Deportes

Marcos Patronelli: el Dakar terminó, la alegría continúa

Tras lograr el segundo puesto en el rally, el oriundo de Las Flores abrió las puertas de su casa de veraneo y contó cómo comenzó su amor por los 'fierros'.

Marcos Patronelli sigue viviendo un sueño luego de su brillante carrera en el Rally Dakar Argentina-Chile 2009 y a la hora de hacer un balance de todo lo sucedido lo primero que se le viene a la cabeza es que de chico lo calificaban como "el loquito del cuatriciclo".

El piloto, oriundo de Las Flores, sigue disfrutando del segundo puesto que obtuvo en la clasificación general y no tuvo problemas en recibir a Télam en su casa de veraneo en Cariló, donde no encontró la tranquilidad, porque el celular y los pedidos de entrevistas no lo dejan en paz.

Por otra parte, durante el reportaje, elogió la organización argentina del rally Dakar. "No hubo ningún tipo de problemas y era muy perfecto todo", señaló.

"A los 7 años comencé a manejar una ’motito’ de 50 cilindradas, corriendo carreras con mi hermano en el parque de mi casa. Luego nos compramos una moto más grande, siempre incentivados por mi padre que es un fanático de las motos y los fierros de toda la vida", rememoró.

"En 1993 arranca mi hermano a correr la primera carrera en cuatriciclo, donde sale tercero y juntos comenzamos a seguir todas las carreras como "el duro del Atlántico" y él corrió dos o tres carreras más y yo arranqué corriendo en moto. En 1996, me compran un cuatriciclo nunca más me bajé. Me decían ’el loquito del cuatri’ porque andaba a fondo", evocó.

T- Comenzaste a correr con cuatriciclo y no paraste más. ¿Dónde podías correr?

P- No paré más. Desde chico todos los fines de semana veníamos a la costa (a Villa Gesell) y aprendimos mucho a andar en los médanos desde muy chiquitos. Así ya tomamos a este "hobby" como un deporte, comenzamos a entrenar.

Los 40 días de vacaciones que teníamos era venir y andar todo el día arriba del ’cuatri’, salir a correr y todo eso me dio la posibilidad de ganar los últimos cuatro LTG. Después de eso llega la gente de Can-Am (de Argentina y Canadá), me invita a participar de la carrera y fue así como llegué a participar por primera vez en el Dakar.

T- ¿Cómo se prepara un competidor para participar del Dakar?

P- Yo entrené mucho aeróbicamente, hacía dos o tres horas de gimnasio, corría una hora, hacía bicicleta, después me compré un cuatriciclo igual al que corrí este Dakar y me venía desde Las Flores hasta la costa, 600 o 700 kilómetros por día. Hacía cosas muy parecidas a lo que iba a hacer en la carrera. Agarraba caminos de tierra, hacía toda la zona de Saladillo-Tapalqué, daba toda una vuelta. La verdad es que era lindo pero a veces cansaba andar todo el día por los caminos de tierra, pero de cierta manera me iba acostumbrando a lo que sería la carrera.

T- ¿Ibas solo o te acompañaba alguien?

P- Los primeros días me acompañaba mi "viejo", que iba en la camioneta haciéndame el aguante por las dudas que pase algo, pero al final me dejaron solo y no me pasó nada.

T- ¿Creés que el país estuvo a la altura de las circunstancias para la organización de este Dakar?

P- Yo creo que estuvo muy bien organizado, no hubo ningún tipo de problemas y era muy perfecto todo. Te decían ’7.30 largás’ y eso se cumplía. La verdad fue que todo estuvo muy bien organizado, a pesar de las modificaciones de las distintas etapas.

T- ¿Qué sensaciones tuviste durante la carrera?

P- Yo corrí siempre pensando que iba a llegar, pero uno no piensa nunca que va a llegar. Una mañana me levanté y me dije para mi adentro ’para qué me anoté en esto, no quiero correr’.

Es que se siente mucha responsabilidad, ya que había dejado de trabajar, había gastado mucho dinero, con toda la familia apoyándome, siguiéndome a mí solo. Me sentía muy responsable de lo que podía pasar, pero gracias a Dios salió todo bien.

T- ¿Pensaste en abandonar en algún momento?

P- No, tenía mucha responsabilidad en mí mismo y si no llegaba era porque se iba a romper el cuatriciclo o me iba a caer y lastimar, pero abandonar porque estaba cansado no, sinceramente no se me cruzó nunca por la cabeza.

T- ¿En lo deportivo este es el mejor momento de tu vida?

P- Sin dudas. Correr este Dakar es lo más. Ya no podés pedir más, después de este rally te sentís realizado.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|11:40
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|11:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016