Deportes

Del Potro no tuvo chances ante un Federer imparable

El tandilense se despidió del primer Grand Slam del año. El número dos del mundo lo barrió con un tremendo 6/3-6/0 y 6/0. El suizo enfrentará a Roddick en semifinales.

Se esperaba que a Juan Martín del Potro le resultara complicado superar a Roger Federer, aunque nadie seguramente podía imaginarse que el tandilense iba a poder hacer tan poco antes que el suizo lo eliminará en los cuartos de final del Abierto de Australia por un categórico 6-3, 6-0 y 6-0, tras una hora y 20 minutos.

Se dieron dos situaciones claras: Federer volvió a jugar como el número uno del mundo que aspira recuperar y Del Potro se dio cuenta rápidamente que nada de lo que hiciera iba a comprometer a su rival. Así, el partido, sólo fue partido, durante los primeros tres games.

El suizo hizo todo a la perfección. Sólo cometió nueve errores no forzados, metió 38 tiros ganadores (contra ocho de Del Potro), tomó la iniciativa con el servicio (hizo 12 aces y no concedió ninguna oportunidad para quebrar), se movió con agilidad por todo el fondo de cancha, sus golpes tenían precisión y aceleración, en la red estuvo impecable y aprovechó al máximo cada espacio que le dio el argentino.

Federer quebró por primera vez en el cuarto juego (3-1) y luego cada uno mantuvo su saque hasta el 6-3. Después, el dos del planeta se quedó con el servicio del seis del mundo en seis veces ocasiones consecutivas y avanzó sin transpirar a las semifinales, instancia en la que lo espera Andy Roddick, quien eliminó al serbio Novak Djokovic, campeón defensor, por 6-7 (3), 6-4, 6-2, 2-1 y abandono.

La fuerte ola de calor que azota la región de Victoria hizo efecto en el cuerpo de Djokovic, quien tras perder el tercer set requirió atención médica con masajes en el brazo y piernas. El serbio se había refugiado durante los intercambios colocándose toallas con hielo en el cuello para mitigar el calor sobre la pista, pero finalmente no logró terminar el duelo.

Fue el cuarto enfrentamiento en el circuito entre Del Potro y Federer, quien ya se había impuesto en los otros partidos: Wimbledon y Basel 2007, y la temporada pasada en el Masters Series de Madrid. El argentino nunca le pudo ganar un set.
En Imágenes