Deportes

Agreden a jugadores de Rosario Central de Catalunya en Barcelona

Los incidentes se produjeron el sábado en el encuentro entre el Rosario Central de Catalunya, fundado por inmigrantes argentinos y que cuenta con jugadores latinoamericanos, y el Bada Bing, equipo que ya ha protagonizado varios incidentes esta temporada, según la prensa. Nueve jugadores del Rosario tuvieron que recibir asistencia médica y cinco jugadores del Bada Bing han sido imputados por la guardia urbana.

Un equipo de fútbol de la Tercera División regional de Cataluña (noreste), formado principalmente por inmigrantes, fue agredido por una formación rival, en la que al parecer figuran radicales ultraderechistas, informaron este lunes los medios españoles.

La Federación Catalana de Fútbol (FCF) confirmó los incidentes y su presidente, Ricard Campoy, ha solicitado para este lunes una reunión de urgencia de su comité antiviolencia para analizar los hechos.

Los incidentes se produjeron el sábado pasado en el encuentro entre el Rosario Central de Catalunya, fundado por inmigrantes argentinos y que cuenta con jugadores de siete nacionalidades, principalmente latinoamericanos, y el Bada Bing, equipo que ya ha protagonizado varios incidentes esta temporada, según la prensa.

Los hinchas del Bada Bing, equipo en el que según la prensa juegan ''Boixos Nois'', los aficionados radicales del FC Barcelona, comenzaron a insultar a los jugadores del Rosario, relató la delegada del equipo, Laura Rodríguez, al diario ''El País''.

"Sudacas de mierda o machupichus", son algunos de los insultos que, según Rodríguez, lanzaron los aficionados del Bada Bing, pero los acontecimientos se precipitaron cuando el entrenador del Rosario retiró a dos jugadores que fueron agredidos por uno del Bada Bing, expulsado cuando iban hacia los vestuarios.

Los aficionados del Bada Bing se unieron a los altercados y empezaron a agredir a varios jugadores del Rosario, hasta el punto que también el árbitro, de origen peruano, tuvo que suspender el partido y refugiarse en su vestuario, ante el temor de ser también víctima de las agresiones.

"Me arrearon con una fregona. Tenían los palos escondidos en los coches", declaró el jugador del Rosario Federico Flores al diario catalán ''El Periódico''.

Como resultado de los incidentes, nueve jugadores del Rosario tuvieron que recibir asistencia médica y cinco jugadores del Bada Bing han sido imputados por la guardia urbana de Barcelona por estos hechos. Un juez tendrá que decidir si ingresan o no en prisión.
En Imágenes