Advierten que parte del gasto público es para subsidiar empresas privadas y públicas

El Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa) lo aseguró en su informe semanal. Estudian el abultado crecimiento del gasto público.
Lo explican a través de una investigación de las transferencias del Estado nacional a una empresa de Santa Cruz.

"Los crecientes subsidios a empresas públicas y privadas generan impactos sociales muy negativos y muchas oportunidades de corrupción", advirtió el Instituto de Desarrollo Social Argentino (Idesa). También agregan que el abultado crecimiento del gasto público es el resultado de mayor cantidad de subsisidios a empresas privadas y públicas.

En su informe semanal, la entidad que encabeza Osvaldo Giordano analiza en forma detallada lo que ocurre con las transferencias del Estado nacional a Yacimientos Carboníferos Río Turbio.

Según el estudio, cada empleo de Río Turbio cuesta $19 mil mensuales y las transferencias a la empresa siguen aumentando mientras los ingresos operativos caen.

"En lugar de utilizar los fondos públicos para promover la reconversión de un sector en crisis se monta un esquema muy oneroso y discrecional en el que la mayor parte de los recursos ni siquiera se traduce en beneficio para los trabajadores", advierte.

En base a las leyes presupuestarias, Idesa señala que en Río Turbio los ingresos operativos de la empresa vienen en caída y se proyecta para el 2008 que se ubicarán en el orden de los $19 millones.

Por el contrario, indica que las transferencias del Estado nacional hacia esta empresa vienen en aumento y se proyecta que para el 2008 la compañía requerirá 278 millones. "Como en la empresa trabajan aproximadamente 1.200 personas, el Estado está transfiriendo aproximadamente $19 mil por mes por cada trabajador", agrega.

Advierten que "los ingresos propios de la empresa representan apenas un 7% de las erogaciones públicas que demanda su funcionamiento". 

De esta manera, sólo uno de cada tres pesos que transfiere el Estado como subsidio se estaría destinando a remuneraciones. "Esto implica que se están usando fondos públicos para sostener una actividad de dudosa viabilidad y donde los trabajadores reciben una parte menor del subsidio estatal. El resto se destina a financiar compras de cuestionable legitimidad", sostuvo Idesa.
Opiniones (0)
20 de septiembre de 2017 | 02:28
1
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 02:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes