Su perro le arrancó un testículo y ahora debe pagar 45 mil pesos

El hecho ocurrió en 2003 cuando el demandante, de 46 años de edad, se encontraba en la puerta de su casa y el perro lo atacó y lo mordió en la zona de los testículos, provocándole la pérdida del órgano derecho. El animal se llama Beethoven.

Los propietarios de un perro deberán indemnizar con 45.000 pesos a la familia de un vecino
luego de que su animal mordiera al hombre en los testículos y le provocara la pérdida de uno de ellos, según lo determinado por la Justicia.

El hecho ocurrió el 5 de marzo de 2003, en horas de la tarde, cuando el demandante, de 46 años de edad, se encontraba en la puerta de su casa, y en forma imprevista "el perro de raza criolla de nombre Beethoven" lo atacó y lo mordió en la zona de los testículos, provocándole la pérdida del órgano derecho.

Ahora, la Sala III de la Cámara en lo Civil y Comercial de Jujuy ordenó que los propietarios del perro indemnicen con 45.000 pesos a la familia del hombre, puesto que éste ya falleció.

Los jueces tuvieron en cuenta la obligación que pesa sobre los dueños del animal y el hecho de que este último estaba "bajo su dependencia".

 "El ser titular de un animal, en la especie, crea una situación de peligro, porque se trata de una cosa animada que en algunas oportunidades puede ser controlada. La imposibilidad de vigilancia y autoridad sobre el animal, crea un riesgo, lo que conduce a proteger a los  damnificados por el hecho que produzca", añadieron los jueces Norma Issa y Carlos Cosentini.

 Según consta en el fallo al que tuvo acceso Noticias Argentinas, el damnificado recién pudo lograr zafarse del perro, cuando un transeúnte que pasaba por la calle Monroy 158 de la
Ciudad de San Salvador de Jujuy, le arrojó piedras al animal.
   El hecho fue corroborado por pericias médicas y los testigos,
quienes dijeron haber visto al damnificado con bastante sangre en
la zona genital.

El hombre fue derivado primero al Hospital Pablo Soria y luego al Sanatorio Quintar donde perdió el testículo derecho, y permaneció internado por siete días.

Las pericias médicas arrojaron que además de la pérdida del testículo, el demandante sufrió "una neurosis traumática Grado 2" y le aconsejaron "psicoterarpia durante tres meses".

A nivel psicológico, el damnificado evidenciaba "ansiedad, intolerancia, sentimientos de inseguridad al realizar actividades físicas, sentimientos de vergüenza y baja autoestima,
impulsividad, esquema corporal alterado, disminución de la líbido y sentimientos de impotencia".

Incluso, el abogado demandante refirió que el damnificado le ocasionó "vergüenza" hacia su esposa por las lesiones en los genitales y las cicatrices deformantes que tenía, a tal punto que
lo imposibilitaba de mantener relaciones sexuales.

Si bien los dueños del can sólo le abonaron 60 pesos en forma extrajudicial, luego el damnificado reclamó una suma mucho mayor para sustanciar los medicamentos, algo que nunca le fue pagado. 

Ahora, los jueces hicieron lugar a la demanda y obligan a los dueños de "Beethoven" a pagar a la familia del damnificado la suma  de 45.000 pesos, incluido en esa suma el daño moral ocasionado.

Opiniones (0)
25 de septiembre de 2017 | 06:21
1
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 06:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'