Deportes

Tras la goleada ante Luján, todo fue alegría en el vestuario de Guaymallén

El técnico y los jugadores del Tricolor salieron de los camarines eufóricos y conformes tras el 4 a 0 frente a los del Bajo. Mientras que Jorge Julio y los suyos estaban fastidiosos.

En el vestuario del Gueyma la música cuartetera típica del gusto de los de Rodeo sonaba en su máximo volumen. Luego de gritos de festejo de los jugadores, salió Bermegui con una sonrisa en la cara a saludar y dialogar con la prensa que lo esperaba: “Creo que fue un partido intenso, desde el primer minuto Guaymallén hizo muy bien las cosas. Durante el primer tiempo creó muchas situaciones donde fuimos dos a cero a favor y un gol más iba a ser de mucho merecimiento. Ellos tuvieron algunas situaciones de convertir; sin embargo el primer tiempo y el balance final del partido fue muy justo”.

El adiestrador además agregó: “Nosotros venimos de 12 días de una buena base física, lamentablemente Jorge y su equipo no lo pudieron hacer porque tuvieron muchos problemas de base económica y eso se siente. Más hoy que el fútbol es tan dinámico y el estado físico de los jugadores se siente. Nosotros teníamos que hacer bien las cosas, dejar los tres puntos en casa y lo logramos”.
Para finalizar Bermegui dijo:“Con Del Bono vamos a tener un partido muy duro. De todos modos, primero vamos a festejar este triunfo y luego el lunes pensaremos en el equipo sanjuanino. Ahora que disfruten los chicos y nosotros también”.

Los jugadores del equipo de Rodeo de la Cruz, contentos de su gran actuación, dialogaron sobre el final del partido.
Luis Pérez, volante del Deportivo Guaymallén manifestó su alegría diciendo:
“Siempre es bueno empezar el campeonato ganando y más en esta etapa que para nosotros es muy definitoria”. “Estamos muy bien físicamente. Los 90 minutos fueron de mucho correr y por sobre todas las cosas se jugo con la pelota en el piso”.
En cuanto al Torneo Argentino B dijo: “Lo que tiene el Torneo es que son todos equipos que, si bien son parejos, se conocen demasiado. Se juega cuatro veces con el mismo equipo. La segunda vez que nos enfrentamos ya nos conocemos mutuamente”.

Y sobre la situación que el Deportivo Guaymallén vivía con su cancha, el jugador finalizó: “Lo mejor que nos puede pasar es jugar en nuestra cancha, con nuestra gente. Sobre todas las cosas porque la conocemos muy bien, el piso es bueno y se puede jugar por abajo sin problemas”.

Diego Gámbaro, arquero y último jugador de Guaymallén, presentó una visión optimista y con futuro de su equipo.“Como hablamos con los chicos al finalizar el partido, fue el “partido soñado”. Empezar así nos motiva a todos, vamos por el buen camino. Este partido fue una de las mejores actuaciones que hemos tenido como equipo. Llegamos, hicimos goles, ¿que más pedir?”, sonrió el arquero. 

Carlos Blanco, la gran figura y el autor de dos goles, dio su opinión respecto al buen equipo que hoy conforma el Deportivo Guaymallén y su visión de hasta donde es capaz de llegar:“Vimos muy bien al equipo, nos mentalizamos para conseguir los tres puntos y por suerte se dieron las cosas. Dejamos todo en la cancha y logramos lo que hemos estado sufriendo partidos atrás, que llegábamos y no podíamos concretar. Hoy por suerte pudimos ganar merecidamente un partido”.

En cuanto a tener que enfrentar a un equipo cuyo entrenador ya conocía de pies a cabezas a Guamallén y a Bermegui, Blanco opina:“Adentro de la cancha te olvidas de esas cosas importantes. Personalmente entro a la cancha y juego siempre igual sin tener en cuenta si es conocido o no. No influyó en nada la presencia de Jorge Julio en el equipo rival” finalizó el volante tricolor.

En el vestuario de al lado todo era amargura

Las cosas en el camarín rival fueron muy diferentes, el primero en aparecer fue Jorge Julio con su sentido del humor un poco particular pero simpático. El técnico de Luján en su debut aclaró lo siguiente:
“Hay una sola diferencia en este partido: Guaymallén hace un mes que viene trabajando y nosotros sólo tres días.  La diferencia fue física. No fue culpa del jugador, tuvimos muchas oportunidades. El resultado es la consecuencia de un equipo que estuvo parado. Cada pelota que había que recuperar ellos la ganaban, en dos metros te superaban la mitad”.

Respecto a los entrenamientos y el lo que viene en el campeonato el Turco espera:
“Yo no puedo predecir nada, vamos a trabajar. Por lo pronto trataremos de hacer un buen partido el próximo domingo y ganarlo. Sobre la marcha vamos acomodando el aspecto físico sino, ocurre lo de hoy.
“Este es un campeonato muy irregular, hoy ganas y mañana perdes. Hay que pelear, lo negativo de nuestro equipo es que no hubo un tiempo prudencial para que el jugador esté en otras condiciones”, finalizó el nuevo técnico del viole.

En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic