Deportes

Más premios y más incertidumbre en inicio de temporada de golf

El 2009 comienza entre la incertidumbre por la crisis económica mundial, el optimismo de las máximas autoridades de la disciplina y la añoranza por Tiger Woods.

Ese formato tendrá su competencia europea con el "Race to Dubai": un circuito de más de 50 torneos por cuatro continentes que concluirá el 22 de noviembre en el Golfo Pérsico. El triunfo allí se premia con otros dos millones de dólares, que se sumarán a diez previos.

Pero las noticias sobre el patrocinio de algunos eventos del año no resultan tan halagüeñas en el millonario mundo del golf.

De hecho, el golpe más demoledor impactó directamente sobre Woods, pues General Motors rescindió el contrato de ocho millones de dólares con el jugador para que continuara siendo la imagen de la línea de autos Buick.

Para Woods, quien tiene otros contratos multimillonarios y ganancias que sobrepasan los 80 millones en los torneos de la PGA, no es una pérdida que le quitará el sueño, pero sí una advertencia para los restantes jugadores y para la entidad que aglutina a los golfistas masculinos (PGA), sin descartar también a las competidoras femeninas (LPGA).

Como consecuencia de la debacle financiera que se extiende por el mundo, la marca Buick retiró el compromiso de proveer con autos de cortesía a los jugadores y oficiales en varios certámenes del PGA Tour en 2009.

Otros malos augurios se ciernen sobre los organizadores de los torneos, que necesitan decenas de patrocinadores para conseguir las bolsas en premios y una amplia gama de recursos, ahora afectados por la recesión.

A contrapelo y con un sorpresivo enfoque optimista, el comisionado de la PGA, Tim Finchem, se regocijó por la firma de acuerdos con cada uno de los patrocinadores oficiales hasta al menos la temporada de 2010.

"Estoy encantado de poder decir que el declive del PGA Tour ha sido exagerado notablemente", dijo el funcionario, dejando de lado la incertidumbre relacionada con el apoyo de cientos de pequeños patrocinadores que garantizan la estabilidad de los torneos.

Finchem se basa también en que la bolsas de premios crecerán desde los 214 millones entregados en 2008 hasta los casi 223 en casi 40 torneos para la campaña a punto de iniciarse, que igualmente espera conceder un nuevo récord en dinero de beneficencia por valor de 123 millones de dólares.

"Los torneos y sus espónsors han trabajado extremadamente duro durante este difícil momento económico para mantener sus significativas contribuciones a obras de caridad", precisó Finchem.

Sin embargo, existen otros aspectos que chocan con el elevado entusiasmo de Finchem: la suspensión de varios torneos, entre ellos el Masters de la India, el Ginn sur Mer Classic en Florida y los Abiertos de Chile y Argentina debido a la falta de dinero y a la deserción de patrocinadores.

Las damas no han sido menos afectadas por la crisis económica, con cinco millones de dólares en premios y cuatro torneos eliminados, aunque se ha añadido un certamen en Tailandia.

La ausencia por lesión de Tiger Woods llega en un mal momento: además de la indiscutible nostalgia por ver al mejor jugador del mundo, se produce en plena búsqueda de elementos para atraer a fanáticos, patrocinadores y a las grandes cadenas de televisión, en momentos de mucha tensión económica.

Woods se sometió a una cirugía en la rodilla izquierda hace seis meses para reparar un ligamento roto y ya entrena en forma limitada, sin conocerse a ciencia cierta cuándo regresará al campo.

"No sé cómo responderá mi pierna con la repetición de los días de prácticas, las largas sesiones que anteceden al regreso ni con el proceso que me permitirá recuperar la forma", explicó Woods, quien tiene la mirada puesta en el Masters de Augusta, en abril, como principal prioridad. La meta es el decimoquinto "grande".

Pero allegados al mejor jugador del mundo afirman que Woods hará el regreso oficial en el Campeonato del Mundo, en Miami, del 12 al 15 de marzo.

"No estoy ansioso por jugar porque aún no puedo hacerlo", dijo Woods sin querer ceñirse a una fecha. "Tengo mucho trabajo por hacer todavía y será una ardua tarea".

Woods no está urgido de regresar a la alta competición, pero el golf lo añora más que nunca.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|11:42
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|11:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016