Un policía hirió a un asaltante en un enfrentamiento en Maipú

Un ladrón de 17 años resultó herido al intentar huir de la policía tras robar a una mujer e intentar asaltar a otra vecina en el barrio San Eduardo. El delincuente forcejeó con un policía, que se salvó de ser herido con un cuchillo en el pecho gracias al chaleco antibalas. En el forcejeo, el arma del uniformado se disparó e hirió al caco.

Un violento tiroteo se registró cerca del mediodía en el Barrio San Eduardo de Maipú, que tuvo como resultado un delincuente detenido tras ser herido por un policía que impidió de esta manera un asalto a una vecina.

El raid delictivo comenzó poco antes del mediodía, cuando dos sujetos amenazaron a un vecina en la vía pública. Muerta de miedo, Gabriela Giochetti -de 38 años- no hizo más que entregar su celular y 500 pesos a los asaltantes que estabn munidos de un cuchillo y un revólver.

Pero la cosa no quedó ahí. Aprovechando que en ese momento otra vecina estaba estacionando una camioneta, los dos ladrones pensaron inmediatamente en acelerar su huida apoderándose también del vehículo.

Sin embargo, este asalto se vería frustado pues Helena Quevedo - de 36 años- comenzó a gritar y entonces el barrio se conmocionó por el alerta.

Afortunadamente para la nueva víctima, hizo su apareción el móvil 1802 de la Compañía Motorizada, cuya sola presencia espantó a los cacos, que corrieron por Rufino Ortega hacia el oeste.

Los uniformados abandonaron el móvil y emprendieron la persecusión a pie. Fue en esos momentos de alta tensión cuando se produce un intenso tiroteo. Según fuentes policiales, fue uno de los ladrones quien efectuó todos los disparos, en tanto otros testigos señalaron que era tanta la cantidad de disparos que no podrían venir de un sólo lado.

A los pocos metros, el auxiliar David Cañizares logró aprehender a uno de los delincuentes. El policía no la tuvo fácil y su vida se salvó, no de milagro, sino por el chaleco antibala, ya que el delincuente se resistió ferozmente al sacar un cuchillo de entre sus ropas y asestar un puntazo al uniformado en el pecho. El kevlar (así se llama el material ultraresistente) del chaleco impidió que el filo penetrara en el cuerpo de Cañizares. 

En el mismo forcejeo, según indicaron fuentes del Ministerio de Seguridad, el arma reglamentaria del policía se habría disparado accidentalmente. Lo curioso es que el proyectil habría rebotado en el cordón de la vereda y luego impactado en el pie derecho del ladrón.

Desde el Ministerio de Seguridad informaron que el ladrón detenido es un menor de 17 años, con domicilio en el barrio Municipal de Las Heras. Por su herida, fue trasladado al hospital Lagomaggiore.

Entre sus pertenencias, los uniformados lograron recuperar lo que había sido robado a Gabriela Giochetti, el celular y el dinero.

Asimismo, pudo saberse que el otro delincuente -aquel que portaba el arma de fuego- logró escapar por un descampado y sería intensamente buscado en estos momentos.

Cuando MDZ se hizo presente en el lugar estaba actuando la Policía Científica. Los efectivos estaban realizando diversas pericias, tanto en la calle como con el arma que se habría usado para abortar la acción delictiva.
Opiniones (0)
22 de septiembre de 2017 | 19:47
1
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 19:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'