opinión

Por qué ganó la oposición

Aquello que pregonó el peronismo de origen que fue revolucionario para los obreros vuelve hoy revolucionario para los jóvenes, en los signos actuales de la oposición, los piqueteros, las madres y abuelas, los juicios y por supuesto un Estado de mayor bienestar.

Por qué ganó la oposición

Las lógicas paralelas podrían aportar a la comprensión de está nueva, aunque ya sabida, victoria de Cristina con las siguientes preguntas: ¿a qué se debe la adhesión etárea? ¿Cómo es posible que siendo propio de la juventud tener posiciones contestatarias en Argentina apoye al oficialismo? Sumemos a ello que en plena efervescencia juvenil en el mundo, efervescencia que derriba regímenes y o que los hace tambalear, en nuestro país por el contrario apoyen el proyecto oficial.

Realizadas las preguntas casi parecen retóricas. Pero intentemos un análisis.

¿Quién es el oficialismo? En Argentina durante toda la historia el oficialismo ha sido el poder en las sombras. El poder en la sombra son los poderes hegemónicos que ya sea con el fraude o los golpes de Estado han sabido colocar a sus grupos dirigentes sin dar la cara. La sociedad rural, esa añeja oligarquía agropecuaria socia de los intereses de España, Inglaterra y los Estados Unidos, las trasnacionales industriales, propias del capital foráneo que anida en el país bananero para que la extracción de plusvalía compense aún más lo beneficios del neo colonialismo. Sus representantes en los medios de comunicación, cara visible de la “neutralidad” que “objetivamente” eclipsa las voces patrióticas a favor de los economistas  defendiendo a las empresas que los contratan dando un discurso antinacional como receta justa para continuar en el mundo.

No hay porque escandalizarse, la lógica capitalista de dominación no es una voluntad improvisada, es una maquinaria pensada, repensada y mejorada. Cuando la represión no alcanzó se tomó el instrumento adoctrinador de los medios. Cuando la represión y los medios no alcanzaron se convino en dar rienda a la democracia.  Siempre de una u otra manera el poder se establece con sus cipayos para ser representados y nunca faltará la idea de “todo hombre tiene su precio” para transformar a los representantes obreros en empresarios que terminan pactando con el capital puesto que ellos también pasaron ser parte del mismo.

Párrafo aparte merece el análisis de los sindicatos quienes nacieron con la consigna de defender los derechos del trabajador y fueron oposición y conflicto para el capitalismo hasta que este entendió la posibilidad funcional de los mismos y se los cooptó. Primero dejando que se organicen, luego que crezcan finalmente que inviertan y por último hacerle comprender a los representantes que ellos ya no representan que son dueños de esa enorme empresa donde su objeto valor de cambio es la fuerza de trabajo válida como mercancía. Ahora bien, esta mercancía cobra valor de cambio en el mercado y de ese modo, el pacto social es posible y todos, menos los trabajadores, ganan.

¿Quién es Cristina y qué proyecto representa? Cristina es la oposición. La verdadera oposición al sistema, al status quo, al establishmen. Cristina es quien encarna que la hora de los pueblos se hace con el pueblo, única fuerza capaz de oponerse a la fuerza hegemónica.

Quien distribuye riqueza está en contra del sistema.

Quien alienta por una justicia independiente, esto quiere decir juicio a los genocidas, a los traidores está en contra del sistema, el sistema solamente tiene cárceles llena de pobres.

Quien narra al menos otra historia y no siempre la historia billiken que don Mitre nos legó, es oposición.

Quien piensa que los niños pobres tienen los mismos derechos que los otros y no que el único derecho de los niños pobres es mendigar en la calle y en el mejor de los casos, si un juez se apiada internarlos, es oposición.

Quien considera la inclusión no como un slogan sino como un acto, varios actos, D.N.I., matrimonio igualitario, subsidio para mujeres embarazadas,  para familias numerosas, es oposición.

Quien cree que la educación, la ciencia y la técnica son una inversión y no una pérdida de tiempo, es oposición.

Por ello las preguntas iniciales son retóricas, la juventud argentina es absolutamente rebelde y no se diferencia de ninguna otra en el mundo. Quiere que las cosas cambien, son inconformistas, protestatarios, revolucionarios, y en consecuencia encuentra a través de Cristina el mando, la imagen, la figura posible que pueda llevar un proceso que asemeje al mundo nuevo al que ellos aspiran.

Los jóvenes carecen de edad para la nostalgia, ¿hasta cuando el Perón del 45? ¿La Evita montonera? ¿La columna vertebral del movimiento? Después de Perón todos los que levantaron sus banderas fueron un fiasco tras otro y las nuevas generaciones ya no escuchan a sus padres los regalos de Perón y Evita, escuchan… si es que están vivos, a sus abuelos, puesto que sus padres poco tienen para contar de la historia gloriosa de Argentina. ¿Evita? Sí por supuesto, pero si Evita viviera hoy llevaría un pañuelo blanco es su testa, ¿Perón? Aquel de la justicia social, por supuesto que si hoy viviera sería kirshnerista, el otro no, el de la triple A sería duhaldista.

Aquello que pregonó el peronismo de origen que fue revolucionario para los obreros vuelve hoy revolucionario para los jóvenes, en los signos actuales de la oposición, los piqueteros, las madres y abuelas, los juicios y por supuesto un estado de mayor bienestar aunque la clase media siga siendo variable de ajuste.

La oposición no solo está desgranada porque tienen una lógica atávica, se desgranan porque nunca fueron oposición, fueron la voz del oficialismo, no es lo mismo ser oposición que contreras sin importar “lo qué” aún sin saber que por estar del otro lado defendían al otro lado, en algunos casos, algunos partidos defendiendo lo que siempre pregonaron como el enemigo.

La muerte de Néstor
Y también merece un párrafo aparte la muerte de Néstor. Aunque parezca mentira su muerte, como su vida, fue un acto político, tal vez uno de los más elevados. El ex presidente no planificó su muerte, ni quiso, seguramente, morir en pleno combate. Pero el modelo que el inicio y que sabía que su mujer/compañera lo llevaría adelante, incluso por momentos con más furia que la de él, tenía como talón de Aquiles la continuidad. Lo continuo, como lo relativo es ilegible. Para saber de lo relativo necesitamos de un punto fijo, sino es mera tautología. Para saber del modelo, del proyecto innovador era necesario puntuar. Los ritmos políticos lo impedían, el 2009 no daba tregua y se podía perder todo el horizonte. Su muerte, su traumática muerte despertó a los argentinos,  ya no había a quien oponerse (no hablo de Carrió, Macri, Duhalde, etc.) hablo de los jóvenes. 

Ya no había padre contra quien rebelarse, pero de golpe, Cristina muestra en la inmediatez de su dolor que sigue siendo un flanco vulnerable, que el enemigo acecha y cree que ella, por fin viuda, por fin mujer, por fin, tonta, seria fácilmente destrozada. Estaba el nuevo héroe de los hegemónicos, don Cobos, pronto a sentarse en el sillón.

Y fue la muerte de Néstor quien haciendo relucir fuerzas de su propia entereza lo que da cuenta que ella,  la Presidenta es una mujer, o sea, la diferencia, la excluida, la “costilla”, y como mujer, como “ser inferior” es capaz de continuar el camino del precursor, con tanto o más comprensión, con tanto o más audacia, con tanto coraje y valentía.

Y allí los jóvenes, los excluidos, los trabajadores entendieron que Néstor no era el enemigo de ellos sino quien quiso liderar el nuevo rumbo, y este sujeto del 22% depositó en una mujer, en la diferencia la consecuencia de su ser y hacer. El no lo sabía, ella no quiere que sea así, nosotros querríamos que hubiese muerto y revivido, pero la vida no es así, es áspera, dura, real, no metafísica. Ella dice que él siempre está, y los jóvenes le responden que no murió, que vive en el pueblo la puta madre que lo parió. Néstor fue un político hasta en su muerte y con ella las cartas fueron echadas, Néstor y Cristina representan a todo el pueblo argentino que es oposición, oposición para destruir el calvario del propio pueblo y construir a la vez un mundo más acorde y posible para todos “los hombres de buena voluntad que quieran habitar este suelo”.

Opiniones (5)
23 de enero de 2018 | 15:03
6
ERROR
23 de enero de 2018 | 15:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Si,si,si,si,si,si,, el 54% del pueblo argentino es oficialista y que orgullo de serlo!!!!!!!!!!!!! Aunque no les guste la mayoría de la juventud es oficialista y están dispuesto a defender este oficialismo. Sigan hablando Sres. resentidos y frustrados, sigan diciendo chau Cristina (o Kretina, como se expresan agresivamente). Sigan diciendo chau Pérez. Sigan soñando con el traidor de Cobos. Nosotros seguimos y seguiremos avanzando para lograr una Patria Justa, Libre y Soberana, pese a los futuristas que escupen para arriba y vaticinan todas clases de males para nuestro querido País. Son enanos, son bosta de paloma, son traidores!!!!!!!!!. Saludos
    5
  2. DECIS QUE SOS OFICIALISTA, SIN PONERTE COLORADO. SOS UN CARADURA, LINDO CURRO DEBES TENER, CUANTOS PLANES MANOTEAS POR MES? ES LA UNICA FORMA DE PENSAR ASI. TODOS SABEMOS PORQUE GANARON, HAY QUE VER CUANTO LES DURA.-
    4
  3. La verdad es que no ganó nadie. El peronismo esa máquina de triturar memoria, permite estos comentarios.. Hace unos años un tal D eligío a K para continuarlo, le puso el ahora demonio de los medios Clarin, su ministro de economía, el 3 a uno, el yuyito, etc..y vamos pa delante... todavía replica en mis oidos cuando de K dijo que Menen quedaría como el mejor presidente de la historia tres meses despues de indultar a los que hoy condenan (claro privatización de YPF de por medio). los jovenes 85% contesta que no le interesa esta política. Ahora quieren que no salga la guita pero cuando se la llevaron todavia no savemos donde y cuando volvió. D comento en campaña que esta clase de opinión lo hacen "Viejos, Barbudos y pelotudos" lo rectifico: no todos son viejos y barbudos..
    3
  4. Vamos a ver viejo cuando se termine de incendiar la economía, cuando se terminen de patinar el anses, que vas a decir ????? Poco serio lo tuyo.
    2
  5. Tanto te molesta aceptarlo?? a ver sin repetir y sin soplar a coro: SOY OFICIALISTA, viste que no duele?
    1
En Imágenes