Puso en venta su virginidad por Internet y le ofrecieron más de US$ 3.7 millones

Natalie, de 22 años y residente en California, asegura que necesita ese dinero para poder financiar sus estudios, pero con las ofertas que recibió podría para pagar los suyos, los de sus hijos y sus nietos.

Los usuarios de Internet se están acostumbrando a vender de todo en la red, ropa, zapatillas, artículos de electrónica, e incluso los regalos de Navidad que no les gustaron. La estudiante norteamericana Natalie Dylan decidió poner en venta su virginidad.

Natalie, de 22 años y residente en California, asegura que necesita ese dinero para poder financiar sus estudios, pero las ofertas que recibió sirven para pagar los suyos, los de sus hijos y sus nietos: en este momento su "primera vez" cotiza a 3.7 millones de dólares, según publicó el portal Minuto Uno

La oferta la mantiene un empresario australiano de 39 años, uno de los más de 10 mil oferentes que tuvo la joven desde que hizo público su anuncio en el conocido programa de radio de Howard Stern en septiembre último.

“No es como una venta en eBay, no tengo por qué tomar la más alta. Me estoy ocupando de conocer a los hombres. Nos contactamos mutuamente. Mi idea es conocerlos antes, y elegir a uno”, aseguró Natalie.

La joven recibió duras críticas, tanto de grupos feministas como de hombres que dudan del valor moral y el ejemplo que supone la venta de la virginidad en Internet. 

“Estoy vendiendo algo que uno tiene sólo una vez en la vida, y estoy dispuesta a tomarme el trabajo de hacerlo. Pienso que mucha gente se equivoca sobre su idea de la virginidad. Yo creo que esto es tener libertad de elección sobre tu cuerpo”, aseguró.

Si Natalie (que mantiene su verdadero nombre en secreto) sigue con su idea, no será la primera en vender su primera vez en la web. En 2004 una estudiante lesbiana de la Universidad de Bristol vendió la suya a  poco más de 12 mil dólares.

Pero la experiencia a esa joven no le resultó satisfactoria. “Fue horrible. Me sentía nerviosa y tenía miedo”, relató en ese momento sobre lo que vivió. Pero Natalie afirmó que seguirá adelante: “Estoy dispuesta a llevarlo hasta el final”.

Es que ella cuenta con la ayuda de  su hermana, Avia, quien trabajó como prostituta por tres semanas en un burdel de Nevada, Estados Unidos, y consiguió suficiente dinero para poder pagarse sus estudios.

La idea de Natalie, quien ya tiene un título en Estudios sobre la Mujer, es seguir hacia otro más avanzado en Familia y Terapia Matrimonial. “Pienso que la persona que gane la oferta y yo vamos a sacar provecho del negocio”, dijo.
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 05:08
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 05:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes