opinión

Lucha antigranizo: más allá de los aviones y los pilotos

Cuando en Mendoza se nombra a la Lucha Antigranizo, la primera imagen que a uno le viene a la mente es la de un avión volando por los cielos de la provincia, sembrando ioduro de plata para proteger, a los cultivos de los cuatro oasis productivos, del granizo que tanto daño ha hecho históricamente en nuestra tierra. Pero para que ese avión esté en el aire, con un piloto y un copiloto, con la carga de bengalas y cartuchos correspondientes, y enviada por los radaristas de la Dirección de Contingencias a la zona correcta, varias acciones deben haberse realizado durante el otoño e invierno anteriores. Y en general, no son acciones que dependan de los que le ponen el pecho a las tormentas, a miles de metros de altura, ni de los radaristas que en tierra ponen su experiencia de décadas al servicio de los mendocinos; son acciones que deben realizarse, en tiempo y forma, en la Casa de Gobierno. Porque el Estado tiene, para evitar que algunos funcionarios inescrupulosos abusen de los bienes de todos los mendocinos, un sistema de compras y provisión de elementos que, aunque lento, ayuda a evitar enriquecimientos espontáneos de quienes están encargados de las cuentas públicas; esto motiva que, si el trámite administrativo para comprar bengalas o cartuchos, o para arreglar un avión, no se inicia con el tiempo suficiente, difícilmente las soluciones a los problemas estén disponibles para el inicio de la temporada agrícola.

¿Y cual es la solución entonces? Si no se puede acelerar un proceso, lo que hay que hacer es empezar antes a solucionar los problemas. Pero a diferencia de las acciones realizadas durante la gestión anterior, que se iniciaban apenas los aviones se liberaban al final del verano de sus tareas de defensa activa, la actual “gestión” demora la resolución de los expedientes, tal como hace en otras áreas, más allá de los límites razonables. Y sé de lo que hablo, porque fue el accionar veloz llevado a cabo durante nuestra gestión en el gobierno anterior lo que me permitió defenderme de un injusto juicio político en tiempos preelectorales, pero por sobre todo lo que permitió armar un sistema de lucha antigranizo en tres meses, luego de dar de baja la licitación por inconveniente y cara para la provincia; al año siguiente pudimos comprar cuatro aviones, un radar, estaciones telemétricas, certificar calidad y tener un consejo internacional auditando el sistema para su mejora continua. Fueron además, las pruebas contundentes de expedientes iniciados en tiempo y forma, las que permitieron en el marco del juicio político demostrar que, aunque el granizo de todos modos genere daños en la producción mendocina, no es culpa del funcionario de turno si se hace el trabajo en forma sistemática y correcta, y esa acción (reitero, en tiempo y forma) salva de sufrir daños muchas miles de hectáreas. Quizá sea difícil de entender para el productor que de todos modos pierde su cosecha, pero es un hecho que, con la tarea realizada como corresponde, la contingencia climática disminuye su daño sobre los cultivos, tanto en cantidad, como en calidad.

Otra solución, que ya planteamos en su momento, es separar a la Dirección de Contingencias del organigrama centralizado del Ejecutivo, para lograr mayor velocidad de contrataciones, y con un control más detallado de los gastos realizados. Tampoco esa iniciativa fue tenida en cuenta por el gobierno logrando de este modo, y valga la coincidencia idiomática, poner en jaque al sistema de lucha antigranizo.

En la temporada agrícola 2010-2011, la suerte acompañó a la producción mendocina por la baja cantidad de tormentas que se generaron, no por capacidades políticas, sino por situaciones meteorológicas previamente conocidas. Pero de igual modo, y como sucede cada algunos años, el próximo verano se presenta, según los meteorólogos, como mucho más complicado que el anterior.

De continuar la actual gestión este rumbo, y si se cumplen los pronósticos climáticos, Mendoza estará a merced de las tormentas. Tal vez estemos a tiempo de salvar algo, si aceleramos los tiempos. Y aunque cuando el granizo caiga ya no esté el justicialismo al frente del Ejecutivo provincial, deberían asumir la responsabilidad, como mendocinos que son, de dejar a sus sucesores el sistema funcionando, no por el bien del futuro Gobernador, sino por el de todos los productores mendocinos.
 

