Dos aventureros franceses siguen la ruta de Saint Exupery en un ultraliviano

Cyprien y Damien son dos estudiantes que siguen la ruta de vuelo de los pilotos de la Aeropostale francesa. Recorrerán miles de km a bordo de un ultraliviano, emulando lo que en otras épocas era vivido como una hazaña el simple hecho de entregar la correspondencia. En Mendoza, dialogaron con Juan García, el puestero que encontró a Henry Guillaumet. Mira las fotos del vuelo.

La aventura es la aventura, reza una vieja película de Claude Lelouch. Bajo esa premisa, dos jóvenes franceses siguen la misma ruta aérea que hace más de 70 años cumplían Antoine de Saint-Exupéry y su amigo Henry Guillaumet bajo el servicio de la mítica compañía Aeropostale para llevar el correo de Francia a la Argentina y Chile.

El sueño de Cyprien Andrés y Damián Van Eeckhout comenzó hace más de dos años, bajo la influencia de esos dos héroes de la aviación francesa y cuya historia también guarda un pedazo para Mendoza. Guillaumet, por ejemplo, hacía el servicio de correo aéreo que unía a Mendoza con Santiago de Chile. 

Como se conoce, Guillaumet sufrió un accidente aéreo en 1930 por un temporal de nieve al cruzar la cordillera, en las cercanías de la Laguna del Diamante, en San Carlos, donde estuvo desaparecido por varios días. El genial autor de “El Principito” también arribó a nuestra provincia para sumarse a la búsqueda.



Un préstamo

Casi ochenta años después, dos estudiantes -uno de Negocios, el otro de Derecho- adquirieron un préstamo para comprar un avión ultraliviano que les permitiría emular las hazañas de los pilotos de aquellas épocas, y cuyo costo oscilaría los 20 mil dólares. Cuando todo concluya, los estudiantes de último año pondrán en venta el ultraliviano, para recuperar los costos.

“Otra parte del dinero también la conseguimos ahorrando en un año de pasantías, pero también buscamos el sponsor de la comuna de París, que beca a los jóvenes para realizar experiencias novedosas”, reseñó Cyprien en un hábil castellano, que ha adoptado algunas palabras típicas del argentino. A la vuelta, los dos jóvenes tendrán que realizar una devolución para el Correo de la "Ciudad de las Luces".



La aduana y el viento del sur

“En Francia, los pilotos de la Aeropostale son héroes, se cuentan muchas anécdotas sobre ellos, pero nosotros queríamos saber más de sus experiencias viajando en la ruta que hacían entre Argentina, Chile y Brasil”, indicó Damien sobre ambos pilotos que alcanzaron mayor gloria en la Segunda Guerra Mundial, aunque sus aviones fueron derribados.

Este trayecto comenzó hace un mes atrás en Buenos Aires, continuó por la Patagonia, siguió en Mendoza y proseguirá por el norte argentino –Salta, Foz de Iguazú- para luego dar el paso a Brasil –Belo Horizonte, Natal y Recife-, hasta volver en abril a Buenos Aires.

Un contratiempo en la aduana argentina imposibilitó que pudieran cruzar la cordillera y aterrizar en suelo chileno. No fue el único problema.

“Tuvimos bastantes contratiempos. La aduana, el viento en el sur, sobre todo en Puerto Madryn y, por último, también rompimos la hélice, por lo que estuvimos una semana parados en un pueblito llamado Paso de Indios, hasta que nos enviaron el repuesto desde Buenos Aires”, explicó Cyprien.

El accidente ocurrió al detenerse en un hermoso paraje de salinas en la ruta 25, pleno desierto patagónico. La impresión de lo que alguna vez fue llamado por los cartógrafos franceses como “las tierras magallánicas” también caló hondo en el ánimo de los dos pilotos.

“Argentina es muy grande, pasábamos kilómetros sin ver una casa. Hasta tuvimos que bajar a la ruta para cargar combustible”, cuentan y se ríen al recordar la sorpresa del empleado de la estación de servicio que hizo salir a toda su familia para que contemplaran esa escena salida de una película de Carlos Sorín.



A la búsqueda del puestero

Desde Bariloche llegaron al aeródromo de La Puntilla, en Mendoza, donde fueron cálidamente recibidos por Philippe Rolet, gerente de la Bodega Altavista, uno de los contactos y también encargado de la logística de esta parte del recorrido.       

“Estamos reviviendo lo que hicieron esos pilotos, ellos hacían cosas increíbles, tenían que viajar con mal o buen tiempo, pero nosotros lo hacemos con la tecnología que disponemos hoy en día: GPS, paracaídas, y estamos conectados permanentemente a un satélite en caso de emergencia”, explicó Damien, aunque también cuenta que deseaban conocer esta parte del mundo sin las mochilas.

De hecho, el ultraliviano está dotado de un motor rotax de 100 caballos de fuerza y alcanza los 80 km/h, una velocidad que permite emular los vuelos de aquellas épocas, con biplanos sin una cabina cerrada, como ahora, sino con la cabeza al ras del viento. En él, pueden cargar alrededor de 450 kilos, incluidos los dos pilotos, el combustible y una mochila, como único equipaje.

Cyprien y Damien han partido antes que despunte el sol por el este. A las cinco, levantaron vuelo hacia Salta, con una breve parada en la localidad de Chepes, en La Rioja, para cargar combustible. Mendoza los acogió una semana, en la que no faltaron los asados regados con buenos vinos –aunque, se lamentaron, al día siguiente había que levantarse más que temprano-.

Pero el descanso era más que obligatorio, porque es el tiempo que les demandó encontrar ese vínculo entre los pilotos franceses y nuestra provincia.

“Queríamos conocer a Juan García y lo hicimos ayer, luego de buscarlo durante días, en la Plaza Independencia, donde tiene su puesto. Nos contó toda su historia. Tiene muy buenos recuerdos a sus 92 años”, indicó Damien.

García era apenas un mocoso cuando encontró a un agonizante Guillaumet. Para reanimarlo, García lo llevó a su casa, le dio una copa de coñac y una taza de leche de cabra con azúcar, según contó en alguna ocasión.

“Cada vez que aterrizamos, siempre había alguien esperándonos. Los argentinos son más abiertos que los europeos, en general”, graficaron ambos pilotos, al destacar la cordialidad que han recibido, la misma que se ha dado con la gente del aeroclub  de La Puntilla.  

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|23:54
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|23:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016