Se arranca el ojo que le quedaba y se lo come para no ser ejecutado

Andre Thomas, un preso de Texas, Estados Unidos, extrajo su ojo izquierdo sin la ayuda de instrumentos quirúrgicos: con sólo usar sus dedos. Thomas había sido declarado culpable de asesinar a puñaladas a su familia. Ahora el reo que evitó ser ejecutado se encuentra internado en un psiquiátrico.

Un hombre que estaba condenado a muerte se arrancó con los dedos el ojo que le quedaba y se lo comió. Ya se había comido el otro ojo hace 5 años, cuando fue arrestado por asesinar a su mujer y sus dos hijos para comerles el corazón, recoge minuto.com.

Andre Thomas, un preso de Texas, Estados Unidos, extrajo su ojo izquierdo sin la ayuda de instrumentos quirúrgicos: con sólo usar sus dedos, el norteamericano de 25 años se comió el ojo que le quedaba, después de que en 2004 se comiera su ojo derecho mientras esperaba su juicio por el asesinato de su mujer, su hijo, y su hijastra de 13 meses.

Thomas había sido declarado culpable de asesinar a puñaladas a su familia, un crimen que merece la Pena Capital en el estado de Texas.  Además, había extraído los corazones de sus víctimas para comerlos.  Desde entonces, el hombre había estado recluido en el “corredor de la muerte”, de donde fue trasladado el mes pasado a causa de su nuevo episodio, según publicó el sitio español 20 Minutos.

Ahora, Thomas se encuentra en una clínica psiquiátrica, donde “recibirá la atención para su salud mental que estaba pidiendo desde el principio”, según el fiscal de la causa, Bobbie Peterson. Mientras tanto, su condena fue puesta en suspenso.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 11:00
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 11:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes