Prisión preventiva a matrimonio que mató al abusador de su hija de 12 años

El hecho ocurrió en diciembre del 2008 cuando la pareja junto a un grupo de vecinos, participaron en el linchamiento de un hombre a quien acusaban de abusar de su hija de 12 años de edad.

La jueza de Garantías Nº 1 de La Matanza, Mary Castillo, dispuso la prisión preventiva para un
matrimonio acusado de participar, junto a un grupo de vecinos, en el linchamiento de un hombre a quien acusaban de abusar de su hija de 12 años de edad, en la localidad bonaerense de Virrey del Pino.

El episodio se registró el pasado 14 de diciembre, cuando los padres de una nena de 12 años, junto a otras 15 personas, vecinos del lugar, ingresaron abruptamente en el domicilio del señalado como abusador de la niña, y luego de golpearlo con fierros y palos, lo asesinaron de dos balazos.

Fuentes judiciales informaron a Noticias Argentinas que la jueza hizo lugar al pedido de la fiscal de Gregorio de Laferrere Andrea Schiebeler y les imputó el delito de "homicidio calificado
por el concurso premeditado de dos o más personas" y "daños".

Según las fuentes, todo comenzó cuando la pequeña de 12 años regresó de hacer unos mandados y les dijo a sus padres que un vecino, luego identificado como José Barrero, de 45 años y nacionalidad paraguaya, la había "manoseado" en sus partes íntimas.

Así, el matrimonio padre de la pequeña y varios vecinos, armados con palos y fierros, fueron a la vivienda de Barrero, ubicada en la calle Griveo al 4900, en la localidad de Virrey del
Pino, e irrumpieron violentamente.

En su interior, se encontraba la concubina de la víctima, mientras que Barreiro permanecía escondido en el placard del dormitorio, hasta  que fue descubierto por los agresores.
Barreiro recibió golpes en todo el cuerpo y fue ultimado a balazos, luego de lo cual los agresores destrozaron toda su vivienda.

Quienes habrían realizado los disparos son dos personas, prófugas de la Justicia, quienes -según la investigación- recibieron una llamada de uno de los imputados pidiendo "dos
negros" para "matar a un violín" (en la jerga policial, un violador).

Al mismo tiempo, las fuentes consultadas por NA aseguraron que el abuso a la menor no está comprobado, ni tampoco hay testigos del hecho que puedan comprobarlo.

Mientras tanto, la Policía trata de dar con las dos personas que habrían sido los autores materiales del hecho, quienes están prófugos pero "a punto de ser identificados".

Por otra parte, aún hay pendientes varias pericias ordenadas, entre ellas una prueba de dermotest al padre de la pequeña, con el cual se intenta determinar si él también realizó disparos.
Opiniones (0)
13 de diciembre de 2017 | 19:43
1
ERROR
13 de diciembre de 2017 | 19:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho