Las edades de Brad Pitt en su nueva película

¿Qué sucedería si en lugar de nacer siendo un bebé y envejecer gradualmente, el proceso fuera el inverso? La obra del escritor Francis Scott Fitzgerald dio como fruto 'El curioso caso de Benjamin Button'.

¿Qué sucedería si en lugar de nacer siendo un bebé y envejecer gradualmente, el proceso fuera el inverso? Según Mark Twain, "la vida sería infinitamente más feliz". El escritor Francis Scott Fitzgerald decidió a principios del siglo XX fantasear con esa idea, lo que dio como fruto 'El curioso caso de Benjamin Button', un relato sobre un hombre cuya vida discurre al revés, según publica el diario español El Mundo.

Llevarlo al cine había sido considerado hasta ahora misión imposible. Demasiado tiempo, demasiados personajes, demasiado coste, demasiado ambicioso en definitiva. Ha hecho falta casi un siglo y la inestimable ayuda de la tecnología para que alguien osara llevarlo a la gran pantalla. Ese alguien es David Fincher, director de 'Seven' y 'El club de la lucha', que ha vuelto a contar con Brad Pitt como protagonista de la historia.

El resultado es una superproducción de tres horas de duración que se ha convertido en la favorita para los Premios Oscar con 13 nominaciones, entre ellas la de mejor filme y mejor dirección. Una película perfecta estéticamente, con unas caracterizaciones apabullantemente realistas y unas increíbles interpretaciones.

El papel, un reto

Brad Pitt asume uno de los papeles más complicados de su carrera artística. Interpreta a Benjamin Button en prácticamente todas las etapas de su vida (salvo cuando es un bebé, por motivos obvios). Es un niño anciano, que, tras ser abandonado por su padre, crece en un geriátrico, bajo los cuidados de Queenie, una joven afroamericana que lo criará como si fuera su propio hijo.

En ese entorno, rodeado de ancianos decrépitos, a Benjamin no le queda otra que familiarizarse con la muerte siendo aún un niño. "Procede de un mundo de personas que aceptan su propia mortalidad, por lo que pocas cosas le asustan", explica Fincher.

Las reminiscencias de 'Forrest Gump' son inevitables: el retrato de Benjamin Button se convierte en un recorrido por la historia de EE.UU. del siglo XX. Nace el mismo día en que acaba la I Guerra Mundial, y pasará su infancia en una Nueva Orleans acuciada por la depresión de los años 30. Será testigo de la II Guerra Mundial, del desarrollo de los 60, de la liberación sexual… Hasta llegar al siglo XXI, concretamente a la víspera del desastre del 'Katrina'.

Todo desde un punto de vista realista que hace que en ocasiones se eche de menos algún guiño a la fantasía que encierra el planteamiento de la historia. Sin embargo, ése era la intención de los productores: "Eric Roth (guionista) era la persona ideal para desarrollar todo el potencial de una historia a tan gran escala pero profundamente personal".
Una producción millonaria

Aunque narrativamente decae en algún momento, 'El curioso caso de Benjamin Button' resulta interesante no sólo por su perfección formal (en la que algo tienen que ver los 150 millones de dólares de la producción), sino también por los mensajes que subyacen en la historia. El más importante: las personas son lo que son y sus circunstancias. "Benjamin es una especie de bola blanca de billar y toda la gente que choca con él le deja huella. Así es la vida: una colección de esas marcas y huellas", afirma Fincher.

La interpretación de Benjamin Button le ha valido a Brad Pitt la nominación al Oscar y tal vez suponga su consagración definitiva. Y es que, a sus 45 años y a pesar de contar en su carrera con interpretaciones más que notables ('Snatch', '12 monos', 'El asesinato de Jesse James…', 'Babel'…), no ha terminado de quitarse de encima el 'sambenito' de guaperas que explotó en películas tan prescindibles como 'Leyendas de pasión' o 'Siete años en el Tíbet', y que no han hecho otra cosa que impedir que buena parte de crítica y público perciba el gran intérprete que es.

La otra pata de la historia es Cate Blanchett, una de las mejores actrices que ha dado el cine en las últimas décadas —no en vano el año pasado recibió dos nominaciones al Oscar—, que vuelve a deslumbrar en el papel de Daisy, el eterno amor de Button que ha de enfrentarse a la tesitura de hacerse mayor mientras su amado va rejuveneciendo.

Las actuaciones de los secundarios son fundamentales en la historia, en especial la de Taraji P. Henson, que da vida a la joven que adopta a Button y representa el amor incondicional y ausencia de prejucios en una época en la que actitudes así no eran las habituales. Julia Ormond, Jason Fleming, Tilda Swinton y Jared Harris completan el reparto.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|07:37
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|07:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016