Crimen del Parque Central: sobrino de la víctima cree que el asesino sigue suelto.

Hubo esceptiscismo durante la movilización que se realizó esta tarde entre los familiares de la víctima y vecinos de la zona del Parque Central. Los protestantes clamaron justicia y cortaron las calles circundantes al edificio donde vivió y mataron a Liliam.

"El que encontraron es un raterito. Ciurca ayer hizo su política; el allanamiento fue en la mañana y yo me enteré a las siete de la tarde”, expresó con gesto adusto, Cristian Rojas, uno de los sobrinos de Liliam Gómez y que pertenece a la fuerza policial.

Esta tarde, como sucede desde hace varios sábados atrás, Rojas encabezó una marcha junto a otros familiares y vecinos de los edificios aledaños al ubicado en Patricias Mendocinas y Pellegrini -torres de departamentos en los que vivía y murió Liliam-, en reclamo de justicia para el caso de su tía y exigiendo “cadena perpetua para el asesino”.

“No nos vamos quedar quietos. Esto no tiene que quedar en el olvido”, subrayó el joven, quien fue una de las primeras personas que ingresó al departamento del sexto piso de la víctima tras su violación y asesinato.

Aunque la convocatoria no fue la esperada ("lo mismo pasó el sábado pasado, la gente es indolente", destacó una mujer), el medio centenar de personas que se dieron cita en la rotonda de Mitre y Pellegrini pasadas las 19 de  hoy, expresaron, una vez más, su preocupación y desconfianza por la falta de esclarecimiento del atroz hecho.

El grupo de manifestantes dejó muy en claro que no cree que el joven detenido sea el violador y homicida de Liliam Gómez. La  frase “esto huele raro, hacen creer que lo agarraron pero no es así” fue el común denominador en la tarde.
 
Con pancartas, carteles, palmas y el pedido expreso de justicia, los vecinos y familiares de Liliam recorrieron las calles Pellegrini y Chile hasta llegar a Mitre, intersecciones en donde cortaron el tráfico por, al menos, media hora.
 
Allí, con labios apretados, Cristian, recalcó: “Yo vi a mi tía, como quedó; tenía el pómulo deshecho, el cuello lleno de marcas y la boca hinchada. La hizo mierda ese hijo de puta”.

Los vecinos del edificio de Patricias y Pellegrini, ausentes

Según palabras de un grupo propietarios e inquilinos -que a las 19, paradójicamente, se encontraban reunidos en la vereda de esas torres de departamentos-, no iban a asistir a la manifestación porque tenían reunión de consorcio.

"No, acá no se juntan; es en la rotonda", señaló uno de la docena de  vecinos reunidos en la puerta del edificio, a una de las personas que buscaba el punto de concentración de la marcha; y agregó: "nosotros estamos de reunión de consorcio".
Opiniones (5)
19 de septiembre de 2017 | 18:48
6
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 18:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. creo que es hora de creer un poco en el ministro y su policia no podemos caer en la que no se hace nada si los atrapan esta mal y si no tambiem el fiscal dijo que hay pruebas suficiente para pensar que son esos hijos de mil lo que mataron esta señora basta de politizar todo es hora de que pensemos antes de vertir opiniones que no sirve de nada
    5
  2. ESTO ES PARA ACALLAR VOCES, ESTOS DOS SON SOLO INFELICES RATEROS, TENEMOS QUE ESPERAR LAS PERICIAS, PERO CMO VIENE ESTOS SEGUN LA PRENSA PARA MI UNO ENCONTRO EL CELULAR, LO VENDIO Y NO TENIA NI LÑA MAS PUTA IDEA DE QUIEN ERA, ESPERO QUE NO TENGAMOS QUE ESTAR AÑO Y MEDIO PARA QUE SALGA EL JUICIO Y AHI LO LARGUEN Y AL CUMPLABLE NO LO ENCUENTREN NUNCA MAS.
    4
  3. La verdad que es raro, no es la primera vez que salen, agarran al primero que se cruza, arman una causa, hacen aspavientos y piblicitan que resolvieron el caso. Meses después no pueden mantener en un juicio con pruebas el invento y los jueces deben liberar (con suerte) al perejil Después la gente dice "entran por una puerta y salen por la otra". Lo hiceron en el caso Rubino y en muchos más.
    3
  4. En verdad destaco la frialdad de los vecinos. Tal como el caso de la turista alemana violada, y que observó como transeúntes no atendieron su auxilio, esto es por demás canallesco. Por suerte no todos los vecinos son iguales y queda gente solidaria, a ellos gracias por hacer retroceder a los delicuentes que asolan nuestra ciudad.
    2
  5. Se escribe escepticismo.
    1
En Imágenes