Deportes

La Fórmula 1 larga una temporada de revoluciones y confusiones

Con los primeros tests conjuntos del año, la Fórmula 1 dará largada mañana en Portugal a una temporada que promete no sólo mucha emoción, sino también revoluciones.

El primer Gran Premio será recién el 29 de marzo en Australia, pero este año las pruebas de pretemporada ganan una importancia que tal vez jamás tuvieron, debido a que el nuevo reglamento, guiado por las necesidad de economizar recursos en tiempos de crisis, prohibe pruebas en plena temporada.

Palabras contundentes en ese sentido pronunció estos días Stefano Dominicali, el jefe de equipo de Ferrari: "Pienso que el factor crucial será ser competitivos desde el comienzo, ya que no podremos evolucionar durante la temporada".

Por ello, estos próximos días en el flamante circuito de Portimão serán de vital importancia. Renault y Williams presentarán el lunes sus nuevos bólidos, y a estas dos escuderías se sumarán en el sur de Portugal McLaren y Toyota para tests conjuntos hasta el jueves 22.

Entre los pilotos que "calentarán motores" y sentarán las bases de cara a la nueva temporada están el doble campeón mundial de España Fernando Alonso y su colega brasileño Nelsinho Piquet, ambos de Renault, y el actual campeón mundial Lewis Hamilton, quien recién aparecería el miércoles.

Faltará a la cita un sólo "grande". Ferrari también iba a estar presente en el Algarve, pero las malas condiciones climáticas que se anunciaron para los próximos días en la "Florida Europea" llevaron a los italianos a desistir a última hora.

Los tests del "cavallino rampante" guiado por el brasileño Felipe Massa y el finlandés Mika Raikkonen serán ahora en Mugello, a pesar de que Domenicali se había mostrado entusiasmado con la posibilidad de poder "medir fuerzas" en el mismo luagr con la "competencia".

La deserción de Ferrari decepcionó a los anfitriones. "El primer duelo directo (entre Ferrari y McLaren) fue aplazado", lamentó hoy el "Diario de Noticias", que dijo que los fans están "muy frustrados".

Sin embargo, se espera que miles de aficionados paguen por las entradas que costarán entre 15 y 45 euros (entre, lo que no espoco dinero en Portugal. Pero reina mucha expectativa, ya que los fanáticos portugueses vieron el último Gran Premio "in situ" en 1996, en el circuito de Estoril.

Lo contrario a Ferrari hizo McLaren. En lugar de desistir, se adelantó al grupo y ya tuvo su "roll-out" en Portimão. El español Pedro de La Rosa dio varias vueltas el fin de semana, y cuando salió del uevísimo MP4-24 dijo: "Es siempre un momento muy emocionante cuando te subes por la primera vez a un auto nuevo".

La mayor importancia de los tests de pretemporada fue subrayada también por el español: "Debido a la limitación de los entrenamientos privados de este año es vital que nuestro trabajo sea productivo para desarrollar el coche para la primera carrera de la temporada. Tenemos unas semanas muy intensas y todos en el equipo estamos concentrados en ello".

De la Rosa probará hasta el martes y se mostró conforme con el rendimiento del auto, pero dijo que recién a partir del lunes las "flechas plateadas" serán llevadas al límite.

En Portimão se verán en acción autos totalmente nuevos, salidos, como dijeron por ejemplo en McLaren, de una "hoja de papel en blanco". Diferente a lo que ocurría en años anteriores, los diseñadores e ingenieros no pudieron aprovechar practicamente nada de los bólidos del año pasado, debido a los cambios radicales impuestos por la Federación Internacional de Automovilismo FIA.

Lewis Hamilton, por ejemplo, cree que el campeonato que se viene "está totalmente abierto". Efectivamente, nadie sabe como los nuevos autos se adaptarán sobre las pistas a las reformas. El ascendente alemán Sebastian Vettel está convencido de que los cambios, como el nuevo alerón delantero, los neumáticos lisos, los slicks, el límite de motores a ser usados a un máximo de ocho por temporada así como motores más baratos, darán más valor al piloto.

Las confusiones y las discusiones, en un deporte cada vez más cargado de polémicas, están programadas. Para el nuevo jefe de equipo de McLaren, Martin Whitmarsh, las nuevas reglas aún deben ser explicadas y esclarecidas. Sobre todo en lo relacionado con el uso de los motores.

"El reglamento fue implantado recientemente, por ello reina aún la confusión", dijo. No se sabe por ejemplo si la limitación del uso de motores a ocho por temporada y piloto anula la antigua regla que decía que cada motor debía ser usado en por lo menos tres Grandes Premios.

Y mientras el "mandamás" de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, continúa abogando por la introducción aún esta temporada de un sistema de medallas que reemplace al sistema de puntos, también hay polémica en torno al "Sistema de Recuperación de Energía Cinética" (KERS), que funciona básicamente guardando energía al momento de la frenada, para ser reutilizada como potencia adicional a través de un botón próximo al volante.

El uso del KERS será obligatorio recién a partir de 2010, pero algunos equipos, como BMW, están estudiando la posibilidad de usar ya este año algo así como un mini-KERS. Esto puso a los alemanes en clinch con Ferrari. Los de Maranello quieren que todos los equipos se comprometan a usar el KERS recién en 2010.

"Todas las escuderías acordaron aplazar el KERS para 2010, excepto BMW. Si todos trabajaramos juntos, del ambiente de la Fórmula 1 sería más tranquilo, y no tan conturbado como está ahora", se quejó el jefe de Ferrari. A los portugueses, entretanto, esto les interesa menos. Quieren ponerse en el escaparate mundial de los motores, para algún día organizar nuevamente un GP de la "categoría reina".
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|01:29
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|01:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016