En Uruguay baja a la mitad venta de gasolina por culpa de Argentina

La merma se debe a que en los uruguayos prefieren cargar combustible en las ciudades de Pasaydú y Salto, donde el precio es más bajo.

La venta de gasolina en Paysandú, 380 kilómetros al noroeste de Montevideo, bajó un cincuenta por ciento en los últimos años en razón de que los automovilistas cruzan el puente General Artigas, que une a la ciudad uruguaya con Colón, en Argentina para comprar el combustible que es mucho más barato.

Algo similar ocurre en la ciudad de Salto, unos 500 kilómetros al noroeste de la capital.

Según un amplio informe publicado por el diario El Telégrafo, de Paysandú, también conocido a través de la página digital, actualmente se está vendiendo en Paysandú la mitad del volumen de gasolina de una década atrás.

Esa baja se atribuye al fuerte trasiego de combustible mucho más económico desde la ciudad de Colón, en la provincia argentina de Entre Ríos.

Asegura el diario, que una situación similar se presenta en Salto, 120 kilómetros al norte de Paysandú, de acuerdo con la información proporcionada por fuentes empresariales, en base a datos del registro de ventas de la estatal Administración Nacional de Combustibles (ANCAP).

Ambas ciudades, son las dos más importantes de Uruguay, después de la capital, Montevideo.

Según directivos del Centro Comercial e Industrial de Paysandú, por cada peso uruguayo que se vuelca en la compra de combustibles en la vecina orilla, se estima que se destinan otros tres a la adquisición de mercaderías varias.

En Paysandú, en el caso de la gasolina superior en 1997 se vendían 8.351 metros cúbicos, en tanto en 2006 se comercializaron 4.833, es decir unos 3.500 metros cúbicos menos.

En tanto, en el caso de la nafta común o especial, se pasó de 3.540 a 2.294 metros cúbicos.

En un cálculo aproximado se sostiene que a un promedio de un dólar por litro, puede establecerse que anualmente se van hacia la vecina orilla, solo desde Paysandú y, por concepto de gasolina, unos cuatro millones y medio de dólares.

De esta cifra, aproximadamente la mitad corresponde a impuestos que deja de percibir el Estado y el porcentaje de las estaciones distribuidoras de los combustibles.

En el caso de Salto, la diferencia es también de unos cuatro millones y medio de litros y una suma similar en dólares.

En cuanto al trasiego de mercadería colateral al de combustible, si se mantiene la referencia de uno a tres, según El Telégrafo se llegaría a una suma anual de unos trece millones de dólares que dejan de volcarse al comercio local, por efectos del contrabando, y del doble de esta suma si se considera, además, a Salto.
Opiniones (0)
23 de septiembre de 2017 | 22:29
1
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 22:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'