opinión

Hoy tendremos sentencia, pero no alegría

Este no es el primero, ni será el último, de los juicios que por delitos de lesa humanidad se ha realizado o se realizarán en Mendoza, pero sin duda es uno de los más importantes. Su trascendencia estriba en que en él se han escuchado testimonios tan desgarradores como los del juicio de San Rafael, pero multiplicados en número y superando los límites del dolor.

También, porque la crueldad de los torturadores que fueron juzgados superó todo lo imaginable cuando salió a la luz que se trataba de perversos sexuales que utilizaron la violación sistemática como un método más de sometimiento de sus víctimas, sin distinción de sexo.


Hoy es un día que como ciudadanos debe llenarnos de orgullo porque en nuestro país, como en ningún otro, la sociedad toda ha tenido la fuerza y la valentía de terminar con la impunidad de aquellos que durante casi 50 años asaltaron el poder y pisotearon la Constitución. Porque, tal como señaló el presidente de la CSJN, los juicios por estos crímenes forman parte del contrato social de todos los argentinos y se han convertido en política de estado. Porque estamos viendo los resultados de la persistente lucha que durante tantos años llevaron adelante las victimas directas e indirectas del terrorismo de estado. Porque podemos verificar que valió la pena mantenerse en el reclamo de justicia y decir con orgullo que ninguno de nosotros perdió la paciencia ni prefirió la venganza. Porque vemos que en todo el país cerca de 800 represores se encuentra procesados de los cuales 500 se encuentran detenidos, que alrededor de 300 ya fueron condenados. Porque estos juicios se están haciendo con todas las garantías y han sido un ejemplo de civilidad y respeto que por su condición de persona se debe a los imputados.

Hoy, luego de casi diez meses de interminables audiencias, en Mendoza tendremos sentencia.

Sin embargo, nadie podrá vivir esta jornada con alegría. Porque pese a que la realidad es alentadora, los hijos, las madres y las abuelas de los desaparecidos siguen esperando una respuesta. La última, la perfecta, aquella que fue planteada desde la noche en que se los llevaron. Aquella que los imputados pudieron darles antes de que los jueces pasaran a deliberar para dictar sentencia. Aquella que cobardemente prefieren callar. ¿Dónde están los desaparecidos?

Opiniones (3)
17 de enero de 2018 | 08:07
4
ERROR
17 de enero de 2018 | 08:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. A todos los compañeros que nos enseñaron a los jovenes a no bajar los brazos, y a mantener la dignidad que no tuvieron los violadores genocidas. Gracias a la Presidenta por este nuevo país con justicia. Gracias a los jueces por darles a los torturadores las garantías de defenderse, y por no violarlos, por no torturarlos, por no meterles ratas dentro de sus cuerpos para que se los comieran, por darles agua y comida, por no colgarlso de lso dedos de los pies y respetarles la dignidad como lo que parece que son, personas. Gracias por garantizar lo que ellos negaron a las víctimas, porque de lo contrario nosotros seríamos como ellos. Y NADA MAS ALEJADO DE LA REALIDAD. NO SOMOS COMO ELLOS Y NUNCA LO SEREMOS, POR ESO PEDIMOS JUSTICIA Y MEMORIA. POR ESO PREFERIMOS NO TORTURARLOS NI VIOLARLOS. PORQUE NOSOTROS NO PARECEMOS PERSONAS. LO SOMOS. 30000 COMPAÑEROS DETENIDOS TORTURADOS VIOLADOS Y DESAPARECIDOS: HEMOS CUMPLIDO.
    3
  2. ...el rencor hace infeliz...sobre todo sin autocritica...
    2
  3. Segunda sentencia en nuestra querida Provincia,mas Ratas a la jaula!!!
    1
En Imágenes
El ciclón que congela a los Estados Unidos
4 de Enero de 2018
El ciclón que congela a los Estados Unidos