La policía espera que el examen de ADN confirme al violador serial

Fuentes policiales aseguraron que las pruebas reunidas hasta el momento sobre la culpabilidad del principal sospechoso del crimen de Liliam Gómez no son contudentes, pero sirven para mantenerlo entre rejas. En tanto, esperan que la Facultad de Medicina revele el resultado de las muestras de ADN.

Hasta el momento, todas las pruebas reunidas por la Justicia y que conducen a Hugo Asenjo como principal sospechoso de la violación y asesinato de Liliam Gómez, no son contundentes pero resultan elementos útiles para dilucidar el sonante caso. En tanto, esperan que los exámenes de ADN para ratificar toda la validez de lo actuado hasta el momento.

Según fuentes policiales vinculadas a la investigación, "todos los elementos reunidos están sujetos a las pericias", un proceso de verificación que no se da de un día para el otro.

Asimismo, las mismas fuentes aseguraron que "no hay pruebas contundentes, pero los fiscales han reunido elementos útiles como para asegurarse que esta persona es la principal sospechosa".

Entre estos elementos, el teléfono celular de la víctima de 51 años que el violador habría vendido a otra persona, poco después de haber cometido el atroz hecho, es la principal prueba que llevó a la detención de Asenjo.

Los pesquisas siguieron las llamadas que se habrían realizado desde el móvil en los días siguientes para dar finalmente con un joven con antecendentes, residente en una pensión de Capital. Este mismo joven fue quien condujo a los investigadores hacia la persona que le habría vendido el teléfono.

En el club YPF dieron con Asenjo -que trabaja como empleado en el área de mantenimiento-, señalado por este testigo incialmente demorado por la policía para saber si había actuado como cómplice o encubridor.

Pero también la Justicia cuenta con huellas dactilares que se tomaron en la escena del crimen y que concordarían con las de Asenjo, asimismo como ropa que se secuestró en la vivienda de Asenjo -a pocos metros de la pensión donde se detuvo al joven que tenía en su poder el celular de Gómez-.

En tanto Asenjo ya se encuentra en la penitenciaria, en la Facultad de Medicina se realizan las pericias para cotejar su ADN con las muestras halladas en el el cuerpo de Liliam Gómez -de 51 años-.

"Laprueba ratificaría la autoría del hecho", señalaron fuentes policiales. 

Asimismo, se espera que la joven estudiante de 24 años, que fue abusada en el mismo edificio del Parque Central, pueda reconocer al principal sospechoso de la causa.   

A pesar de la detención, familiares y vecinos de la víctima siguen desconfiando de que se trate del autor material.
Opiniones (1)
19 de septiembre de 2017 | 17:12
2
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 17:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. estos milicos de mierda engarronan a cualquiera para que no jodan mas ojala que encuentren realmente al violin,y que los familiares de lilian no le saquen el cuchillo de la panza hasta que encuentren al verdadero asesino.
    1
En Imágenes