Deportes

Los Pumas cobran protagonismo a nivel mundial

El sobresaliente juego de la selección argentina de rugby en la Copa del Mundo de Francia 2007 ha reabierto el debate sobre su situación fuera de las grandes competiciones internacionales de éste deporte.

Argentina está fuera por motivos geográficos e históricos de los dos torneos mundiales de rugby que se disputan anualmente: el Seis Naciones, en el que compiten Inglaterra, Irlanda, Escocia, Francia, Gales e Italia; y el Tres Naciones, en el que lo hacen Australia, Nueva Zelanda y Suráfrica.

Los Pumas, como se conoce a los suramericanos, están a años luz de las selecciones de su entorno y han sido como conjunto el que más ha crecido en la última década, subiendo de nivel un año tras otro, y consiguiendo un hito histórico tras otro en su palmarés. En América, no tienen rival.

Así, los hombres que dirige Marcelo Loffreda, han sido capaces de ganar a Inglaterra, vigente campeona del mundo, en Londres el año pasado, o a Francia en París en el encuentro inaugural de la Copa del Mundo de 2007 o eliminar a un quince histórico el pasado domingo, el de Irlanda.

Sin embargo, sus partidos internacionales se limitan, cuando no hay un mundial, que se celebra cada cuatro años, a realizar giras por Europa, Oceanía o Africa, o recibir a sus rivales en casa.

Las distancias respecto a sus "vecinos" y competidores del hemisferio sur complican que los argentinos se integren en el Tres Naciones, cuyos jugadores tienen ya un complejo calendario entre el Súper 14, liga de clubes de Australia, Nueva Zelanda y Suráfrica, y las competiciones de sus selecciones.

El hecho de que la mayoría de jugadores argentinos milite en clubes franceses, británicos o italianos complica más su participación en el Tres Naciones, pero facilitaría su inscripción en el torneo europeo.

Para los jugadores éste es un asunto muy importante.

Después de ganar a Irlanda el domingo (15-30), el capitán Agustín Pichot dijo: "Lo más importante del equipo era demostrar al mundo que existíamos y revolucionar el sistema. No nos pueden pedir más. Hay una falta total de consideración de los organismo con Argentina y no hay más explicación. No sé si esto va a cambiar. Nosotros vamos a morir con las botas puestas, luchando por lo que creemos que es nuestra ideología y nuestra forma de ser".

El seleccionador argentino, Marcelo Loffreda, afirmó el domingo en Nantes que con la clasificación para cuartos como primeras del grupo más difícil, el D, su equipo ha dado un "golpe de autoridad" que exige un reconocimiento", tanto fuera del país como dentro.

Explicó el técnico: "No sé si hemos superado el nivel del Seis Naciones. Argentina está a la altura de un torneo como el Seis Naciones, es cuarta del mundo y los tres primeros son del hemisferio sur, lo que quiere decir que el tres naciones sería de un nivel superior. Es difícil lograr que todos los factores para que Argentina pueda presentar sus mejores jugadores en el tres naciones, pero estamos demostrando que este equipo puede jugar contra cualquiera, el Seis y el Tres naciones".

Pichot aseguró: los "dirigentes del rugby argentino tienen que ponerse a la altura de las circunstancias". EFE
En Imágenes