tendríamos que volver si les pagamos a ustedes lo que reclaman. ¡Pero no! ¡Ya lo dijo ELLA: “'¡Podrán quedarse con la fragata, pero nunca con la libertad!”.

JOHN GARKINTONG: ¡Oh, yes! Me remember...no digo que sea la frase más estúpida y rebuscada que he oído, pero en el Top Ten entra seguro. Look at it, boys; Nosotros solo entendemos un idioma; El del cash, y es hora que dejen de esquivar el bulto y pongan lo que hay que poner (siempre con la ropa interior limpia y recién bañados) porque con discursos no se pagan las deudas.

NOSOTROS: ¡Minga! ¡Vamos a pelear por nuestros derechos, aunque en este caso no sepamos muy bien cuales son! El buitrerío financiero no nos hará retroceder ni un tranco de piojo en la defensa de la soberanía nacional!

JOHN GARKINTONG: Es lo que yo digo; si a ustedes les dieran diez centavos de Dolar por cada tontería patriotera que dicen, tendrían tres veces más dinero encanutado que los chinos. Pero seguro que igual estarían hasta las balls de deudas y todavía necesitarían más. No se preocupen; siempre encontrarán buena gente dispuesta a cubrir sus necesidades. Como nosotros, faltaría más...

NOSOTROS: Si, justo como ustedes, los que le tiran salvavidas de plomo a quienes se ahogan. Y ya que estamos: ¿Es verdad que la esposa del candidato presidencial Republicano ha depositado algún que otro palito verde en cuevas transnacionales como la suya?

JOHN GARKINTONG: Jeee...tampoco tanto. Se imaginan que para nosotros one million Dollars es el vuelto del pan; Si lo trasladamos a valores-fragata incluyendo los intereses en mora más IVA, gastos de representación, sellados y comisiones, apenas alcanza para el timón y cinco botes salvavidas. Esa buena señora es una distinguida clienta, pero en caso que gane otra vez el nigger Obama, no duden que también sus coimas vendrán a nosotros o morirán en el intento. Porque somos todos muy buenos pero mejor que no nos provoquen, fucking latinos...

NOSOTROS: Como sea; ¿Van a insistir con este circo de los embargos?

JOHN GARKINTONG: Verán; no puedo anticipar nada, porque es alto secreto bancario. Pero si pueden evitar que Los Pumas salgan de gira, mejor para ustedes.

NOSOTROS: ¡Eso suena como una amenaza, chabón! ¿Por que en todo caso no buscamos una vía de diálogo constructivo?

JOHN GARKINTONG: ¿Dialogo...ustedes piden diálogo, justamente los que tienen menos charla que Bernardo, el asistente de El Zorro? ¡Don't me jodan, kids! Miren: O pagan  como señoritos ingleses, o no les puedo garantizar que todas “Las Leonas” vuelvan a su país la próxima vez que salgan afuera para jugar al hockey. 

 En fin; después de tres horas de discusión disfrazada de reportaje y algún intercambio de sopapos, llegamos a la conclusión que sería más fácil pellizcar un vidrio que conseguir que estos cosos se comporten decentemente. En cambio, si pensamos en nuestros gobernantes, vemos un ejemplo de...de lo mismo, bah. Entonces, será mejor no pedirle cerezas al duraznero y despedirnos hasta la semana que viene. ¿Ok?

Tw: @robertomagno2

Opiniones (0)
20 de enero de 2018 | 23:49
1
ERROR
20 de enero de 2018 | 23:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El ciclón que congela a los Estados Unidos
    4 de Enero de 2018
    El ciclón que congela a los Estados Unidos