Marineros llevan cinco meses abandonados en barco griego en costas argentinas

El buque llegó el año pasado a aguas del río De la Plata, cerca de la ribera de Buenos Aires, con 32 hombres a bordo, de los cuales una treintena logró días atrás regresar a sus respectivos países después de haber sobrevivido durante semanas casi sin agua potable y con restos de alimentos.

Un marinero letón y otro indonesio que trabajaban para una naviera griega quebrada llevan cinco meses abandonados frente a las costas de Argentina a bordo de un barco de bandera liberiana, dijeron hoy a Efe fuentes sindicales.

"Varios marineros, de nacionalidad filipina, pudieron volver ante las actuaciones del consulado de su país en Argentina, pero quedan dos marineros, que están aguantando a la espera de una ayuda más", explicó a Efe el capitán mercante Rodolfo Vidal, de la Federación Internacional de Trabajadores de Transporte (ITF).

Los marineros quedaron abandonados en el buque Simphony I, de 173 metros de eslora, luego de la quiebra, en septiembre pasado, de la compañía griega Harmony Navigation que les empleaba.

La Prefectura Naval de Argentina intervino en el caso días atrás para hacer frente a la situación "desesperante" que atravesaban los tripulantes.

"Después de que el resto de los tripulantes regresaron a sus respectivos países, la Prefectura envió alimentos y dispuso de ocho personas para mantener al barco en condiciones seguras. Estos prefectos se encuentran en el buque con los dos marineros para afrontar cualquier problema", detalló Vidal, quien también interviene en el caso.

El barco está situado a unos 5 kilómetros del puerto de la ciudad de La Plata, vecina a Buenos Aires, pero hasta al momento no está previsto que naveguen a la costa, lo que permitiría a los marineros "pisar tierra después de varios meses", apuntó el sindicalista.

"Existen varios inconvenientes, entre ellos, que la mayor parte de los puertos son privados y no quieren recibir un barco de una empresa quebrada que no va a pagar por permanecer allí", indicó.

La Justicia argentina ha dispuesto el embargo y la interdicción del buque mercante por falta de pagos e incumplimientos de la armadora griega, que se declaró en bancarrota al perder un juicio millonario con una entidad financiera.

La embarcación se dirigía a buscar un cargamento de aceite de soja en el puerto de San Lorenzo sobre el río Paraná, en la provincia argentina de Santa Fe.
Opiniones (0)
22 de septiembre de 2017 | 00:00
1
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 00:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'