Opiniones (3)
16 de enero de 2018 | 22:34
4
ERROR
16 de enero de 2018 | 22:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Comparto la visión que tenés de Bessa, pero no el resto. Te invito a que busques todos los recortes de diarios desde el año 2005 hasta la fecha, tengas en manos lápiz y papel para sacar tus números, examines los presupuestos, apelo a tu visión para que le informes a los foristas dónde está el dinero que se bajo en el año 2007 desde Bs. As. y que no se sabe dónde está, digas también qué tareas desarrolló Martín que sea diferente a la de Bessa, cómo se maneja el tema del seguro en Mendoza, etc. Si te falta todo este material yo te lo puedo proporcionar. Ojo! soy Radical, tengo familiares directos que son Ing. Aeronáuticos, conozco del tema a fondo, más de lo que cualquiera se pueda imaginar, te puedo hablar de los radares también, pero no comparto la mentira y el robo descarado.
    3
  2. No comulgo políticamente con las ideas de la Sra. Laura Montero, pero reconozco en ella a una funcionaria capaz y comprometida con su gestión, sin cuya fuerza y talento el servicio de Lucha Antigranizo se hubiera disuelto en 2005. Disiento con sus pronósticos, pues creo que la próxima gestión será también justicialista. Pero, al margen de ese detalle, coincido con lo que expresa en cuanto a gestión. Si algo ha caracterizado al actual Gobierno en materia de Lucha Antigranizo, es una total ausencia de conducción, compromiso y gestión. Lo primero que hizo Jaque al asumir fue cambiar el nombre del Ministerio de Economía, que pasó a ser "de Producción, Tecnología e Innovación". Pero ese ampuloso título no se condijo con el contenido. El primer Ministro, Guillermo Migliozzi, fue un auténtico desastre, y se perdieron con él dos valiosos años de gestión. La aparición de Raúl Mercau, en el segundo medio tiempo, visiblemente no ha podido equilibrar la cancha. Curiosa paradoja, el Ministerio de Producción, Tecnología e Innovación no ha sabido cuidar a la Lucha Antigranizo, su màs preciada joya tecnológica, donde regularmente se innova a favor de la producción mendocina. Si la Lucha Antigranizo no ha explotado aún, si no se ha venido abajo todavía, es sencillamente por el esfuerzo de decenas de técnicos y profesionales de la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas que sostienen en silencio a la estructura tecnológica más importante de Mendoza. La única excepción a la regla de esfuerzo, profesionalismo y dedicación de la DACC la constituye, curiosamente, su actual Director, el Ingeniero Raúl Besa, que ha demostrado ser un inoperante absoluto. Es conocida su escasa presencia en la repartición, su escasa gestión, su nula capacidad de resolución de conflictos, y el poco respeto que genera en todo el personal, que ya lo tiene "calado" como un vago. Quizá un buen comienzo para revertir la tendencia autodestructiva de la Lucha Antigranizo sea desplazar del cargo a este funcionario inoperante y acelerar los procesos pendientes. De esa forma el nuevo gobierno, que (insisto) será justicialista, no tendrá que preocuparse por el daño de las tormentas de diciembre precisamente al inicio de su nueva etapa de gestión.
    2
  3. Montero sos el colmo de los sinvergüenza. Vos no te acordas de lo que te pasó en el 2007? Tuviste pedido de Juicio Político, el único que te salvó fue Puga por amistad familiar. x. Te acordás el patovica que tenías en tu oficina y cuántas veces intentaron pegarte públicamente por esto. VOS TE PENSAS QUE TODOS LOS MENDOCINOS SOMOS TAN x, NO SOS NI SIQUIERA RADICAL CON TRAYECTORIA POLÍTICA Y SOS TAN VENDIDA COMO TU SOCIO COBOS. x, NO TENÉS CARA.
    1
En Imágenes
El ciclón que congela a los Estados Unidos
4 de Enero de 2018
El ciclón que congela a los Estados Unidos