Los operadores turísticos esperan con expectativa el recambio de quincena

Aseguraron que las primeras dos semanas de enero fueron "buenas" y similares a las del año pasado. La costa Atlántica, en particular Mar del Plata, fue el destino más visitado. A su vez, entre los más elegidos también estuvieron Bariloche y Misiones.

La afluencia turística a los principales destinos del país durante la primera quincena de enero fue calificada como "buena" y "similar a la del año pasado" por la mayoría de los operadores y autoridades del sector, que aguardan con expectativa el recambio de visitantes en la segunda mitad del mes.

La costa atlántica y en particular la ciudad de Mar del Plata fue el destino elegido por la mayoría de los veraneantes en la primera mitad de enero y también se registraron altos niveles de ocupación en Bariloche y en Misiones, que se incrementan los fines de semana.

La opinión de los martilleros y hoteleros marplatenses sobre el curso de la temporada es disímil, ya que mientras los primeros califican el movimiento turístico como bueno y similar al del año pasado, los propietarios de hoteles aseguran que se mantiene aquel nivel de ocupación sólo en hoteles de 3 a 5 estrellas.

No obstante, ambos sectores coinciden en afirmar que aguardan una muy buena afluencia en la segunda quincena, lo que queda corroborado en una gran demanda de pasajes de ómnibus hacia la "Ciudad Feliz".

El presidente del Colegio de Martilleros, Miguel Donsini, dijo a Télam que la primera quincena fue buena, y que contribuyó que "el valor de los alquileres se mantuvo bajo con un incremento del 10% con respecto a enero de 2008".

Tras anunciar que para febrero habrá "rebajas importantes", explicó que "hay una cuestión psicológica que hace que la gente, por lo que ve y escucha de la crisis internacional, no esté tan dispuesta a gastar el dinero que reservaba para las vacaciones".

No obstante, dijo que la ocupación de inmuebles en alquiler fue del 70% en la zona céntrica y de un 60% en los barrios del norte y sur de la ciudad. Donsini admitió que inicialmente hubo una "menor demanda" de locaciones de verano que los años anteriores, y eso hizo que los precios se mantuvieran en niveles estables, alrededor de un 10 por ciento por encima del verano pasado.

El presidente de la Cámara Empresaria de Balnearios, Restaurantes y Afines (Cebra), Jorge Omar Ricillo, dijo que la mayoría de los concesionarios está "en niveles similares al año pasado, y la segunda quincena va a levantar".

Menos conforme con la primera quincena, Rolando Dominé, integrante del Consejo Directivo de la Asociación Hotelera Gastronómica, aseguró que ese lapso "no fue bueno, porque empezó tarde".

"Para el sector hotelero, la primera quincena empezó, en cuanto a cantidad de pasajeros, recién el 9 de enero, demasiado tarde para ser buena", aseguró a Télam.

El empresario hotelero consideró que la temporada es aceptable para los hoteles de 5, 4 y 3 estrellas, pero "las categorías inferiores la están pasando bastante mal". También manifestó que es una temporada de "viajes cortos", y que "la que la ocupación hotelera mejoró mucho recién durante el fin de semana pasado".

El gobernador de Misiones, Maurice Closs, calificó de auspiciosa la actividad turística en toda esa provincia y aseguró que "el incremento es de entre el 5 y el 10 por ciento en todos los destinos, no sólo en Cataratas".

En el Parque Nacional Iguazú, Alcides Capra, gerente de la empresa concesionaria, afirmó que "casi 50 mil turistas llegaron a ese destino, lo que significa un incremento del 9% respecto al año pasado pese a que las reservas hoteleras fueron escasas".

El ministro de Turismo de Río Negro, Omar Contreras, dijo que la temporada en la provincia puede considerarse "exitosa" y que "hasta el momento no hay efectos de la crisis internacional".

En la provincia patagónica el mejor panorama de la primera quincena se observó en la zona andina, con una ocupación del 80% en Bariloche y "lleno total" en El Bolsón, mientras que en Las Grutas la ocupación fue del 70% los primeros días del año, detalló el funcionario.

En Catamarca, el paso del Rally Dakar movilizó al turismo en el departamento de Tinogasta, especialmente en la localidad de Fiambalá donde se debió recurrir a distintas alternativas para albergar a los visitantes, mientras que en las villas tradicionales los niveles de reservas se mantuvieron.

Distinto es el panorama en la provincia de Córdoba, en donde tanto operadores privados como autoridades turísticas coincidieron en que la concurrencia de visitantes "no fue masiva" en la primera quincena, por lo que aguardan con expectativa la segunda mitad del mes.

No obstante, el secretario de Turismo de Carlos Paz, Carlos Azzaretti, consideró que a pesar de lo que se predecía por la incidencia de la crisis mundial "la temporada es buena".
Opiniones (0)
23 de noviembre de 2017 | 04:50
1
ERROR
23 de noviembre de 2017 | 04:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia