Deportes

El 2009 será un año de “supervivencia” para la Fórmula Uno

"Necesitamos una buena temporada para tener un futuro", dijo el jefe de Toyota, John Howett. "No sé si es necesaria una victoria para asegurar la continuidad, pero ciertamente nos sentimos como si tuviéramos que asegurar un primer puesto en un Gran Premio".

La sobriedad y el miedo al futuro fueron las notas predominantes durante los primeros tests de la temporada en la Fórmula 1, que diferentes escuderías realizan esta semana en la localidad portuguesa de Portimao, en el Algarve.

Bajo un ambiente de aflicción por la crisis financiera mundial, los equipos trabajan por sobrevivir a la nueva temporada, en lugar de luchar por el éxito.

"Trata de la supervivencia", dijo de forma sincera el patrón de Renault, Favio Briatore, en el circuito de Portimao, donde los equipos continuarán con sus entrenamientos hasta el jueves. "Nunca tuvimos un momento tan crítico como ahora".

La presión en los equipos se incrementó significativamente desde que la marca japonesa Honda se viera obligada a abandonar el Mundial de Fórmula 1, a causa de la crisis, que cada día es más acuciante. Los equipos miran al futuro con incertidumbre.

"Necesitamos una buena temporada para tener un futuro", dijo el jefe de Toyota, John Howett. "No sé si es necesaria una victoria para asegurar la continuidad, pero ciertamente nos sentimos como si tuviéramos que asegurar un primer puesto en un Gran Premio".

Howett pidió a Bernie Ecclestone, dueño de los derechos de la Fórmula 1, que se compartan de forma más equitativa los beneficios procedentes del marketing, pero hasta el momento no obtuvo respuesta, según afirmó.

El miedo acecha como nunca al paddock, con muchos de los trabajadores de la Fórmula 1 inquietos por su futuro.

"Estamos realmente preocupados por nuestros empleos", confesó un anónimo ejecutivo de marketing, mientras un mecánico reconoció que ya está buscando alternativas laborales.

A pesar del mal tiempo y del deprimido ambiente en Portugal, el piloto de Toyota, el alemán Tomo Glock, dijo que existía buen humor entre los miembros de su equipo.

"Claro que son tiempos difíciles", declaró el alemán, antes de añadir que todo el equipo está motivado y preparado para la nueva temporada que arranca el 29 de marzo en Melbourne con el Gran Premio de Australia.

La Fórmula 1 accedió a recortar los gastos para la presente campaña, haciendo un esfuerzo por ahorrar dinero. Los equipos consintieron en reducir su presupuesto un 30 por ciento, en una suma estimada en mil millones de euros (unos 1.300 millones de dólares).

Además de ahorrar en las pistas, las presentaciones de los equipos fueron este año mucho más modestas que en temporadas pasadas. Por ejemplo, la escudería japonesa Toyota optó por hacer una presentación virtual de su nuevo monoplaza.

Por otro lado, el doble campeón del mundo, el español Fernando Alonso, criticó las novedades para el nuevo curso, asegurando que el deporte necesita "continuidad" si se quiere mantener la popularidad.

"Los espectadores en casa no quieren ver 15 cambios de una temporada a otra. Esto sólo les molestará y se acabaran marchando", dijo Alonso.

Alonso también dijo que lamentaba la ausencia de Honda, pero que cree que "puede servir para salvar a otros equipos".

Briatore, por su parte, aseguró que Honda cometió errores en los últimos años y que ahora pagó el precio".
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|15:13
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|15:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic