Deportes

Un herido grave y casi cien detenidos tras el clásico uruguayo

Un herido grave y un centenar de detenidos fue el saldo de los disturbios registrados tras la disputa del clásico del fútbol uruguayo, en el marco del torneo internacional de verano.

El incidente se produjo la noche del sábado en las inmediaciones del Estadio Centenario, en una riña de 12 contra 12, donde un hincha de Peñarol vestido con la camiseta del club argentino

Estudiantes de La Plata, efectúo seis disparos hacia el otro bando, hiriendo a uno de los seguidores de Nacional.

En otros episodios vinculados al espectáculo deportivo también resultaron heridos dos policías y dos civiles.

Como resultado de los operativos de seguridad, la policía detuvo a 93 personas, entre ellas a 15 menores de 18 años, uno de los cuales portaba en el interior de su mochila un revólver con cinco cartuchos.

El cuadrangular, que culminará el miércoles con la final entre Nacional y Cruzeiro, marcó el retorno de la actividad futbolística en Uruguay precedido por una ola de violencia en los estadios, que dejó en suspenso la definición del Torneo Apertura-2008 a falta de una fecha.
En Imágenes