Deportes

El calor, de nuevo protagonista en el Abierto de Australia

Como casi todos los años, los y las tenistas sufrieron en la primera jornada del torneo el sofocante calor reinante en Melbourne, donde la temperatura se acercaba a los 35 grados a la sombra.

"Las condiciones son muy difíciles, este sol, este sol... Es tan fuerte", comentaba uno de los supervivientes, el chipriota Marcos Baghdatis, que fue finalista en Australia en 2006. "Incluso sin jugar uno apenas puede respirar. En la pista tenía ganas de vomitar", aseguró.

La actual número uno mundial, la serbia Jelena Jankovic, tenía los "pies ardiendo". "Las canchas están incandescentes y, con las fricciones al desplazarse, tienes la impresión de estar jugando sobre fuego", añadió.

"Aquí el sol es realmente matador", resumió el joven australiano Bernard Tomic.

Desde 2007, cuando las condiciones fueron particularmente duras, los árbitros tienen permiso para parar un partido cuando se cumplen unas condiciones predeterminadas de humedad y temperatura, que empiezan porque el termómetro supere los 35 grados a la sombra.

Hasta 2007, no se podía iniciar ningún partido en esas condiciones pero los encuentros que se estuvieran disputando ya proseguían hasta finalizar.
Opiniones (0)
21 de septiembre de 2017 | 14:52
1
ERROR
21 de septiembre de 2017 | 14:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'