opinión

¡Yes we camp! pero... ¿para qué?

La Revolución de los Indignados en España. Se han tirado toda la noche en la plaza, pero formando grupos descoordinados. Nadie quiere ser líder de la protesta. Todos rehuyen el protagonismo.

Unas 2.000 personas han tomado esta noche la plaza de Sol, en Madrid. Han conseguido mantenerse allí hasta el amanecer de forma pacífica, sin que la Policía les desalojara. Y se trata de una convocatoria que ha nacido espontáneamente y en la que también han colaborado algunas organizaciones: 'Democracia Real ya', o 'madrid.tomalaplaza.net' son sólo un par de ejemplos.

Pero tanto ruido ¿para qué? Ni ellos mismos lo saben. Apuestan por cosas tan difusas como "un cambio y un mundo mejor", pero no son capaces de concretar sus propuestas, sus denuncias, sus exigencias. Se han tirado toda la noche en la plaza sí, pero formando grupos dispersos y descoordinados en la explanada.

Mientras unos se organizaban en comisiones (siete han formado y dentro de algunas de ellas hay incluso subcomisiones), otros se dedicaban a colocar una gigantesca pancarta en la cara norte de la glorieta donde podía leerse: 'Lo llaman democracia y no lo es'. Y unos metros más allá, entre los del fondo norte y los del fondo sur, una chica realizaba una 'performance' cubriéndose la cara con una máscara de Guy Fawkes (conspirador católico inglés cuya imagen es utilizada en la novela gráfica y en la película 'V de Vendetta'). Parece que en esta protesta todo vale mientras los manifestantes que se van sumando consigan mantener tomada la plaza.

Seguí leyendo esta nota en El Mundo.

Opiniones (0)
22 de enero de 2018 | 07:37
1
ERROR
22 de enero de 2018 | 07:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El ciclón que congela a los Estados Unidos
    4 de Enero de 2018
    El ciclón que congela a los Estados Unidos